Me convertí en mánager sénior de EY con 28 años: 3 consejos para ascender en una consultora y por qué en mi caso decidí renunciar

Mujer frente a un ordenador

Getty

  • Durante 8 años trabajó para ascender constantemente en una misma empresa, nunca se conformaba con el puesto.
  • Ahora habla en TikTok de cómo ascender con la libertad de saber que nunca más se dedicará a la consultoría.

Este artículo se basa en una traducción de una conversación con Ayomi Samaraweera, una exgerente senior de EY y creadora de TikTok que habla sobre la consultoría para 12.900 seguidores. 

ascenso

Me ascendieron a alta directiva en Ernst and Young con solo 28 años, después de trabajar allí durante 7 años. Había invertido mucha energía y tiempo en esta empresa —8 años en total, para ser exactos— trabajando para conseguir ascensos.

Pero mirando hacia atrás, nunca estuve satisfecha con ellos. Me esforcé al máximo para conseguir mi título de gerente superior. Cada vez que conseguía un ascenso, había un breve momento de felicidad justo después de recibir la noticia, y luego volvía a centrarme en el siguiente. Los ascensos nunca eran suficientes para mí.

Entonces tuve una revelación a finales de 2019. Todos los años, recibíamos notificaciones sobre cuántas noches de hotel nos habíamos alojado y cuántos vuelos habíamos cogido. Ese año había cogido 99 vuelos y había pasado más de 130 noches de hotel. Y no estaba orgullosa de ello. No pude disfrutar de mi casa en Nueva York y ni tuve vida personal.

Y mi vida laboral tampoco era glamurosa. No volaba en clase preferente ni me alojaba en hoteles de 5 estrellas.

Cuando llegó la pandemia, decidí que quería llevar mi vida en otra dirección. Dejé la consultoría y me incorporé a TikTok, primero como responsable de comunicación corporativa y luego como jefa global de comunicación interna.

Hoy soy la jefa de personal del presidente de Jellysmack, una empresa en la que detectamos y desarrollamos a los creadores de vídeo. Nuestro equipo trabaja con cada creador individual para optimizar su contenido, hacer crecer sus canales y maximizar sus ganancias.

Como creadora de TikTok con 12.900 seguidores, recibo muchas preguntas de la gente sobre cómo conseguir un trabajo o ascender en la consultoría.

He empezado a asesorar a la gente los fines de semana de forma gratuita, lo cual es genial porque mi parte favorita de la consultoría era ser consejera y mentora de compañeros más jóvenes.

 

No hay mucha gente que hable de la consultoría en plataformas como TikTok. Cuando empecé a publicar sobre ello, a principios de este año, me sentí de las únicas. Y creo que eso se debe a que puede ser realmente intimidante hablar de ello, especialmente si trabajas para una gran empresa. 

Por eso, la consultoría es un sector difícil de conocer. Pero como he tomado la clara decisión de no incluir la consultoría en mi futuro laboral, me alegra compartir la verdad: lo bueno, lo malo y lo feo. 

Ahora que estoy fuera del sector, puedo ver lo extraño que es el proceso de promoción. Básicamente, tienes que dirigir una campaña interna de relaciones públicas para defenderte y abogar por tu propio ascenso. 

En EY, se te asigna lo que se llama un "consejero de carrera", es decir, alguien 2 niveles por encima de ti que se encarga de ayudarte a luchar por tu futuro. 

Te reúnes con él una vez al mes para repasar tu rendimiento y recibir consejos para pasar al siguiente nivel. Al final del ciclo de revisión del rendimiento, los líderes de EY se sientan alrededor de una mesa y su consejero le propone su ascenso durante unos 5 minutos. 

Si quieres causar la mejor impresión posible a tu consejero y a los líderes de tu empresa, aquí tienes mis consejos para prepararte para un ascenso.

1. Consigue la aprobación de tus compañeros de trabajo antes de la reunión

En algunos casos, solo asciende una persona de cada 20, por lo que la competencia es muy dura. 

Todos los miembros de la mesa deben conocer tu historia y apoyarte en tu ascenso antes de la revisión. De antemano, organiza charlas de café con varios gerentes, socios y directores con los que trabajes para mostrarles en qué has estado trabajando y pedirles consejo sobre cómo mejorar. 

Muchas veces, solo preguntaría: "¿dónde crees que hay lagunas en mi caso de promoción?". 

2. Deja que los comentarios de tus clientes y tus logros hablen por sí mismos

La consultoría es una industria predominantemente masculina, y todavía hay algunos dobles estándares. Por ejemplo, quieres hablar por ti misma sin que te tachen de agresiva. Quieres vestir de forma profesional y no "distraer". Es una línea que desafortunadamente tuve que pisar. 

Tenía 27 años cuando empecé mi campaña para ser ascendida a directora. Los comentarios que recibí fueron que parecía muy joven y que había algunas dudas sobre si los clientes confiarían en mí. Fue un algo realmente impactante y frustrante porque no lo podía cambiar o mejorar de ninguna manera. 

A pesar de mi aspecto joven, tenía un gran número de testimonios de clientes. Así que invité a los socios a reunirse con mis clientes y ver cómo trabajaba con ellos. Eso mitigó sus preocupaciones. Fue un aro extra por el que tuve que pasar.

3. Establecer dos tipos de relaciones

Me mudé mucho a nivel internacional y, en cierto modo, eso hizo que la consultoría fuera más difícil porque era como empezar de cero cada vez. En la consultoría, dependes de personas más veteranas para que te arrastren a proyectos que te ayuden a ascender. 

Cuando me mudé a Dubái en 2016, tuve la suerte de conocer a un socio que pudo ponerme al día rápidamente. Pero no tenía conexiones a mi nivel y tuve que reconstruir por completo mi reputación. 

Pienso en la consultoría como un negocio de relaciones y es muy importante tener 2 grupos de personas:

  • Necesitas gente que te defienda: No hay nada más fuerte que otra persona que abogue por ti, y estas son las personas que tendrán que ver con que te asciendan o no. Puedes alimentar estas conexiones estando disponible las 24 horas del día para lo que necesiten.
  • Necesitas amigos: También creo que es muy importante conectar con las personas que son tus compañeros y tus subalternos. 

Pasas más tiempo con tu equipo que con tu familia porque estás de viaje de lunes a jueves. Pude mantener la consultoría durante tanto tiempo porque tenía un equipo increíble con el que trabajaba y que ahora son mis amigos de toda la vida. 

Pero sigo pensando que hay que priorizar el crecimiento personal sobre el cambio de puesto.

Aunque trasladarme al extranjero me frenó en algunos aspectos, en retrospectiva aceptaría el trabajo internacional al 100%. Esa experiencia demostró que tenía una mentalidad global, y ahora que he dejado la consultoría, me ha ayudado a encontrar más oportunidades de trabajo. 

Creo que la gente suele perder de vista el motivo por el que persigue los ascensos. Muchos solo quieren ascender lo más rápido posible y se olvidan de pensar en las cosas que les importan, como trabajar con clientes interesantes o en lugares interesantes, pero hacer cosas así te preparará para una mejor carrera en general, ya sea en la consultoría o no.

Otros artículos interesantes:

5 habilidades de las personas inteligentes que te llevarán al éxito, según un experto de Harvard

Adiós al sueño de trabajar en Goldman Sachs: estoy en un pequeño banco de inversión y soy la envidia de todos

Emprender en un mundo de hombres: he lanzado una compañía independiente de música que trabaja con Julieta Venegas o Mónica Naranjo, ya está en todo el mundo y factura 40 millones de euros

Te recomendamos