¿Cómo es un beso en la realidad virtual? Estos investigadores han sido capaces de desarrollar esa sensación

VR beso

El metaverso. Últimamente, parece que todo tiene que ver con él. Un espacio virtual donde nada es imposible, un lugar que marcará nuestras vidas en el futuro, pronostican los gurús tecnológicos. Pero, ¿cómo es dar y recibir un beso en esa realidad virtual? ¿Es posible sentir algo similar simplemente llevando unas gafas y un mando? 

Todavía es pronto, pero parece ser que si. 

Un equipo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon en Estados Unidos, han desarrollado un casco de realidad virtual que recrea la sensación del tacto en la boca y alrededor de ella en la persona que lo lleva puesto.

Hasta el momento, sentidos como el tacto, el olfato y el gusto, son un auténtico quebradero de cabeza para los desarrolladores de esta tecnología, y se han centrado en el oído y la vista, debido a que su implementación es más sencilla. Por esta razón, este avance supone un gran paso para todo el universo digital del futuro. 

Nike, Gucci o Facebook ya tienen ofertas de empleo para el metaverso, lo que anticipa un gran potencial para ciertos tipos de nuevas profesiones virtuales

Los investigadores han utilizado unas gafas Meta Quest 2 a los que han añadido unos transductores ultrasónicos que se concentran en la boca del usuario. 

Este dispositivo no necesita de un accesorio adicional y gracias a ellos crean la sensación del tacto en los labios, los dientes e incluso en la lengua, siempre y cuando el usuario tenga la boca abierta.

En un vídeo publicado por el grupo de investigación Carnegie Mellon University’s Future Interfaces Group que han sido los encargados de desarrollar esta tecnología, muestran a una usuaria de este caso de realidad virtual con los transductores ultrasónicos.

La usuaria aparece en diferentes escenarios, desde un bosque donde al atravesar una tela de araña esta se le queda pegada a la boca y ella lo siente, hasta una escuela donde es capaz de inclinarse a beber agua y sentir como el chorro de la fuente le moja los labios.

Obviamente, ni la tela de araña ni el agua le toca literalmente a la usuaria, pero los rayos ultrasónicos consiguen engañar al cerebro. Al final, la realidad virtual consiste prácticamente en eso, que el cerebro crea que lo que percibe es real.

Quizá todavía es pronto para saber qué se siente al besar a alguien en el metaverso. Pero este primer avance sirve para hacernos una idea de cómo pueden ser las relaciones sociales dentro de 15 o 20 años.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: MetaversoTrending, Ciencia, Tecnología, Facebook