Pasar al contenido principal

Cómo debes preguntar a tus compañeros de trabajo cuánto ganan, según los expertos

Hablar sobre sueldos puede resultar un poco incómodo, pero es importante.
Hablar sobre sueldos puede resultar un poco incómodo, pero es importante. Strelka/Flickr Strelka/Flickr
  • Es importante hablar sobre los respectivos sueldos con los compañeros de trabajo, pero también puede resultar incómodo.
  • Saber cuánto dinero ganan tus compañeros ayuda a que la igualdad de salarios sea una realidad, así como a asegurar que se nos pague de acuerdo a nuestro trabajo.
  • Propicia que esa conversación tenga lugar, y no la fuerces si no parece interesarles el tema.

Echar un vistazo a Glassdoor y LinkedIn para ver lo que ganan los compañeros de tu sector que trabajan en compañías es un paso importante para asegurarte de que no te están mal pagando.

Pero hay otra forma de saber si realmente te están pagando por lo que trabajas: es tan simple como preguntar a tus compañeros cuándo dinero ganan.

"Para saber si te están pagando lo adecuado, tienes que conseguir cierta información, para así saber cómo se está retribuyendo a otras personas con que tienen unas responsabilidades y un impacto comercial similares a los tuyos", ha apuntado la experta en profesiones Anna Cosic a Business Insider.

Aunque durante mucho tiempo ha estado considerado como tabú en las oficinas, hablar sobre los respectivos salarios es clave para hacerse una idea de cuánto te valora tu empresa.

"Las empresas nos ocultan esta información en beneficio propio, por eso necesitamos ser creativos a la hora de averiguarlo", ha aconsejado Cosic.

Asimismo, es una información importante para luchar contra la desigualdad salarial. 

Saber lo que ganan tus compañeros es una forma de luchar contra la brecha salarial entre los hombres blancos y mujeres y las minorías.

Pero muchas se sienten incómodas a la hora de hablar de cuánto ganan. Por eso expertos en igualdad salarial y consultores nos han ayudado a definir cómo debes abordar la conversación.

1. Identifica a quién preguntarlo

Las personas a las que debes preguntarlo son tus compañeros.

"Valora quiénes son los que hacen tu mismo trabajo o parecido y los que han estado en la empresa durante más o menos el mismo tiempo", indica la consultora de recursos humanos Laura MacLeod a Business Insider.

Katie Donovan, una asesora de negociación salarial, también ha recomendado pedir el dato a los que tengan distintos cargos, para así poder analizar las tendencias de la empresa.

Y aunque pueda resultar más cómodo hacer esa pregunta a quienes tienen tu mismo cargo, deberías asegurarte de hacerlo a personas de diferentes grupos. 

"Los hombres blancos son considerados el estándar de imparcialidad, así que incluye a algunos", apunta Donovan a Business Insider.

2. Facilita la conversación

Una vez que hayas conseguido un grupo de pocas personas, pídeles tomar un café o una copa fuera de la oficina, sugiere la coach profesional Nicole Wood.

"Cuando la gente está fuera del entorno de trabajo suelen sentirse más cómodos para compartir cosas personales", cuenta Wood a Business Insider.

Empieza hablando de sueldos de forma general. Donovan recomienda hacerlo en esta línea: "Vi en Salary.com que nuestro trabajo se paga sobre los x euros. ¿Crees que es posible?"

Deja que te conteste, y después cuenta cuánto ganas tú, diciendo, por ejemplo: "Me cuesta creérmelo, porque yo gano x".

"Si les dices primero cuánto ganas tú, eso te puede ayudar a crear confianza y hacer que se sientan más cómodos abriéndose", señala Wood.

No pilles por sorpresa a tus compañeros.

Cosic apunta que puedes abordar el tema de forma más directa:

"Acabo de leer este artículo sobre lo mucho que puede ayudarte económicamente saber cuánto ganan tus compañeros. Si no te importase contarme cuánto ganas y qué complementos tienes, a mí me encantaría hacer lo mismo. Entre nosotros dos. Te lo digo yo primero", sugiere.

Luego, cuenta por qué os beneficiaría. Insiste en que es completamente confidencial.

"Asegúrate de tenerlos convencerlos de por qué estás interesado en hacerlo y cómo les beneficiará a ellos", señala Cosic.

Si no quieren hablar de lo cuánto ganan, da marcha atrás. Todavía es un tabú en muchas generaciones, sobre todo en la de los que tienen 50 años o más. "Sonríe, discúlpate y déjalo pasar", aconseja MacLeod.

3. Usa la información inteligentemente

Si unos cuantos compañeros de trabajo te han dicho cuánto dinero ganan, y a ti te ha sorprendido el dato, intenta mantener la calma.

"Si te enteras de que otros están ganando más, no corras a pedirle un aumento a tu jefe 'porque este y este ganan más'", indica Donovan.

En lugar de eso, planea cómo pedir una subida de sueldo cuando toque tu revisión anual. Une los datos de tu investigación interna con los de webs como Glassdoor y LinkedIn.

Sin embargo, no menciones nombres de compañeros o cuánto ganan en tu conversación con tu superior, especialmente has prometido no decirlo a tus compañeros cuando te dieron el dato.

"Es importante tener en cuenta que la información que se recopila no está destinada a utilizarse al hablar con recursos humanos o el jefe, es decir, diciéndole 'es que X está ganando Y, y por eso yo también debería ganar lo mismo", advierte Cosic.

"Eso rara vez vale la pena y pueden tener varias razones diferentes por las que alguien gana más que tú."

Te puede interesar

Lo más popular