Esta es tu última oportunidad para ver al cometa Neowise porque no volverá hasta dentro de 6.800 años

El cometa C/2020 o Neowise visto desde Malta.
El cometa C/2020 o Neowise visto desde Malta.
Reuters
  • El cometa Neowise puede verse a simple vista durante estos días y tendrá su máximo acercamiento a la Tierra el 22 de julio.

  • Sin embargo, no volverá a ser visto antes de unos 6.800 años.

  • “Merece la pena madrugar porque es un auténtico espectáculo. Aún puede contemplarse, pero con el paso de los días irá perdiendo brillo”, ha afirmado el astrónomo Gilles Bergond.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

El cometa Neowise puede verse a simple vista durante estos días y tendrá su máximo acercamiento a la Tierra el 22 de julio.

El cuerpo celeste fue descubierto el 27 de marzo de este año por el telescopio espacial de la NASA, Near-Earth Object Wide-field Infrared Survey Explorer (NEOWISE), adoptando así su nombre.

Además, el 3 de julio alcanzó su perihelio —el punto de su órbita más cercano al Sol— y, según Science Alert, ahora ha comenzado su lento y largo viaje de regreso a las regiones exteriores del Sistema Solar.

Leer más: ¿Hay vida ahí fuera? Existen al menos 36 civilizaciones inteligentes más, según científicos de la Universidad de Nottingham

A pesar de que ya ha comenzado a alejarse del Sol, actualmente está en camino hacia la Tierra y su aproximación más cercana tendrá lugar el 22 de julio, cuando pase a una distancia de 103 millones de kilómetros.

Sin embargo, no volverá a ser visto antes de unos 6.800 años.

Si bien es cierto que en el Hemisferio Norte se ha perdido la vista matutina del cometa, en la próxima semana —entre el 14 y el 19 de julio aproximadamente—  el cuerpo celeste será visible justo antes del amanecer.

Así, apenas dispones de alrededor de media hora para observarlo.

Para una localización más rápida “debes mirar hacia la constelación Auriga, del hemisferio norte, cuya estrella más brillante es Capella, esto es, hacia el horizonte norte-noreste”, ha recogido La Vanguardia.

"Por su firma infrarroja, podemos decir que tiene unos 5 kilómetros de diámetro, y combinando los datos infrarrojos con imágenes en luz visible, podemos decir que el núcleo del cometa está cubierto de hollín, partículas oscuras que quedaron de su formación cerca del nacimiento de nuestro Sistema Solar hace 4.600 millones de años", ha asegurado Joseph Masiero, el investigador principal adjunto de NEOWISE desde el Jet Propulsion Laboratory (JPL por su siglas en inglés, Laboratorio de Propulsión a Reacción) de la NASA en el sur de California.

Leer más: El espacio y la astronomía tienen hueco en la lucha contra el coronavirus: esto es lo que opinan varios expertos sobre los nuevos modelos sanitarios en la era del COVID-19

Según Science Alert, no se trata de una estrella fugaz, que se mueve rápidamente por el cielo mientras explota en la atmósfera de la Tierra.

De hecho, el cometa Neowise sigue estando bastante lejos de la Tierra. Concretamente, a más de 100 millones de kilómetros.

Además, su brillo es causado por las partículas y gases alrededor del cometa que son iluminados por el Sol a la vez que hace su espectacular vuelo.

Neowise también podrá ser visto desde las ciudades.

“Merece la pena madrugar porque es un auténtico espectáculo. Aún puede contemplarse, pero con el paso de los días irá perdiendo brillo”, ha afirmado el astrónomo Gilles Bergond.

LEER TAMBIÉN: Estos son los principales peligros a los que se expone una misión espacial

LEER TAMBIÉN: Bill Gates advierte que la vacuna contra el COVID-19 debería ser distribuida entre los más necesitados para evitar una pandemia "más larga, más injusta y más mortal"

LEER TAMBIÉN: Así es como funciona este robot que recoge muestras de pruebas COVID-19 sin que haya contacto entre médicos y pacientes

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Astronomía
  2. Ciencia
  3. NASA