Cómo construir una empresa sostenible y rentable

prosegur sostenible
  • Las empresas que vinculan la sostenibilidad a su ADN son el 21% más rentables.
  • Compañías como Prosegur han convertido la sostenibilidad, en todos sus ámbitos de actuación, en un elemento prioritario de su estrategia de negocio.
  • En 2021, la compañía de seguridad ha actualizado su Política de Sostenibilidad y aprobado su Plan Director. Adicionalmente, Prosegur y Prosegur Cash han sido las primeras compañías en recibir la certificación de Buen Gobierno Corporativo de AENOR y lo hacen con la máxima calificación: G++.

Hace tiempo que las estrategias de las empresas dejaron de ligarse exclusivamente a unos cuantos objetivos económicos. Ahora también se habla de otros vinculados a la sostenibilidad, en cuestiones como alcanzar el cero neto, preservar los derechos humanos o promover la transparencia en todas las áreas de la compañía. La ética y la responsabilidad han ganado terreno en los cimientos sobre los que las empresas dirigen sus actividades. 

Razones no faltan para potenciar la sostenibilidad en una empresa. Hacerlo resulta muy útil para identificar riesgos —y ponerles solución cuanto antes—, atraer y retener talento, reforzar su relación con los distintos grupos de interés o incluso aumentar su rentabilidad. De hecho, Accenture y el Foro Económico Mundial aseguran que las empresas que vinculan la sostenibilidad a su ADN son el 21% más rentables que las que no lo hacen.

Más allá de los réditos financieros, apostar por la sostenibilidad desde el corazón de una empresa supone aceptar su papel en la sociedad y transmitir sus valores de manera efectiva. Algo que solo se puede lograr si se ponen la ética y la responsabilidad por delante. Este es el caso de Prosegur, una compañía que concede una importancia capital a construir un futuro sostenible, en el cual la innovación tiene un papel fundamental.

La importancia del buen gobierno corporativo

Las compañías tienen algunas herramientas que les ayudan a guiarse en su compromiso con la sostenibilidad. Una de ellas tiene que ver con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que ha promulgado la ONU y que el 78% de las compañías españolas ya menciona en sus informes, según PwC. La otra son los criterios ESG (medioambientales, sociales y de buen gobierno), que permiten medir y calificar cómo de sostenible es una compañía.

Precisamente el gobierno corporativo de Prosegur y Prosegur Cash ha recibido recientemente la certificación del del Índice de Buen Gobierno Corporativo emitida por AENOR. Se trata de las primeras compañías en lograr esta acreditación, desarrollada sobre una serie de métricas estandarizadas para medir el grado de cumplimiento en buen gobierno. Ambas han alcanzado la calificación máxima otorgada por AENOR: G++.

Alcanzar esta calificación responde al compromiso de Prosegur y Prosegur Cash con cinco pilares fundamentales para su desarrollo: independencia; transparencia; protección al accionista minoritario; efectividad y eficiencia; e integridad.

La compañía considera que una buena gobernanza asegura una adecuada toma de decisiones en la estrategia global, actúa como herramienta de control sobre el correcto desempeño de las funciones y responsabilidades de la dirección, y vela por el cumplimiento normativo a todos los niveles de la organización. Todo esto la ha llevado a poner en marcha varias iniciativas que no solo certifican esos niveles, sino que también le ayudan a identificar posibles áreas de mejora. 

La ética, en el centro

Alcanzar el modelo de negocio más sostenible solo es posible si la ética está en el centro. En este sentido, Prosegur ha aprobado su propio Plan Director de Sostenibilidad, que se estructura en cuatro grandes áreas: ética, transparencia y gobernanza; medioambiente; personas y trabajo seguro. 

Otro de los pasos que ha dado la compañía en este ámbito es su adhesión a Forética, la organización referente en sostenibilidad y responsabilidad social empresarial en España. Una alianza que ayudará a Prosegur en su objetivo de elevar los estándares actuales en el sector de la seguridad privada como compañía de referencia, así como de promover la justicia, la igualdad, el cuidado del medioambiente y la resiliencia.

Para mostrar su compromiso con la sostenibilidad, Prosegur ha anunciado ya algunos objetivos concretos, como alcanzar la neutralidad en carbono antes del año 2040, diez años antes de lo que marca el Acuerdo de París. Un plan que arranca con la compensación de la huella de sus operaciones en Europa y que se extenderá gradualmente al resto del mundo en los próximos años.

Transformar el sector

Junto a la evolución del propio modelo de negocio, las empresas tienen una importante responsabilidad en el avance del sector en el que operan. La transformación digital es una valiosa palanca para desarrollar ambos. En el caso de Prosegur, además, se alinea perfectamente con su objetivo de hacer del mundo un lugar más seguro.

En este sentido, la transformación digital de Prosegur ha recibido recientemente el impulso del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que financiará con 57,5 millones de euros este proceso. 

Gracias a este apoyo, la compañía desarrollará una plataforma denominada GenzAI para generar nuevos servicios basados en tecnologías como la inteligencia artificial, la automatización de procesos, el internet de las cosas o blockchain. Todos estos avances se traducirán en aplicaciones para seguridad corporativa y residencial, ciberseguridad, gestión de efectivo o externalización de procesos.

El propio Plan de Innovación y Transformación Digital de la compañía busca mejorar constantemente sus procesos, desarrollar operaciones más eficientes y ganar la flexibilidad que requiere un contexto tan cambiante como el actual. 

Todos ellos son pasos imprescindibles para alcanzar la sostenibilidad, junto a otras actuaciones como la implementación de soluciones sostenibles que mejoren la eficiencia energética de las propias instalaciones de Prosegur, así como el apoyo a startups para que participen en su programa de innovación.

La sostenibilidad es el camino que cada vez más empresas eligen para desarrollarse. Abrazar su responsabilidad con la sociedad y con el planeta es la mejor manera que tienen para salir adelante. Un concepto que Prosegur no solo ha entendido, sino que ha decidido incorporar a su propio ADN.