Pasar al contenido principal

Cómo dar tus primeros pasos al invertir en materias primas

Cómo invertir en materias primas
Attentie Attentie / unsplash

El mundo de la inversión se encuentra cada vez más diversificado. De hecho, existe una importante variedad de productos en el mercado con características de rentabilidad y riesgo para casi todos los gustos. Desde los más tradicionales o sencillos hasta los complejos o que requieren de un conocimiento profundo para operar con ellos y 'no morir' en el intento. Es decir, que no pierdas el dinero de un plumazo al decantarte por un vehículo de inversión u otro.

Por supuesto, todo dependerá del perfil de inversión en el que te sientas cómodo, en el que encajes mejor. No obstante, aquí te indicamos algunas posibilidades.

Por ejemplo, las diferencias y similitudes al apostar por opciones o futuros; qué son las letras y bonos del Tesoro y qué rentabilidad ofrecen o cómo elegir el fondo de inversión que más te conviene (de renta fija, variable o mixto).

En ese sentido, una de las posibilidades que va ganando adeptos progresivamente en los últimos años son las materias primas. Ello a pesar de que son activos complejos y no siempre de fácil acceso para los inversores minoristas.

En general, los inversores se valen de las materias primas como herramienta para optimizar sus carteras de acciones y bonos.

Invertir en petróleo
Skeeze / pixabay

Tipos de materias primas en las que invertir

Al igual que, tal y como apuntábamos en las primeras líneas, la inversión ofrece todo un universo de opciones —en las que siempre debes tener en cuenta el plazo, por ejemplo, si es a corto—, el tronco de las materias primeras tiene a su vez múltiples ramas.

Cada una con sus particularidades y distintos retornos de la inversión, siendo seguramente el oro el que más te suene, pues se considera un valor refugio en la práctica totalidad de los escenarios y coyunturas. No obstante, hay muchas más posibilidades en el sector de las materias primas, que aquí te enumeramos.

  • Metales preciosos. El ya citado oro, la plata, el platino, el rodio, el paladio, el rutenio, el iridio o el osmio se toman como una buena inversión a largo plazo. Sin embargo, no te confíes, estos valores no son una inversión absolutamente segura y pueden bajar. Volviendo al tan manido oro, su valor está altamente correlacionado con el dólar y, aunque con efectos retardados, también con la inflación.
  • Metales industriales. Son más baratos que los anteriores, se incluyen el rutilo, la ilmenita o el zircón, que se destinan a esmaltes cerámicos en construcción o moldes de fundición de metales, por citar algunos supuestos.
  • Sector energético. Otro de los clásicos, y con una elevada demanda entre los inversores, son el petróleo o el gas natural.
  • Productos agrícolas. Los recursos naturales destinados al consumo humano como el trigo, el maíz, la caña de azúcar o la soja son otra posibilidad de inversión. En esta categoría se incluyen también los que tienen carácter perecedero: el café, el cacao, el algodón o el azúcar, entre otros.

Cómo invertir en materias primas

Como ya hemos destacado al principio, en materias primas no sólo se trata de en qué invertir sino también en el cómo. Las vías para hacerlo son cuatro:

  1. El primer camino es el más sencillo y está al alcance de cualquier inversor. Tan simple como adquirir acciones de empresas del sector, en especial, petroleras, acererías y mineras.
  2. Otra opción es el mercado de futuros, aunque no todas las materias primas cuentan con uno y, de tenerlo, en ciertos casos ponen trabas al acceso de inversores minoristas. Por ejemplo, el contrato de futuros sobre el barril de crudo mini (el más pequeño) precisa de una cantidad de partida en cada momento para poder operar que está fuera del alcance de muchos bolsillos. "Además, por sus características técnicas, tampoco es un mercado accesible a un inversor inexperto. Los contratos de futuros vencen cada mes, con lo que las operaciones siempre tienen esa fecha de caducidad. Por ello, no es aconsejable invertir en materias primas a través de empresas cotizadas o índices sectoriales de empresas cotizadas, porque el leitmotiv de las subidas o bajadas de la inversión no va a depender del precio del activo subyacente y ésto incluye también a los fondos de inversión sectoriales (por ejemplo, los que invierten sólo en petroleras o mineras)", según explican desde BBVA.
  3. Con los contratos por diferencia o CFD puedes invertir en el mercado de futuros por una vía indirecta, aunque son productos apalancados que implican un riesgo muy alto. Se trata de un instrumento de inversión derivado al contado, sin vencimiento y que te permite llevar a cabo operaciones sobre los movimientos de los precios sin poseer el activo subyacente.
  4. La última posibilidad son los ETF o fondos cotizados, un vehículo de inversión que posibilita la compra de materias primas por medio de distintas opciones. A través de estos instrumentos de inversión el partícipe compra una acción de un producto que replica la evolución del precio del barril Brent en el mercado de futuros. "Los ETF permiten también invertir en índices sectoriales o empresas, en productos no accesibles para los inversores minoristas (grafito o lantánidos, entres otros) a importes menores, con o sin apalancamiento y apostando al alza o a la baja del precio del activo subyacente. Su liquidez es tan alta como la de las acciones o el mercado de futuros, lo que los convierte en la mejor opción para inversores minoristas que quieran probar en un mercado tan grande y difícil como es el de las materias primas", concluyen desde la entidad que lidera Francisco González.

Con todo, a pesar de tener una naturaleza algo compleja y de no ser sencillo acceder a ellos en algunos casos, las materias primas pueden ser una opción alternativa aconsejable a las inversiones más tradicionales. Estos activos son intercambiables y poseen un valor que 'baila' al ritmo que hace sonar el mercado mundial. Por ello, te aconsejamos que, si eres un novato en estas lides, inviertas con prudencia y dejándote aconsejar por expertos.

Te puede interesar