Las diferentes formas en que la contaminación lumínica afecta a la calidad del sueño y aumenta el riesgo de contraer enfermedades

contaminación lumínica
NASA
  • Según un estudio del Instituto de Salud Mental de Estados Unidos, la contaminación lumínica aumenta la probabilidad de sufrir trastornos mentales y reduce el sueño. 
  • Los investigadores utilizaron los datos de los satélites para medir los niveles de luz por bloques censales y los compararon con las respuestas a los cuestionarios de adolescentes de entre 13 y 18 años.
  • Otras investigaciones apuntan a que el descenso de la cantidad de melatonina provoca un aumento del riesgo de contraer cáncer de mama y de próstata.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La contaminación es el uno de los grandes problemas del planeta, pero no solo se trata de la gestión de residuos. Un reciente estudio publicado en la revista JAMA Psychiatry, ha alertado que en los lugares de Estados Unidos donde la luz artificial nocturna al aire libre es más brillante los adolescentes duermen menos y tienen más probabilidad de contraer enfermedades mentales.

Los investigadores utilizaron los datos de los satélites para medir los niveles de luz por bloques censales y los compararon con las respuestas a los cuestionarios de adolescentes de entre 13 y 18 años. En total, se cruzaron los datos de más de 200.000 regiones censales y 10.123 tests. 

Los resultados rebelaron que en las áreas donde la contaminación lumínica era mayor, los adolescentes se acuestan 29 minutos más tarde y duermen 11 minutos menos. Esto se traduce en una mayor probabilidad de sufrir ansiedad o trastornos de estado de ánimo como puede ser la depresión o la bipolaridad. 

Leer más: Esto es lo que le hace a tu cuerpo y a tu cerebro mirar fijamente una pantalla durante todo el día

La ciencia apenas ha estudiado las consecuencias de la luminosidad, por ello, el objetivo del estudio era averiguar la influencia de la contaminación lumínica en los patrones de sueño y en el comportamiento de las personas. "Es probable que sea un objetivo importante para la prevención e intervenciones en la salud de los adolescentes", afirmaba la directora del estudio, Kathleen Merikangas, en una entrevista con el medio Elemental. 

Los datos de la investigación fueron recopilados entre 2001 y 2004, pero Merikangas cree que sus hallazgos serían aún más significativos con el aumento de la contaminación lumínica de los últimos años.

La subdirectora de la investigación en Epidemiología Genética del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos también opina que los efectos pueden extrapolarse a los adultos, aunque los jóvenes "pueden ser más susceptibles". 

Arruinando nuestro ritmo

Según apuntan los científicos, dentro de todas las personas hay un reloj biológico adaptado al ciclo de 24 horas del día y de la noche. La aparición del anochecer y luego la oscuridad desencadena la liberación de melatonina, una hormona que nos ayuda a dormir. La luz brillante suprime la melatonina.

Cuando se alimenta adecuadamente con señales naturales, este ritmo circadiano, como se le llama, se muestra cuándo estás cansado o cuando estás en alerta. Pero el reloj interno no es perfecto, de ahí los noctámbulos. 

Sin embargo, las noches son cada vez más brillantes. Según un estudio de 2016, un tercio de la población no puede ver la vía láctea. En Europa y Estados Unidos el porcentaje crece enormemente, el 99% de la población vive bajo cielos con contaminación lumínica.

Leer más: 26 tipos de contaminación que puedes encontrar todos los días y que pueden dañar tu salud

En el mapa interactivo creado por World Atlas o en el Nasa Blue Marble Navigator puedes observar este hecho en tu domicilio.

Además, los ojos humanos son particularmente sensibles a la luz azul de longitud de onda corta, común en las pantallas actuales y cada vez más presente en la iluminación exterior de la ciudad. 

Insomnio y cáncer 

Las patologías provocadas por una alta contaminación lumínica va más allá de lo apuntando por el instituto norteamericano. Según una investigación publicada en el Journal of Clinical Sleep Medicine, las personas mayores que residen en zonas más contaminadas sufren más insomnio. En la misma línea se muestran los resultados de una encuesta realiza en 2016 en Estados Unidos que revelaba un aumento del insomnio entre las zonas de mayor luz artificial.

También hay una conexión entre el cáncer y el impacto de las luces nocturnas. Según un estudio de 2017 de la revista Environmental Health Perspectives, las mujeres con mayor exposición a la contaminación lumínica tiene un 14% de riesgo de cáncer de mama. Los científicos creen que la supresión de la melatonina es la causa, pero no consiguieron encontrar pruebas. Otro estudio realizado por investigadores españoles del CSIC, apunta a un incremento del cáncer de próstata. 

Las luces halógenas llegaron a su fin y el alumbrado público del presente y futuro pasa por la tecnología LED. Sin embargo, la  Asociación Médica Estadounidense (AMA, por sus siglas en inglés) ha advertido durante años sobre los efectos en la salud de las luces de calle de LED blanco deslumbrante.

En comparación con otros tipos de iluminación, las luces LED son más eficientes energéticamente, pero emiten más luz azul de longitud de onda corta, el tipo que es más apto para mantenerte despierto por la noche. "Los patrones de alumbrado público de LED blanco también podrían contribuir al riesgo de enfermedades crónicas en las poblaciones de las ciudades en las que se han instalado", dice la AMA. 

LEER TAMBIÉN: Cuánto gana un empleado de Banco Santander en España: mira su sueldo y sus condiciones laborales

LEER TAMBIÉN: Esto es lo que tienes que beber antes de dormir para perder peso

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero se debe tener ahorrado a los 35 años, según los expertos

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Top
  2. Trending
  3. Medio Ambiente