Pasar al contenido principal

5 claves para cultivar frutas y verduras de forma segura y sin riesgos de contaminación, según la OMS

Cultivar frutas de forma sana es posible siguiendo estas pautas
Cultivar frutas de forma sana es posible siguiendo ciertas pautas Getty Images
  • Cultivar vegetales requiere que los agricultores presten especial atención y cuidado a una serie de prácticas de higiene y seguridad para evitar que las infecciones se trasladen a los alimentos.
  • La OMS ofrece 5 aspectos claves para cultivar frutas y verduras más seguras y reducir el riesgo de contaminación.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

A nadie le gusta la idea de comer alimentos en mal estado o que hayan perdido sus cualidades una vez se hayan recolectado. Para evitar esto, es fundamental que los agricultores respeten una serie de normas básicas que aseguren la recogida y el cultivo de vegetales de forma segura para que estos lleguen sanos y frescos al usuario final.

La OMS ha recopilado 5 claves para cultivar frutas y verduras más seguras y sin contaminar. 

Leer más: Estos son los 21 mejores supermercados para comprar fruta en España, según la OCU

Si quieres descubrir cómo llevar a cabo estas 5 prácticas para el cultivo de hortalizas sigue leyendo. 

Práctica una buena higiene personal

Practica una buena higiene personal
Las buenas prácticas de higiene personal ayudan a prevenir la transferencia de microorganismos

Los microorganismos peligrosos se encuentran donde menos los esperas. Lo normal es que se transfieran por las manos a las verduras a través de los fertilizantes y las heridas infectadas.

Por ello es de suma importancia que a la hora de cultivar se cubran las manos para prevenir la transferencia de partículas infecciosas a las plantas y así reducir el riesgo de enfermedades no sólo para los trabajadores, también para los usuarios finales.

Además de usar guantes en las manos, también es conveniente lavarlas y secarlas después de ir al baño o bien si le has cambiado el pañal a tu pequeño.

Protege las superficies de cultivo de los restos de animales

Protege las superficies de cultivo de los restos de animales
Getty Images

La OMS recomienda no permitir que los animales domésticos anden de aquí para allá por los campos de cultivo. Esto mismo también es aplicable para los animales salvajes como los jabalíes, zorros o cuervos.

Evidentemente, es difícil controlar las piaras o que los pájaros se cuelen en la zona. Para ello se aconseja retirar los desperdicios de las zonas de cultivo, mantener al ganado en lugares cuesta abajo con respecto a las zonas cultivadas y cubrir o vallar los campos en la medida de lo posible.

Así se evita que los restos de animales puedan infectar las plantas y verduras

Usa estiércol y residuos fertilizantes que hayan sido tratados

Usa fertilizantes tratados
Getty Images

El uso de residuos fecales y fertilizantes que no hayan sido tratados previamente aumentan el riesgo de transmisión de enfermedades.

Si bien es cierto que el estiércol y los excrementos humanos son un fertilizante seguro y eficaz es necesario tratarlos previamente ya que algunos microorganismos peligrosos para la salud pueden sobrevivir en ellos durante un tiempo y contaminar los vegetales una vez se use en ellos.

Leer más: Esta es la razón por la que tomarse un zumo es menos sano que comer la fruta entera

El tratamiento de los mismos es la mejor forma de asegurar que sean seguros y eficaces. Además, también se recomienda prolongar el mayor tiempo posible entre su aplicación y la recolección de las frutas y hortalizas. 

Analiza y gestiona el agua de riego para evitar pérdidas y contaminar

Analiza y gestiona el agua de riego para evitar pérdidas y contaminación
Getty Images

El agua es necesaria para la vida del ser humano, para los animales y los cultivos. Es necesario cuidar este bien cada vez más escaso, no sólo para evitar pérdidas innecesarias, sino para ahorrar costes de tiempo y dinero.

En la mano de los agricultores está identificar todas las fuentes de agua que riegan sus campos, así como proteger los líquidos, y por tanto, los cultivos de contaminaciones fecales.

Esto, además de ayudar en la lucha contra la desertización, también evita el riesgo de contaminación microbiana del agua. 

Mantén limpios y secos las máquinas así como los almacenes de cultivo

Mantén limpia la maquinaria y las instalaciones donde almacenes la comida
Getty Images

El último consejo de la OMS es la limpieza de los equipos y maquinaria que se usan para la recolección de los vegetales, así como mantener secas los almacenes e instalaciones donde se guarde la cosecha.

Es conveniente mantener los recipientes separados del suelo antes, durante y después de la recolección de las frutas y hortalizas. Además, se debe limpiar los residuos visibles y la suciedad de las frutas antes de almacenarlas. 

En la medida de lo posible es recomendable enfriar rápidamente los vegetales y evitar el paso a animales, menores y personal no cualificado en el momento de la recolección y almacenamiento.

Y con esta última norma se acaba el listado de 5 aspectos claves para cultivar frutas y verduras de forma segura y sin riesgo de contaminación, según la Organización Mundial de la Salud.

Y además