Cómo la cafeína puede mejorar tu rendimiento deportivo y cuándo tomarla para potenciarlo

café escaladora

Getty Images

  • La cafeína es una de las sustancias naturales con mayor evidencia científica para mejorar el rendimiento deportivo. 
  • Puedes consumirla antes de un entrenamiento de resistencia o alta intensidad ya que reducirá la sensación de fatiga, activará tu Sistema Nervioso Central y te mantendrá más enfocado.

Quizás no lo habías pensado pero ese impulso que tomas por la mañana para afrontar el día en forma de café, también podría ayudarte en otros aspectos como tu entrenamiento.

Sí, algo tan simple como un café puede mejorar tu rendimiento deportivo. Y es que según el Australian Sport Institute (AIS) la cafeína es uno de los mejores productos y con mayor evidencia científica para ello. 

La cafeína hace que disminuyas la percepción de fatiga, permitiendo mantener la actividad a una intensidad superior durante un periodo más largo, estimula el Sistema Nervioso Central, aumentando la capacidad de alerta, concentración, tiempo de reacción y memoria.

Además mejora el reclutamiento de unidades motoras (las motoneuronas y sus fibras) potenciando la activación muscular, reduce el dolor muscular asociado al entrenamiento y facilita la movilización de grasa aumentando su oxidación durante la actividad física.

Es decir, es un chute de energía que puedes utilizar sin riesgos para llevar tu entrenamiento al siguiente nivel en esos días en los que no puedes explotar tus capacidades como te gustaría.

¿Necesito suplementos con cafeína?

Claro que no, puedes tomar alimentos donde la cafeína se encuentre naturalmente presente como el café, distintos tipos de té o el chocolate negro. 

Dependerá de tus gustos personales y lo que mejor encaje contigo. También puedes encontrarlo en bebidas energéticas, pero es cierto que suelen estar azucaradas o ser menos saludables y más pobres a nivel nutricional.  

Su consumo idóneo son unos 3-6 mg por kilo de peso corporal, es decir si pesas 70 kilos serán unos 200-400 mg, siempre es mejor comenzar por la dosis más baja y evaluar cómo te afecta para medir en base a eso la dosis adecuada para ti. Como referencia un café expreso aporta unos 100 mg.

La cafeína se absorbe rápidamente en el estómago y producirá su pico pasados los primeros 30-45 minutos tras su ingesta en ayunas, si se ingiere con otros alimentos puede ser en torno a los 90 minutos.

Piensa que, aunque actúe de manera tan inminente, su efecto se mantendrá durante horas, por lo que no es recomendable que te excedas porque podría interferir en tu descanso y posterior recuperación.

Recuerda que, como cualquier estimulante, puede tener efectos que no sean deseados para ti, según en el momento en el que te encuentres. Por ejemplo, la cafeína está contraindicada si estás pasando por un momento de ansiedad

Puede elevar el ritmo cardíaco, perjudicar la coordinación y técnica, generar temblores e insomnio, por lo que si no te sienta bien, puedes encontrar otra manera de potenciar tu entrenamiento sin ella con ayuda profesional.

 

Otros artículos interesantes:

Cómo escoger un buen programa de entrenamiento en casa, según el consejo de los entrenadores

7 claves para hacer deporte en otoño e invierno y mantener la motivación en estas épocas del año

Este es el tiempo que dura el café antes de ponerse malo

Te recomendamos