Cómo cortar un jamón: los trucos de los expertos para conseguir cortes perfectos y aprovechar al máximo la pieza

Cómo cortar un jamón

GabrielaNavarro / Getty Images

Saber cómo cortar un jamón es algo que repercute muy positivamente en la sensación que produce a la hora de comerlo, ya que, pese a que la pieza sea buena, un mal corte puede dar al traste con todo, y eso es una auténtica tragedia.

El jamón es uno de los alimentos más clásicos de la gastronomía española, y como tal, España cuenta con seis denominaciones de origen diferentes para este alimento que tanto gusta alrededor del mundo.

Si sabes cómo cortar el jamón, el éxito para preparar platos con este alimento está asegurado, pero si no sabes, y quieres aprender cómo hacerlo, basta con que sigas los trucos de los expertos en la materia para aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece tener una pata de jamón en casa.

Estos son los mejores jamones de España en 2020 reconocidos en los premios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Colocar el jamón

Lo primero es lo primero, y es colocar el jamón. La forma correcta de colocarlo al principio es con la suela de la pezuña mirando hacia arriba, de manera que la maza, que es la parte más curvada, quede mirando hacia arriba. Una vez la pata esté colocada, habrá que sujetar el jamón accionando la manivela que se clava en la propia pata.

Limpiar la corteza del jamón

Otro de los trucos para cortar bien un jamón, es limpiar la corteza superior sutilmente. Una vez lo tengas colocado, desliza el cuchillo para ir extrayendo las partes de la corteza que no se comen debido a su amargor. De esta manera irá asomando bajo esta la parte comestible.

Es importante hacer cortes lo mas planos, largos y uniformes que se pueda, ya que más tarde hay que poder replicarlos. También habrá que ir quitando la corteza de los laterales, pero poco a poco.

Y es que, no conviene quitar toda la corteza del jamón de una vez, ya que esta protege el interior del mismo. Por ello, la corteza lateral hay que ir eliminándola poco a poco.

Cortar delicadamente y con cuidado

Es normal que si no lo has hecho nunca te preguntes cómo cortar un jamón, pero el proceso es sencillo. Cuando la corteza superior y parte de la lateral estén retiradas, ha llegado el momento más importante.

Según los expertos, hay que tener el cuchillo afilado y mucha precaución. Hay que comenzar deslizando con delicadeza el cuchillo hacia la parte opuesta a la pezuña. No es necesario aplicar mucha fuerza, ya que, si todo va bien, el cuchillo se deslizará suavemente.

Es importante que las lonchas no sean muy gruesas. En un principio estas saldrán más finas, pero a medida que avances irán agrandándose. En todo el proceso, hay que retirar corteza de los laterales para que cuando cortemos una loncha no lleve esta corteza.

Perfilar el hueso para seguir cortando

En algún momento de la vida útil de la pata de jamón, llegarás al hueso de la cadera, y cuando esto suceda, debes perfilarlo haciendo un corte hacia el suelo con un cuchillo más pequeño. De esta manera podrás establecer ese límite físico, y mientras tanto podrás seguir haciendo cortes rectos y estables.

Cuando se acaba el jamón, toca darle la vuelta

Una vez hayas llegado al hueso inferior y hayas cortado todo lo que puedas, a priori, puedes pensar que se ha acabado el jamón, pero no es así. Ahora, toca darle la vuelta, y colocarlo con la suela de la pezuña mirando hacia abajo.

Ahora, hay que retirar otra vez la corteza para seguir haciendo lonchas de las últimas partes del jamón. Y aquí, igual que por el otro lado, hay que tratar de mantener el corte recto y uniforme para facilitar los cortes posteriores, y así hasta que llegues al hueso.

Cuando acabes de cortar todo lo que se puede aprovechar del jamón, debes saber que puedes utilizar los huesos del mismo para añadir sabor a tus caldos o guisos, algo también muy tradicional y que hace que puedas utilizar prácticamente la totalidad de la pata de jamón.

 

Otros artículos interesantes:

Eduardo Donato, el dueño del jamón más caro del mundo: “Cuidado con lo que llaman ibérico”

Estados Unidos se lleva el cerdo ibérico de España y pretende producir y vender sus propios jamones

Te recomendamos

Y además