Pasar al contenido principal

La gente que presume en Instagram durante el confinamiento puede estar dañando tu salud mental: aquí tienes 3 formas de limitar su impacto

Muchas personas presumen de cómo llevan su cuarentena en redes sociales.
Muchas personas presumen de cómo llevan su cuarentena en redes sociales y consumir este contenido puede ser dañino para tu salud mental. Bolyuk Rostyslav/Shutterstock
  • Como la gente se está distanciando socialmente debido a la pandemia del COVID-19, muchos están recurriendo a las redes sociales como una forma de mantenerse conectados.

  • Amy Morin, psicoterapeuta y entrenadora de fuerza mental, explica que aunque la interacción en las redes sociales puede ser beneficiosa, desplazarse pasivamente por la pantalla de inicio y consumir el contenido de otras personas también puede tener el efecto contrario.

  • "Puedes encontrar que esas envidiables imágenes de Instagram de personas cocinando una gran cantidad de recetas o formando abdominales de acero están causando que te sientas aún más desanimado", dice Morin.

  • Si ver "logros de la cuarentena" y el fanfarroneo te hace sentir peor, Morin recomienda que limites el consumo de las redes sociales, que dejes de compararte con una imagen poco realista de otra persona y que practiques la autocompasión.

  • Descubre más historias en Business Insider España

Si has abierto Instagram estos días solo para descubrir que tus amigos han estado pasando la cuarentena limpiando sus armarios, esculpiendo sus cuerpos de playa, o descubriendo los secretos de la paz interior, no estás solo. Mucha gente ha recurrido a las redes sociales para compartir cómo están sacando provecho de la cuarentena.

Por supuesto, tú podrías estar en el otro extremo de este espectro. Puede que descubras que todo este asunto del confinamiento te está haciendo sufrir socialmente, financieramente, espiritualmente o emocionalmente. Y en lugar de recurrir a las redes sociales para anunciar que la "calma" ha estado "acelerando" tu productividad, podrías estar más necesitado de obtener apoyo moral para tu sufrimiento.

Leer más: Me he colado en Tinder para averiguar si la gente está dispuesta a saltarse el confinamiento y tener citas: esto es lo que me he encontrado

Si este es el caso, puedes notar que esas envidiables imágenes de Instagram de gente cocinando una gran cantidad de recetas o formando abdominales de acero están causando que te sientas aún más desanimado. Puede que solo tome unos minutos de desplazamiento por la pantalla de inicio de cualquier red social para ir de mal en peor. Y es porque mientras que otros se jactan de lo productiva que está siendo su cuarentena, si no tienes cuidado, tu salud mental puede verse seriamente afectada.

Fanfarronería en cuarentena y salud mental

Fanfarronería en cuarentena y salud mental.
Mucha gente está usando las redes sociales para mostrar sus "logros en la cuarentena", como el ejercicio.

Nitat Termmee/Getty Images

Las redes sociales tienen la posibilidad de ser buenas para tu salud mental cuando estás en un distanciamiento social. Después de todo, compartir, comentar e interactuar con los demás en las diversas plataformas es una gran manera de mantenerse conectado cuando estás físicamente distanciado.

Pero, por supuesto, la mayoría de la gente no usa las redes sociales solo para socializar. Gran parte del tiempo se pasa pasivamente desplazándose por la pantalla de inicio y consumiendo el contenido de los demás. 

Es probable que no necesites un estudio para explicar cómo mirar imágenes en las redes sociales puede impactar en tu cerebro. Cuando te sientes solo, aislado o estresado, y te desplazas por Instagram para descubrir que todos los que te rodean parecen más felices, más sanos y más prósperos, es probable que compares tu experiencia durante la cuarentena con la de ellos.

Y como habrás adivinado, probablemente te sentirás mal por ello. La investigación es clara — envidiar a la gente en las redes sociales está directamente relacionado con la depresión.

Cuanto más deprimido te sientas, más probable es que te sientes y te desplaces pasivamente por las redes sociales. Esto puede crear un círculo vicioso y negativo que es difícil de romper.

Leer más: Instagram lanza Food Orders, el sistema que permitirá a los restaurantes españoles recibir pedidos directamente desde la app

Y esto es cierto incluso en los mejores momentos. Imagina cómo se pueden agravar estos problemas mientras luchas para lidiar con la fanfarronería durante la cuarentena.

Cómo lidiar con la fanfarronería de la cuarentena

No tomar cafeína al menos 6 horas antes de acostarte
Se ha demostrado que beber café incluso 6 horas antes de dormir mantiene a la gente despierta por la noche. NickyLloyd/Getty Images

No puedes hacer que la gente deje de presumir de lo productivos que son o de cuánta paz sienten cuando se quedan en casa. Pero puedes tomar medidas para limitar el impacto que tiene en ti.

Aquí hay algunas formas de mantenerse mentalmente fuerte cuando se te somete a la cuarentena de fanfarronería:

  • Limita tu consumo de redes sociales. Pasar menos tiempo en las redes sociales podría ser la respuesta más obvia. Y también podría ser la más efectiva. También puedes desatender a la gente, silenciarla para que dejes de ver sus publicaciones, u ocultar su contenido (dependiendo de la plataforma que estés usando). Te sentirás mejor cuando dejes de ver los mensajes que no te inspiran, educan o entretienen.
  • Basta de comparaciones injustas. No malgastes energía comparando lo que sientes por tu vida con lo que alguien quiere que pienses de su vida. Ten en cuenta que mucho de lo que ves en las redes sociales no es un retrato exacto de la vida de otras personas. E incluso si es cierto que alguien está disfrutando de más productividad o paz interior, no significa que de alguna manera te estés quedando corto en la vida. Mantén tus ojos en tu propio camino hacia el éxito.
  • Practica la autocompasión. Cuando te encuentres pensando que no estás a la altura o que deberías ser mejor, sustituye tu autocrítica por la autocompasión. Háblate a ti mismo como un amigo de confianza. Recuérdate que no hay razón para estar apasionadamente motivado o salvajemente feliz a cada momento del día. Sé amable contigo mismo cuando estés pasando por momentos difíciles.

 

Y además