Se acabaron las dudas: la DGT explica cómo circular correctamente por una rotonda

Cómo conducir en una rotonda
Pixabay

¿Cómo se tiene que circular por una rotonda?

Es una pregunta típica en conductores novatos o en aquellos que se están sacando el carnet de conducir, pero muchos que tienen ya experiencia en carretera siguen con este tipo de dudas.

Por norma general, las rotondas tienen varios carriles, y las que son especialmente grandes pueden causar confusión o generar situaciones de peligro si el conductor no conoce las normas al detalle.

Si no se respetan las normas de circulación, ya sea por desconocimiento o por irresponsabilidad, se terminan provocando accidentes, y las rotondas pueden ser un buen caldo de cultivo para choques entre automóviles.

Leer más: Lo mejor y lo peor de Wible, el nuevo servicio de carsharing con coches híbridos enchufables disponible en Madrid

Debido a ello, la Dirección General de Tráfico suele recordar en sus canales de información las normativas que se deben aplicar al tomar una rotonda.

Así pues, si vas a circular por una rotonda debes seguir principalmente 3 normas:

  • Respetar a los que ya están dentro, esperando a tener hueco para entrar sin riesgo
  • Para salir hay que utilizar siempre el carril derecho, y si no es posible porque hay demasiado tráfico se debe esperar a que se pueda efectuar el cambio
  • Cada vez que hagas un cambio de carril hay que señalarlos con los intermitentes

Este último punto se hace muy importante: señalizando adecuadamente cada vez que se efectúa un cambio de carril el resto de conductores pueden llevar a cabo las maniobras precisas para evitar colisiones, frenazos o cambios bruscos de dirección.

Leer más: Car2Go, Emov, Wible y Zity: esto es lo que ofrece cada plataforma de coche compartido

Muchos accidentes se podrían evitar siguiendo estas 3 normas básicas, ya que son la forma correcta de conducir en una rotonda o glorieta.

Cómo circular en una turboglorieta

No todas las rotondas son iguales, y el caso de las turboglorietas puede causar todavía más confusión en los conductores, sobre todo en los que no acostumbran a tomar este tipo de rotondas.

En otros países europeos son más habituales, pero a España las turboglorietas llegaron hace unos años y todavía hay quien considera las rotondas un elemento extraño.

La Dirección General de Tráfico también explica cuál es la forma correcta de conducir por una turborotonda. La principal medida es igual que en cualquier glorieta: los que ya están circulando tienen preferencia sobre los que quieren acceder.

Sin embargo, en cada carril de una rotonda de este tipo el tráfico se encauza hacia diferentes salidas, esto significa que no es posible completar la plaza por el carril exterior.

De nuevo, se hace imprescindible señalizar correctamente cada desplazamiento, y por supuesto permanecer atento a la señalización del resto de vehículos. La existencia de líneas continuas consigue que la conducción resulte más sencilla desde la entrada.

LEER TAMBIÉN: Tengo 10.000 euros ahorrados... ¿qué puedo hacer con ellos?

LEER TAMBIÉN: 6 cosas que hacer con tu dinero que te situarán a años luz de tus amigos

LEER TAMBIÉN: 9 señales que pueden anticipar que te quedarás sin dinero en tu jubilación

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Seguridad vial
  2. Motor
  3. DGT
  4. Top