Pasar al contenido principal

Cómo las casas de apuestas usan la inteligencia artificial para espiar y enganchar a los apostadores

Un jugador de póker mira su mano
Pixabay

La inteligencia artificial ya ha llegado a las casas de apuestas. Y no hablamos de algún algoritmo capaz de fijar en tiempo real la cuota más óptima para que la casa siempre gane ─elemento que ya existe─, sino de un sistema capaz de aprender de cada jugador para ofrecer apuestas personalizadas en función de su comportamiento, incluso si esas 'ofertas' pueden perjudicar al apostador.

Se trata de una estrategia muy sofisticada que llevan a cabo en las principales casas de apuestas y que tiene por objetivo enganchar a los apostadores, tal y como han relatado varios empleados y extrabajadores a The Guardian.

Así, los patrones de apuesta son analizados por una IA capaz de controlar el comportamiento futuro del apostador. "La industria está usando la IA para elaborar perfiles de los consumidores y predecir sus comportamientos con nuevas técnicas aterradoras. Cada click es analizado para optimizar el beneficio, no para mejorar la experiencia del usuario", comenta Asif, un exempleado de una casa de apuestas.

"He escuchado muchas veces a la gente preguntarse cómo es posible que les controlen con tanta precisión, y no hay nada que imaginar, porque todo se oculta en la letra pequeña", explica Asif.

No es publicidad, sino enganchar a los adictos

Por eso, quizás los intentos de la industria de las apuestas de justificar su éxito en sus anuncios y campañas comerciales quedan desmontados cuando los empleados desvelan que la mayor parte de sus esfuerzos se centran en bombardear a los adictos con ofertas personalizadas.

Y esto no sólo se reduce al propio entorno de la web de apuestas de turno, sino que esa letra pequeña permite a las casas analizar al detalle cada click y cada página vista por el usuario para optimizar aún más su oferta, que es lanzada a través de plataformas como Google o Facebook.

Por ejemplo, si un aficionado del Real Madrid que ha dado permiso a una casa de apuestas para rastrearle ─consciente o inconscientemente─ busca durante varias veces a la semana "Real Madrid" en Google, le aparecerán más a menudo ofertas personalizadas para apostar en el siguiente partido.

Leer más: El plan para que Europa pueda competir en inteligencia artificial contra China y Estados Unidos

"Una vez que alguien se da de alta en una plataforma de apuestas, ésta puede hacer lo que quiera" con sus datos, explica Brian, un miembro actual del equipo de marketing de una casa de apuestas. "Es como la ciencia, no son simples mensajes aleatorios, todo está personalizado y los perfiles de usuario se construyen a partir del comportamiento de los apostadores". 

En este sentido, resulta clave el uso de 'big data' procedente de terceros que las casa de apuestas usan aunque el usuario no lo sepa. El problema es que, en muchos casos, este tipo de 'ofertas' van dirigidas a quienes desarrollan problemas de adicción.

Unos 100.000 españoles, en riesgo de ser ludópatas

Se calcula que sólo en España hay unas 100.000 personas susceptibles de caer en la ludopatía, según se extrae del informe Percepción social sobre el juego de azar en España 2017, elaborado por Codere y la Universidad Carlos III el año pasado.

Mientras, este mismo lunes se desvelaba que el número de casas de apuestas online en España se sigue disparando desde que se legalizasen en 2006 y se permitiesen los espacios físicos para apostar en 2011

Ver ahora:

Tags:

Reino Unido

Te puede interesar