He trabajado en 3 empleos con una semana laboral de 4 días: así es como convencí a mi jefe

Tim Denning.
Tim Denning.
Cortesía de Tim Denning
  • Tim Denning trabaja en una empresa de consultoría tecnológica, Fortune 500. Y, durante 5 años, ha estado escribiendo y llevando un blog a tiempo parcial.
  • En sus 3 últimos trabajos, tuvo semanas laborales de 4 días que le han ayudado a tener múltiples fuentes de ingresos, mantener el equilibrio entre su trabajo y su vida privada, y sentirse más activo trabajando.
  • Para proponer tu propia semana laboral de 4 días, cree que deberías considerar el impacto de esto, y tener un plan para los posibles imprevistos. 
  • Fija límites claros para tu tiempo libre, y valora si estarías de acuerdo con un recorte salarial o menos beneficios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Puede que siempre te hayas preguntado cómo sería trabajar 4 días a la semana en vez de 5 y tener un día extra para relajarte, tener otro trabajo o lo que te apetezca en ese momento.

Yo he tenido la suerte de tener semanas laborales de 4 días en mis 3 últimos trabajos. No siempre ha sido perfecto, pero el horario me ha permitido obtener varia fuentes de ingresos, mantener un buen equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y sentirme con más energía cuando estoy en la oficina.

Pero, convencer a tu jefe para que te deje trabajar 4 días a la semana requiere una estrategia sólida, sobre todo si nadie en tu empresa tiene ese privilegio. Este es mi mejor consejo para hacer la propuesta, establecer tu nueva rutina y, por último, aprovechar al máximo lo que podría ser tu horario de trabajo ideal.

Leer más: Prueban una jornada laboral de 4 días y la productividad crece un 40%

Piensa en a quién más le afectaría el cambio

Haz un plan para cualquier problema que pueda surgir.Haz un plan para cualquier problema que pueda surgir.
Haz un plan para cualquier problema que pueda surgir.
Thomas Barwick / Getty Images

Una semana laboral de 4 días puede ser ideal para ti, pero si sólo piensas en tus necesidades cuando la vayas a proponer, probablemente te quedes corto.

Antes de decirle a mi jefe que quería tener una semana laboral más corta, pensé en todas las personas a la que afectaría este cambio. Mi objetivo era tener un plan para los problemas que pudiesen surgir y asegurarme de que nadie se iba a ver afectado.

Para mi jefe, hice una lluvia de ideas y cree una lista de aspectos positivos de que yo tuviese un día libre extra cada semana. Por ejemplo, tendría tiempo para escribir un libro, lo que podría ayudar a atraer la atención sobre nuestra empresa.

Leer más: Los libros que leen los millonarios hechos a sí mismos para mejorar sus riquezas

También pedí opiniones externas, es decir, consulté a mis mentores, que son líderes en sus compañías, cómo responderían si uno de los miembros de su equipo le hiciera la misma petición. ¿Qué pensarían ellos? ¿Estarían abiertos? ¿Cuáles podrían ser sus dudas? Hacer esto me hizo sentir que tenía todo contemplado en mi estrategia.

Haz que tu discurso sea claro, detallado y comprensivo

Ve con detalles e investigación previa.Ve con detalles e investigación previa.
Ve con detalles e investigación previa.
Shutterstock

Si alguien más en la empresa ya tiene una semana laboral de 4 días o tiene acuerdos de trabajo flexibles, menciónalo para que tu propuesta no suene tan extraña. O, si existe un horario similar en otra empresa, cuéntale cómo funciona.

Leer más: Así es trabajar en algunas de las empresas más flexibles de España

Mantén siempre una conversación positiva y concéntrate en cómo tu nuevo horario ayudaría a todos a alcanzar sus objetivos.

Además, deja claro que tu objetivos no se verán afectados, incluso que tu rendimiento podría ser aún mayor porque tendrás menos tiempo que perder. (Puedes, por ejemplo, señalar un estudio que ha demostrado que una semana laboral de 4 días ha hecho que los empleados en Nueva Zelanda fueran un 20% más productivos). De hecho, también puedes ofrecerte a hacer una prueba del programa durante un par de meses para que tu jefe no tenga que comprometerse con ello de inmediato y pueda comprobarlo.

Piensa en si te sentirías cómodo aceptando una reducción de tu sueldo

Una semana laboral de 4 días podría significar salarios más bajos o menos beneficios.Una semana laboral de 4 días podría significar salarios más bajos o menos beneficios.
Una semana laboral de 4 días podría significar salarios más bajos o menos beneficios.
Getty Images

Ahora la parte más complicada: hablar de tu sueldo.

Muchos de los empleados que trabajan 4 días a la semana, como yo, ganan un salario ajustado para reflejar el horario de trabajo reducido; que por lo general suele ser una reducción de un 20% del sueldo. Si te sientes cómodo con esto, dilo por adelantado cuando hagas tu propuesta.

Sin embargo, ahora están intentando que más empresas adopten la semana laboral de 4 días sin recortar los salarios de los empleados, y dependiendo de la cultura de tu compañía, podrías valorar hacer esta propuesta.

Andrew Barnes, fundador de una empresa neozelandesa que redujo su semana laboral de 40 horas a 32 horas, dijo a The New York Times: "El contrato debe ser sobre el nivel de productividad acordado. Si entregas tu trabajo en menos tiempo, ¿por qué debería reducir tu sueldo?".

Leer más: Cómo pedir un aumento de sueldo en 30 sencillos pasos

Si estás proponiendo una semana laboral de 4 días en una entrevista de trabajo, debes saber que pedir un horario flexible probablemente disminuirá las oportunidades de negociar beneficios como días de vacaciones extra, mejores recompensas, salarios mínimos más altos u otro puesto.

Haz que la transición sea lo más suave posible

Deja claro los días que no vas a estar disponible.Deja claro los días que no vas a estar disponible.
Deja claro los días que no vas a estar disponible.
iJeab / Shutterstock.com

Estas son algunas de las formas de hacer que tu nuevo horario sea fácil para todos los que trabajan contigo.

Haz que tu día libre sea siempre el mismo día de la semana

Confundirás a tus compañeros si eliges un día diferente para descansar cada semana. Un jueves o un miércoles suele funcionar bastante bien a todos porque rompe con la rutina de la semana. Lo más probable es que quieras evitar los lunes, porque la mayoría de los días festivos caen un lunes y ya tendrías igualmente esos días libres.

Leer más: Este es el calendario laboral de 2020 por comunidades: días festivos nacionales y autonómicos

Marca en el calendario de la empresa tu día libre

Lo más probable es que todo el mundo no sepa que tienes una semana laboral de 4 días y no hace falta que estés dando explicaciones constantemente. "Lo siento, no trabajo ese día" cada vez que te inviten a una reunión. Bloquea el día entero en el calendario de la empresa para que cuando tus compañeros necesiten programar algo que te implique, elijan por defecto los días en los que estás trabajando.

Si te proponen ir a una reunión o un evento el día que tienes libre, intenta ofrecer una alternativa. Puedes decir algo como: "Gracias por la invitación —me encantaría asistir. Pero, ¿es posible hacerla un día diferente? Por ejemplo, ¿el lunes?". Esto le facilita las cosas a la persona que no tiene tu mismo horario

No te olvides de que tu semana laboral de 4 días es un privilegio

No especules y presumas de los días que trabajas en tu firma de correo electrónico o publiques fotos en Instagram bebiendo cócteles en la playa a las 10 de la mañana de un miércoles.

Ponte límites y evita la tentación de trabajar

Deja claro que tus días libres son para ti.Deja claro que tus días libres son para ti.
Deja claro que tus días libres son para ti.
GaudiLab/Shutterstock

Un viejo amigo, ejecutivo de alto rango, decidió trabajar sólo 4 días a la semana porque quería ser voluntario un día a la semana en el colegio de su hijo, pero siempre tenía la tentación de trabajar el día que tenía libre. "Sólo voy a coger esta llamada", se decía.

Por ende, recomienda que establezcas límites con las personas involucradas y les digas cómo quieres que sean las cosas. Esto no significa que no te puedan llamar si hay una emergencia, pero deja claro que tu día es para ti. También reduce tu tentación de involucrarte en el trabajo el día que estás fuera de la oficina.

Leer más: Cómo decirle a tu jefe que no puedes cumplir con una fecha límite

Aprovecha al máximo tu día libre

Sácale partido a tu tiempo libre. Sácale partido a tu tiempo libre.
Sácale partido a tu tiempo libre.
Oli Scarff / Getty Images

Ahora mismo, tengo los jueves libres. Paso 4 días en una oficina de 9 a 5 y 2 días completos escribiendo. Me tomo los domingos libres. Este horario me ha permitido experimentar con diferentes formas de trabajo para poder maximizar mi energía.

Si tienes hijos, tal vez decidas usar tu día libre para hacer recados y así poder pasar los fines de semana con ellos. Si estás preparándote para correr un maratón, puedes reservar ese día para tu entrenamiento más intenso. Con el nuevo horario, tienes más libertad, así que aprovéchalo.

Lee el artículo original en Medium. Copyright 2020.

LEER TAMBIÉN: La semana laboral de 4 días es una parte necesaria del progreso humano y aquí está el plan para conseguirla

LEER TAMBIÉN: Trabajar sólo un día a la semana tiene los mismos beneficios que trabajar 5 días, según un nuevo estudio

LEER TAMBIÉN: 6 programas piloto con jornadas laborales de menos de 40 horas que demuestran que trabajar menos aumenta la productividad

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica