Queda poco tiempo para que ahorres en la declaración de la renta: esto es lo que puedes hacer antes de que acabe el año para pagar menos impuestos

Pareja haciendo la declaración de la renta
Getty
  • La declaración de la renta correspondiente al ejercicio de 2021 se entrega durante la primavera de 2022, pero si quieres ahorrar en impuestos debes darte prisa.
  • Así puedes ahorrar dinero haciendo aportaciones al plan de pensiones y vendiendo acciones para compensar pérdidas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Queda poco tiempo para que ahorres en la declaración de la renta.

Este trámite con Hacienda se llevará a cabo durante la primavera de 2022, pero debes tener en cuenta que todo lo que hagas ahora en materia económica o de impuestos tendrá su repercusión.

El límite para ahorrar en la próxima declaración de la renta es claro: el 31 de diciembre de 2021. A partir de entonces, lo que hagas en este sentido te servirá para la renta de 2023.

Si quieres ahorrar en la próxima declaración de IRPF te quedan algunas opciones, como la compensación de pérdidas de las inversiones o las aportaciones al plan de pensiones. 

A continuación, se muestra todo lo que debes hacer ahora en la venta de acciones y con tu plan de pensiones para conseguir el ansiado ahorro.

Aportaciones al plan de pensiones

Esta es una de las alternativas más frecuentes a la hora de ahorrar algo de dinero en la declaración de la renta.

El dinero que aportes al plan de pensiones se va a descontar de tu base imponible, es decir, es como si hubieras ingresado menos dinero a lo largo del año.

Durante 2021, las aportaciones a los planes de pensiones están limitadas a 2.000 euros. A partir del 1 de enero de 2022, la cantidad máxima se reduce a 1.500 euros anuales.

Esto hace todavía más recomendable que aproveches la ventaja fiscal este año, pues en 2022 tendrás que deducirte menos dinero por este concepto.

Compensa las pérdidas de tus inversiones

Otro método interesante es el de compensar las pérdidas y ganancias patrimoniales. Esta opción hace que pagues impuestos sólo sobre las ganancias reales de tus inversiones.

La base imponible del ahorro se divide en 2 conceptos: los rendimientos del capital mobiliario y las ganancias y pérdidas patrimoniales.

Estos grupos tributan por tramos en la declaración de la renta: desde un mínimo del 19% para los beneficios inferiores a 6.000 euros hasta un máximo del 26% si los beneficios están por encima de los 200.000 euros.

Según explica 20 minutos, un ejemplo práctico sería el de un inversor que ha tenido que vender acciones debido a su caída de valor y que ha terminado perdiendo 2.000 euros.

Este inversor puede vender las acciones con un beneficio de hasta 2.000 euros sin tener que pagar impuestos por ello.

Eso sí, la venta de acciones ha de llevarse a cabo antes de que llegue 2022, de lo contrario esto sólo va a contar para la declaración de la renta de 2023.

En el caso de que esta venta de acciones o depósitos se haga por encima del valor de las pérdidas también es posible ahorrar dinero.

Tomando el mismo ejemplo, un inversor cuyas acciones caen hasta 2.000 euros y obtiene un beneficio de 4.000 euros al venderlas, puede compensar hasta 1.000 euros.

Esto se debe a que Hacienda permite compensar las pérdidas obtenidas hasta en un 25% y durante los 4 ejercicios fiscales posteriores.

Es decir, todavía estás a tiempo de compensar las pérdidas que tuviste hasta el ejercicio de 2017.

Otros artículos interesantes:

12 formas de obtener un dinero extra en 2022 sin necesidad de dejar tu trabajo

7 impuestos que debes pagar a Hacienda antes del 22 de noviembre

¿Cuándo ingresa Hacienda la devolución de la declaración de la renta 2020?

Te recomendamos