Si te pasas con la comida y quieres lograr comer menos, prueba este sencillo truco revelado por un experto en nutrición

Comer mucha comida
  • Si eres de los que come como un pavo hay muchas e importantes razones para empezar a dejar de hacerlo.
  • Comer despacio te ayudará a tener mejores digestiones, mayor control de los niveles de glucemia y también te hará comer menos durante las comidas.
  • Sobre esto último, el médico y experto en nutrición Vincent Candrawinata ha revelado a Sky News un sencillo truco con el que lograr ingerir menos calorías comiendo más despacio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comer rápido no es un hábito nada saludable. Aunque que lo de ingerir comida de forma acelerada, delante del ordenador o mientras trabajas te parezca algo normal, pero lo cierto es que existen muchas razones para dejar de hacerlo.

Como advierten los expertos en alimentación y salud, comer deprisa es una mala costumbre que puede derivar en ganancia de peso y problemas digestivos.

Así una de las consecuencias de ingerir comida de manera acelerada es tener que padecer digestiones más pesadas. Cuando se come de forma rápida, los alimentos no se mastican lo suficiente y pasan al estómago sin haber sido triturados convenientemente.

También favorecerá los gases o incluso peor, el riesgo de atragantamientos.

Por otro lado, como resaltó anteriormente la nutricionista y doctora Carla Magdas, "comer deprisa hará que comamos más cantidad", lo que repercutirá en mayores probabilidades de engordar.  

Esto se debe a que con ello se tiene una menor conciencia de lo que se come y como consecuencia se tiende a tardar más en percibir una sensación de saciedad. 

Cómo ingerir menos calorías comiendo más despacio

comer pasta

Getty Images

La misma advertencia ha dado recientemente en el medio australiano Sky News el médico e investigador en el área de Alimentación, Salud y Nutrición, Vincent Candrawinata, donde ha revelado cómo comer más despacio pude ayudar a perder peso.

“Nuestro cuerpo es una máquina compleja y puede llevarle tiempo que las señales de hormonas mecánicas lleguen al cerebro desde el estómago y nos digan que estamos llenos”, afirma Candrawinata.

El truco sencillo para ingerir menos calorías se basa en comer menos en los primeros 15 a 20 minutos de la comida para que tu cuerpo tenga tiempo suficiente para alertar al cerebro de que está lleno. —Este es el tiempo que tardan las hormonas que regulan el apetito y la saciedad (grelina y leptina) en dar el aviso de que estás ingiriendo energía (comida) y estás lleno—.

Si comes muy rápido durante los primeros 10 minutos de tu comida, es más probable que ingieras un exceso de alimentos. Es decir estarás dando a tu cuerpo más calorías de las que puede que necesite, porque en dicho periodo tu cerebro aún no se ha percatado de que estás alimentándote y ya tienes suficiente. Lo que a la larga puede hacer más complejo controlar la ganancia de kilos.

No es el único motivo para poner en práctica este consejo de tragar más despacio al menos durante los primeros 20 minutos de comida.

"Comer demasiado rápido no solo significa que seguimos comiendo antes de que nuestro cerebro comprenda que estamos llenos, sino que también provoca mayores fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre, lo que puede provocar resistencia a la insulina", advierte el experto.

Al comer tu cerebro también envía al páncreas un aviso para que segregue insulina capaz de metabolizar los nutrientes y convertirlos en glucosa, que a su vez se transformarán en la energía necesaria para nuestro organismo.

Comer muy rápido puede hacer que "este intercambio de mensajes se altere", como resalta Lina Robles, jefa del Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital Universitario La Zarzuela. Algo que de ser habitual puede terminar dañando el metabolismo de la glucosa de forma permanente. Un problema que puede favorecer  enfermedades como "la obesidad y la aparición de la diabetes tipo 2".

Por ello el doctor Candrawinata insta a las personas a "disfrutar" y "saborear" la comida masticando cada bocado al menos 30 veces.

Las investigaciones han demostrado que cuando las personas pasan el doble de tiempo masticando los alimentos, reducen su consumo  de comida en un 15%.

Otros trucos para lograr comer más despacio incluyen hacerlo acompañado, tomar alimentos que sean más complejos de masticar o beber agua antes y después de las comidas.

La deshidratación puede confundirse con hambre, por lo que beber entre bocado y bocado no solo evitará que comas sino que también puede ayudar a saciarte.

Otros artículos interesantes:

5 consejos sobre pérdida de peso que debes dejar de seguir ahora mismo, según una dietista

4 trucos realmente sencillos para ayudarte a comer más despacio, según los consejos de una nutricionista

9 consejos para ayudarte a controlar tu apetito si ves que está fuera de control

Te recomendamos

Y además