Cómo calcular cuánto vale tu coche para Hacienda en caso de que quieras venderlo

8 consejos para alquilar coche y no llevarte sorpresas

Pixabay.

  • Cuando se produce una venta de un coche de segunda mano, hay que pagar los impuestos correspondientes.
  • Hay que tener cuidado con la valoración que se haga del vehículo, porque de ella depende el impuesto que se habrá que pagar.
  • Hacienda dispone de sus propios criterios para que el contribuyente abone lo que establezcan sus tablas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando compras o vendes un vehículo de segunda mano, debes declarar esta operación a Hacienda. En concreto, cuando adquieres un vehículo deberás pagar el correspondiente Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, mientras que si lo vendes tendrás que tributar en el IRPF.

El Impuesto de Transmisiones Patrimonial es un tributo que está cedido a las comunidades autónomas, que son las que lo gestionan y determinan su cuantía, siempre dentro de los límites que marca la norma general.

Este depende del valor del coche. Sin embargo, el fisco no siempre conoce el valor por el que se ha realizado la transacción, dispone de sus propios criterios para valorar el vehículo. Te explicamos cómo calcula Hacienda cuánto vale tu coche en estos casos.

Leer más: 11 coches vintage que son una buena inversión

Cuánto vale tu coche para Hacienda

El artículo 57 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, establece que uno de los medios para calcular del valor venal del coche (es decir, el valor de compra de un vehículo con las mismas características y antigüedad que el coche que se va a vender), son unas tablas publicadas por Hacienda.

En ellas se especifica la marca y el modelo del coche, el año de fabricación y otras características técnicas del vehículo, como su potencia o cilindrada. De aquí saldrá el valor que Hacienda considera que tiene que tener este vehículo en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Leer más: 11 preguntas que debes hacer al comprar un coche de segunda mano

A este valor habrá que aplicarle un coeficiente de ajuste en función de los años de antigüedad que tenga el coche. Se trata de un porcentaje de depreciación que depende del número de años que hayan transcurrido desde la primera matriculación. Son los siguientes:

Antigüedad

Porcentaje

Hasta 1 año

100%

De 1 a 2 años

84%

De 2 a 3 años

67%

De 3 a 4 años

56%

De 4 a 5 años

47%

De 5 a 6 años

39%

De 6 a 7 años

34%

De 7 a 8 años

28%

De 8 a 9 años

24%

De 9 a 10 años

19%

De 10 a 11 años

17%

De 11 a 12 años

13%

Más de 12 años

10%

 

Ejemplo de valoración de vehículo

Imagina que quieres vender un Alfa 155 1.7 que tiene 10 años y medio de antigüedad. Para Hacienda, según sus tablas, este coche tiene un valor de 9.700 €. Y como tiene más de 10 años y menos de 11, tendrás que aplicarle un 17% de porcentaje.

Es decir, el valor que habrá que declarar ante Hacienda en el modelo 620 será de 1.649 €. Una vez calculado, tendrás que aplicarle el tipo impositivo que establezca la comunidad autónoma correspondiente. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, donde el tipo impositivo es del 4%, la cuota tributaria en este supuesto sería de 65,96 € en este supuesto.

¿Cuánto debo declarar ante Hacienda al comprar un coche?

En la mayoría de casos, el valor que de las tablas suele ser inferior al de compra-venta. Y es que esas tablas son el valor mínimo que Hacienda estima que tiene el coche a efectos fiscales. 

A partir de ahí, la transmisión final del vehículo puede ser por un precio mayor o menor. Cuando el precio es mayor, dependerá de cada comunidad autónoma la cuantía que debes poner. Hay algunas, como Madrid, que claramente indican que el valor a efectos del Impuesto de Transmisiones será el mayor de ambos.

Sea cual sea el resultado, lo mejor es declarar el impuesto según las tablas proporcionadas por Hacienda en el modelo 620, especialmente cuando se vende por un precio menor al de las tablas. De lo contrario, Hacienda puede realizar un procedimiento de comprobación de valor para reclamar al contribuyente la cantidad que falta.

Los impuestos en el IRPF por vender el coche

¿Qué pasa con la parte vendedora? En este caso tendrás que tributar en el impuesto de la renta por la ganancia patrimonial obtenida, como al vender cualquier otro producto de segunda mano. El valor del coche para Hacienda será el valor de venta y la ganancia patrimonial la diferencia entre el precio al que lo compraste y el precio al que lo vendes.

Lo más normal es que el resultado sea negativo. En otras palabras, que no hayas ganado dinero con la operación. Cuando esto ocurre, no habrá que pagar impuestos por la venta. Lo que tampoco se puede hacer es compensar esa pérdida patrimonial con otras ganancias como las que se obtienen en bolsa o con fondos de inversión. La razón es que Hacienda entiende que cuando la pérdida es debida al uso normal y al paso del tiempo, no cabe compensación.

LEER TAMBIÉN: Qué te conviene comprar de segunda mano y qué necesitas tener nuevo para ahorrar dinero

LEER TAMBIÉN: 10 sencillos trucos para ahorrar dinero que funcionan, incluso si eres un gran derrochador

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Motor
  2. Coches
  3. Dinero
  4. Finanzas personales
  5. Trending