Pasar al contenido principal

Cómo calcular tu patrimonio neto para poder seguir tu progreso financiero

Gestión-finanzas
GettyImages
  • Si hablamos en términos financieros, todos tenemos lo que se llama un patrimonio neto.
  • Es lo que te queda después de restar sus pasivos (lo que debes) de tus activos (lo que tienes).
  • Es nada más que el valor de todos tus activos (propiedades) menos la suma de tus pasivos (responsabilidades).
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si hablamos en términos financieros, todos tenemos lo que se llama un patrimonio neto. Es lo que te queda después de restar sus pasivos (lo que debes) de tus activos (lo que tienes).

No debe confundirse con los ingresos: eso es lo que ganas en tu puesto de trabajo y lo que declaras anualmente a la agencia tributaria. Puede ser negativo o positivo, grande o pequeño. Es nada más que el valor de todos tus activos (propiedades) menos la suma de tus pasivos (responsabilidades).

Entonces, el patrimonio neto es igual al valor de todo lo que posees (casa, coche, dinero en efectivo, etc.) menos tus responsabilidades (préstamos, impuestos sin pagar, deudas, etc.).

A modo esquemático, esta sería la fórmula:

El patrimonio neto = valor total de tus activos – valor total de tus pasivos

Leer más: Este es el dinero que debes ahorrar para jubilarte a los 40 años

Cómo calcular el valor de mis activos

Lo primero de todo, debes hacer una lista de todo lo que tienes y lo que tiene valor. Es decir, casa, coche, bicicleta, computadora, fondos en la cuenta bancaria, etc. Al lado de cada una de estas cosas, has de anotar el valor de mercado que tienen actualmente.

Esto es importante porque es el precio en que puedes vender lo que sea de tu propiedad en este momento. No importa por cuanto lo compraste en el pasado y tampoco depende si la tiene un valor sentimental para ti.

Simplemente lo relevante es lo que se paga en el momento en el que se desea vender.

Por ejemplo, si hace cinco años compraste un coche nuevo por 20.000 euros, ahora su valor puede ser de 6.000 euros o menos. Es mejor que no te engañes, porque tu patrimonio neto será correcto, solamente si pones el valor real de lo que tienes.

A modo de resumen, puedes incluir todo esto:

  • El valor de mercado de tu casa, si tienes.
  • El valor en efectivo de una póliza de seguro de vida permanente.
  • El saldo de cualquier plan de pensiones.
  • El saldo de cualquier depósito bancario.
  • El saldo de las cuentas de ahorro.
  • El saldo de cualquier cuenta corriente.

Victoria Torre, responsable de producto de Self Bank, expone que es recomendable que te abras una hoja de Excel para apuntar “todos los bienes de los que dispones”. Así te será más sencillo hacer el cálculo “de los activos actuales”.

Cómo calcular valor de mis pasivos

Una vez cuando has concluido de hacer el cálculo del valor de tus activos, es el momento para hacer lo mismo con tus pasivos. Piensa en todos los tipos de responsabilidades que tienes: créditos y deudas, que tarde o temprano tienes que pagar. Pero, igual que sucede con los activos de los que disponen, tienes que saber su valor en el presente.

Una forma de hacerlo es determinar cuánto dinero necesitas pagar hoy, si te gustaría pagar todas tus deuda de una sola vez. Por ejemplo, si al pagar 5.000 euros a tu entidad bancaria se anulará tu deuda, entonces has de anotar esa cifra.

Esto es lo que deberías incluir:

  • El saldo de cualquier hipoteca.
  • El saldo de un préstamo para un coche.
  • El saldo de un préstamo personal.
  • El saldo de un préstamo comercial.
  • El saldo pendiente en cualquier tarjeta de crédito.
  • Cualquier obligación tributaria pendiente.

La fórmula completa

Después de tener calculado el valor total de tus pasivos, hay solo una cosa más que hacer. Restar esta cantidad al valor total de tus activos.

Con todo, hay dos cosas importantes a tener en cuenta a la hora de calcular el patrimonio:

Es el mercado que valora cuánto valen nuestros activos: el valor actual de los activos es a menudo diferente de su valor en el momento de la compra. Los precios pueden variar con celeridad y tu no tienes posibilidad de actuación ante esta circunstancia.

Y además