No guardes la leche y los huevos en la puerta de la nevera: así debes ordenar tu frigorífico según una experta

Mujer tomando leche de la nevera
Getty Images
  • Para conseguir que tus alimentos duren más en la nevera es importante seguir un orden adecuado a la hora de almacenarlos.
  • El mejor método para evitarlo es colocar los productos que caducan antes más a mano.
  • Así lo recomienda la especialista en seguridad alimentaria Beatriz Robles en su libro Come seguro comiendo de todo, una guía destinada a orientar sobre los errores más frecuentes que se cometen en los relativo a la alimentación y que pueden conllevar riesgos para la salud.
  • Robles también revela cómo debes colocar cada alimento en el frigorífico para que reciba la temperatura más óptima.
  • Coloca lácteos y huevos en la zona más alta y deja la bandeja de la puerta para alimentos muy poco perecederos como salsas, mantequillas o mermeladas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque metas los alimentos en la nevera esto no significa que puedan permanecer en ella eternamente. El frigorífico es un gran invento, pero aún así tiene sus limitaciones y aunque ralentice el proceso, las bacterias terminan apareciendo.

Conocer qué alimentos deben guardarse en frío, a qué temperatura y por cuánto tiempo son pasos básicos que te ayudará a evitar que se echen a perder. 

"Para evitar que caduque la comida, tenemos que colocarla de manera que los alimentos más próximos a su fecha límite de duración estén más a mano" recomienda la especialista en seguridad alimentaria Beatriz Robles en su libro Come seguro comiendo de todo, una guía destinada a orientar sobre los errores más frecuentes que se cometen en los relativo a la alimentación y que pueden conllevar riesgos para la salud.

De esta forma, Robles aconseja que lo mejor a la hora de ordenar la nevera es hacerlo siguiendo el método FIFO (first in first out, que en español viene a significar que lo primero que entra en tu nevera debe ser lo primero en salir).

Asimismo también es importante cómo distribuyes los distintos tipos de alimentos en la nevera. Pues el frío no se reparte por igual por todo el espacio, y algunos productos son más sensibles que otros a la temperatura.

Los frigoríficos suelen indicar con iconos dónde va casa cosa, pero ojo, como advierte Beatriz Robles: "Quizá el criterio del fabricante no ha sido la seguridad alimentaria sino la comodidad o el aprovechamiento del espacio."

El ejemplo más claro lo tienes en la leche y los huevos. ¿Los sueles poner en las bandejas de la puerta? Pues es un error.

Leer más: Cuánto pueden aguantar las sobras de comida en tu nevera y cómo saber que un alimento se ha echado a perder

"La puerta es la parte del frigorífico donde hay más oscilaciones de temperatura, así que los elementos perecederos no deben colocarse ahí", escribe la especialista en su libro.

Mejor dedica este espacio a productos de larga duración como mermeladas, salsas, zumos, latas de bebidas o mantequilla.

¿Y el resto de alimentos? A continuación un esquema sobre cómo debes colocar tu nevera según las directrices indicadas por Robles que puedes encontrar en su libro.

Destina la parte más baja a alimentos crudos muy perecederos

La parte mas baja de tu frigorífico es la zona más fría, característica que la convierte en idónea para colocar allí los alimentos más perecederos. 

Ubica principalmente ahí carnes y pescados crudos.

Como señala Robles,"si rezuman líquido este no caerá sobre otros alimentos y a menor temperatura mejor conservación."

Leer más: Cómo saber si la carne de pollo de tu nevera está mala, según un experto en seguridad alimentaria

Y si tu frigorífico solo tiene un cajón y en este aparece el símbolo de una hortaliza según el consejo de Robles "olvida el orden del fabricante" y coloca aquí carne y pescado.

A diferencia de estos,  las verduras y frutas son de los alimentos que más duran en la nevera, por lo que supone menos problemas colocarlos en estantes superiores a una temperatura algo más elevada.

La parte más alta es donde debes colocar la leche y los huevos

La zona más alta de la nevera es donde la temperatura es más templada.

Esta es la parte perfecta para colocar huevos, semiconservas como las anchoas (sí, estás deben guardarse en frío), yogures y otras leches fermentadas, indica el libro.

En la parte intermedia va todo lo demás

En las bandejas y espacios intermedios deberás almacenar el resto de productos que necesites meter en la nevera.

Embutidos, quesos, postres lácteos, o platos cocinados son algunos de los ejemplos que cita la especialista.

Leer más: Durante cuánto tiempo es seguro congelar los alimentos antes de que se pongan malos

Además de seguir este orden para colocar los alimentos en la nevera, intenta no apiñarlos de cualquier manera. Lo mejor favorecer cierta separación entre productos.

Esto se debe a que la nevera "consigue enfriar los alimentos por acción del aire frío", según recuerda Robles. "Si están todos apretados será imposible que el aire frío circule y no se conservarán a una temperatura adecuada". Lo que podría hacer que se estropeen antes.

LEER TAMBIÉN: Cómo saber si tu comida está caducada, según la ciencia

LEER TAMBIÉN: Nutricionistas alertan sobre el peligro de comer sandías y melones ya cortados

LEER TAMBIÉN: Con este sencillo truco reducirás las calorías del arroz a la mitad

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”