Todo lo que quisiste saber de la declaración de criptomonedas en la renta y no te atreviste a preguntar

ilustracion criptomoneda impuestos fiscal

Getty images

Cada vez más personas en España se tiran a la piscina de las criptomonedas al grito de: ¡el amigo de un amigo se hizo millonario invirtiendo! 

"El número de plataformas no para de crecer y todos tenemos a alguien que cuenta que ha ganado una cantidad enorme de dinero", explica Marta Rayaces, responsable de Inversiones de TaxDown.

Entre eso, y lo sencillo que es abrirse una cuenta y empezar a invertir (hay retos Wordle más difíciles), el número de potenciales inversores se ha disparado. Nadie quiere quedarse fuera del criptoboom.

Según datos de TaxDown, el 11% de los residentes en España invierten en criptomonedas. Es decir, más de 4 millones de personas.

Pero, una vez dentro del mercado, toca declarar a Hacienda, y eso no es tan sencillo. Pocos conocen todas las implicaciones fiscales que acompañan a este tipo de inversiones. 

"La Agencia Tributaria sabe que esta es su asignatura pendiente y se ha puesto las pilas, y las criptomonedas se han convertido en el quebradero de cabeza por excelencia de la campaña de la renta 2022", añade Rayaces.

Sin ir más lejos, el pasado 6 de abril, la Agencia Tributaria notificó que este año ha enviado ya 233.000 avisos a usuarios con monedas virtuales. Un friendly reminder de que toca declararlo.

"La Agencia Tributaria está poniendo el foco en la operativa de criptomonedas por parte de los contribuyentes", coincide José Luis Gaudier, socio de Fiscalidad corporativa en Cuatrecasas.

Las criptomonedas parecen una locura, pero mucha gente se está haciendo rica con ellas: ¿soy entonces yo el tonto?

En Business Insider España desgranamos todo lo que quisiste saber sobre la declaración de criptomonedas en la renta y no te atreviste a preguntar:

Si sólo he comprado criptomonedas, ¿tengo que declararlo? 

En principio no, pero depende de la cantidad de dinero de la que estemos hablando. 

La sola inversión en criptomonedas no se declara. Lo que se incluye en la declaración de la renta son las ganancias o rendimientos originados por las criptomonedas. "Es como si te compras una americana. No tienes que declarar nada porque no has ganado nada, ¡te lo has gastado!", resume Rayaces.

¡Cuidado en algunos casos! Podrías tener que hacer la declaración de patrimonio

Esto es así en la mayoría de ocasiones... Salvo que el montante invertido en cripto sea muy elevado. En este caso, podría ser necesaria una declaración por el Impuesto de Patrimonio. 

"La mera tenencia de criptomonedas puede comportar obligaciones fiscales en el Impuesto de Patrimonio", avisa David López Pombo, socio del Área de Derecho Fiscal de Uría Menéndez.

"Hay que tener en cuenta la declaración conjunta de IRPF + Patrimonio obligatoria en algunas comunidades autónomas para determinados casos", coincide el socio de otra firma legal, también inspector de Hacienda en excedencia, que prefiere no decir su nombre.

Según explica esta fuente, "a efectos del impuesto sobre patrimonio, deben declararse las criptomonedas como cualquier otro activo financiero por su valor de mercado a la fecha de devengo, que es el 31 de diciembre".

En Madrid, refiere López Pombo, "si tienes criptomonedas que hacen que el valor de tus activos sea superior a 2 millones de euros, tendrías que declararlo. (A partir de un patrimonio de 2 millones es obligatoria la declaración). En comunidades donde este impuesto no está bonificado también hay que tenerlo en cuenta a efectos de la declaración y pago del Impuesto sobre Patrimonio".

¿Qué pasa si las criptomonedas que compré se han revalorizado?

El mero aumento del valor de criptomonedas no supone renta mientras no se opere con ellas. Da igual que compraras bitcoin en 2021 y su valor se disparara a lo largo del año. Si no lo has vendido ni realizado ninguna operación con esos activos, no tienes que declararlos.

"Si lo único que has hecho ha sido comprar, puedes respirar, ya que no tendrás que declarar esas inversiones hasta que las vendas", confirman desde TaxDown.

VIDEO

Declaración de la renta 2022: dudas frecuentes que tienes que connocer

¿Cuándo hay que declarar las criptomonedas?

A Hacienda no le interesa lo que te hayas gastado en comprar cripto. Lo que quiere saber es si has ganado algo con ello, y no lo has ganado hasta que lo utilices como dinero (ya sea vendiendo las criptodivisas, ya sea intercambiándolas). Por eso, lo que se incluye en la declaración de la renta son las ganancias o rendimientos generados por estos activos. 

¿Y si la inversión la hice antes de 2021?

Si tienes inversiones u operaciones sin declarar correspondientes a ejercicios de la renta anteriores, conviene que lo regularices. 

"Lo recomendable es regularizar la situación. Tanto en IRPF y Patrimonio de este año, como de los años pasados, porque los años sujetos a prescripción son al menos 4", recomienda López Pombo.

¿Hay que declarar las pérdidas?

Si se tienen ganancias con las criptomonedas se deben declarar obligatoriamente. Y, si se generan pérdidas, también. 

Puedes compensar ganancias con pérdidas anteriores

Pero no todo son malas noticias; tienes suficiente ya con sufrir pérdidas, explica Rayaces. "Si puedes demostrar que has tenido pérdidas, inclúyelas, porque compensan las ganancias y puede hacer que pagues menos impuestos". Es más, esas pérdidas pueden compensar las ganancias de los 4 años siguientes. 

Pero para ello hace falta cumplir determinados requisitos, aclara Gaudier, "como disponer de información fidedigna que pueda acreditar fehacientemente la trazabilidad de las operaciones (fechas y valores de adquisición y transmisión) para poder cuantificar correctamente las ganancias y pérdidas generadas durante el ejercicio".

Esto vale para ganancias de años posteriores, pero no tiene efecto retroactivo. Como matiza López Pombo, "si tienes una ganancia en 2020 y una pérdida en 2021, la ganancia no puede ser compensada con una pérdida posterior".

¿Cómo tributa la venta de criptomonedas?

Pareja haciendo la declaración de la renta

En el supuesto de la venta, se trata de una ganancia patrimonial derivada de una transmisión, por lo que se integra en la base del ahorro con tipos entre el 19% y 25%:

  • Si las ganancias de las operaciones realizadas con criptomonedas son menores de los 6.000 euros, el pago del Impuesto sobre la Renta es del 19%.
  • Si las ganancias son mayores a los 6.000 euros, el pago del impuesto es del 21%.
  • Cuando las ganancias por criptomonedas son de/mayores a los 50.000 euros, el impuesto sube al 23%.

¿Qué pasa si no haces la declaración de la renta en 2022? Este es el castigo de Hacienda por no presentarla o hacerlo fuera de plazo

¿Declarar criptomonedas funciona diferente que las acciones?

Sí y no. El metodo FIFO, que es lo que pide Hacienda para calcular lo que ganas con la inversión, es el mismo. Sin embargo, hay determinadas reglas específicas de las inversiones, como la regla de acciones homogéneas, que con las criptomonedas quedan fuera. 

"A diferencia de lo que ocurre con las acciones, no hay una regla específica para las criptomonedas, aunque las reglas generales de cálculo de las ganancias de capital aplican también a las criptomonedas. La naturaleza de estos activos a efectos de IVA son equivalentes a los medios de pago (una divisa) pero a efectos contables o del Impuesto sobre Sociedades, su tratamiento es más cercano al de un activo intangible o existencia", observa López Pombo.

¿Cómo se calcula la ganancia de una venta?

Para calcular lo que se ha ganado por la venta de una criptomoneda hay que restar el valor de venta por el de compra, haciendo el cambio a moneda fíat (euro). 

Para saber el tipo de cambio a euro al que se compró (o vendió) la divisa, hay que coger la cotización a euros en el momento del cierre del día de la compra o la venta. Si no existe momento de cierre, la cotización será la que hubo en la última hora del día en que se realizó la operación.

¿Qué ocurre cuando he comprado cripto a diferentes precios? 

Ilustración sobre el bitcoin y las criptomonedas

Imagina que compras una criptomoneda por 10 euros y, después, otra por 20 euros. Al cabo del tiempo, vendes una de tus criptomonedas por 25 euros. El valor de compra, ¿serían los 10 euros por los que compraste la primera o los 20 de la segunda?

Aquí es donde entra en juego el método FIFO, que es el orden que tiene en cuenta Hacienda para calcular lo que has ganado por la venta.

¿Criptomonedas o vivienda? Dónde es mejor invertir para refugiarse de una inflación desbocada

¿Qué es el método FIFO que usa Hacienda?

El método FIFO (first in first out) es una forma de contabilizar la ganancia derivada de la venta de inversiones cuando dichos activos se hayan comprado en momentos diferentes. Este método considera que se están vendiendo las criptomonedas que se compraron primero, no las más nuevas.

La respuesta a la pregunta de cuál sería el valor de compra (10 o 20 euros) son 10 euros, que se corresponde con el valor al que compraste la primera acción. Si después de esa operación, vuelves a vender criptomonedas, el valor que se tendría en cuenta para la segunda venta sería el de la segunda compra (20 euros) y así sucesivamente.

Cómo declarar criptomonedas en 7 pasos

En esta guía, TaxDown desgrana los 7 pasos necesarios para completar la declaración de la renta de criptomonedas. Sólo son 7 pasos, pero nadie dijo que fueran fáciles...

  1. Descargar historial de actividad del bróker.
  2. Crear un excel con los valores que vas a necesitar.
  3. Calcular el valor unitario.
  4. Calcular el valor de transmisión.
  5. Calcular el valor de adquisición.
  6. Calcular pérdidas y ganancias.
  7. Reflejarlo correctamente en Renta Web.

"El cálculo de ganancias y pérdidas es complicado. Hacienda exige un método determinado, que es el FIFO, y no es fácil. Nosotros hemos creado una herramienta que calcula automáticamente el FIFO. Un quebradero de cabeza menos", apunta Rayaces.

¿Qué pasa si he hecho las operaciones con una 'wallet' descentralizada y no lo he sacado a mi banco?

Que tienes que declararlo igual. "A Hacienda le da igual que tengas las criptomonedas en una wallet perdida no sé dónde o en un pen drive en el cajón de tu casa. Si has hecho operaciones, lo tienes que declarar igual", resume Rayaces.

Hacienda pone bajo la lupa la inversión en criptomonedas: así puede afectarte la ley antifraude que acaba de entrar en vigor

Además, matiza Gaudier, las obligaciones de información sobre criptomonedas ubicadas en el extranjero previsiblemente entrarán en vigor para el ejercicio 2022. 

A eso se le suma el avance de los trabajos en el seno de la OCDE para impulsar el intercambio automático de información internacional en el marco de las criptomonedas. Todo ello" hará que las Administraciones fiscales cuenten con información de las operaciones llevadas a cabo por sus contribuyentes", añade Gaudier.

¿Hay que declarar los intercambios de criptodivisas?

Los intercambios de unas criptomonedas por otras se llaman permutas y también tienen repercusiones tributarias, por mucho que no haya euros de por medio.

El valor de venta, al no venderse por euros, será la cotización de la criptomoneda que se adquiere. Dicha cotización servirá a su vez como valor de adquisición a efectos de calcular la ganancia en una futura venta. El tratamiento fiscal es similar al de una venta (por la base del ahorro).

Ejemplo práctico: Imagina que tienes bitcoins y con ellos compras otra criptomoneda, como Ethereum. Esto sería una permuta que da lugar a una ganancia o pérdida. Por lo tanto, la diferencia entre el precio por el que la compraste y el precio por el que se ha cambiado debe tributar como ganancia o pérdida patrimonial.

Las ventas y los intercambios de criptomonedas no se calculan igual

Las permutas de criptomonedas se declaran casi igual que las ventas, pero el cálculo de la ganancia no es el mismo. 

"Los pasos que tendrías que seguir son exactamente los mismos que los vistos anteriormente con una venta simple, ya que a efectos prácticos estás declarando también una pérdida y una ganancia", explican desde TaxDown.

La única diferencia respecto a la compra es que el cálculo del valor de transmisión y de adquisición se hace de forma diferente.

"Soy minero... y autónomo": ¿cómo tributa el minado? 

Criptomonedas y bitcoins

A efectos fiscales, el minado supone una ordenación por cuenta propia de los medios para realizar una actividad. 

En cristiano: el minado tributa como una actividad económica y el que la realiza tiene obligaciones con la Seguridad Social (como darse de alta en el régimen de autónomos). 

¿Deducciones fiscales por minado?

Pero, ¿significa eso que puedo deducirme gastos por la minería de criptomonedas como hacen los autónomos? No necesariamente. 

"El minado se entiende como una actividad económica a efectos del IRPF o Sociedades. Pero por el propio funcionamiento de la actividad de minería, se considera que el rendimiento no está sujeto a IVA", aclara López Pombo.

Las personas que minan, por tanto, no pagan IVA, pero tampoco pueden deducirse ningún IVA soportado por la compra, alquiler de equipos o facturas de la luz. "No tienen obligaciones respecto al IVA, pero tampoco pueden recuperar el IVA que soportan", añade López Pombo.

Las 7 criptomonedas más rentables para minar en 2021

¿Y el 'stacking'?: las criptomonedas bloqueadas

Has comprado criptomonedas, pero las tienes bloqueadas en una wallet con el objetivo de recibir un rendimiento o recompensas en forma de más criptomonedas. Esto que estás haciendo de dejar tus criptos bloqueadas se llama staking (muy similar a los también conocidos Farming y Minting).

En el IRPF, estos 3 procedimientos tributan como Rendimientos Capital Mobiliario (RCM) de Base Imponible del Ahorro (BIA) porque Hacienda entiende que suponen una cesión de capital. 

En el minado, Hacienda lo interpreta como actividad económica. En este caso, en cambio, se parece más a unos dividendos o a unos intereses por un depósito bancario, por lo que Hacienda lo incluye como rendimientos del capital mobiliario, que tributan en la base imponible del ahorro (con tipos entre el 20 y el 25%).

Cómo calcular estos rendimientos 

Para calcular el Rendimiento del Capital Mobiliario, hay que multiplicar la cantidad de criptomonedas recibidas mediante staking por el valor de mercado de esas criptomonedas en el momento en el que las recibes. "El resultado de esta simple operación es lo que tendremos que reflejar en la declaración de la renta", apuntan en TaxDown.

¿En qué apartado? Dentro de la página 5 de Renta Web, en la casilla 0027 llamada Intereses de cuentas y depósitos y de activos financieros en general.

"Me han regalado criptomonedas": ¿cómo tributan los 'airdrops'?

No, los airdrops no son el último lanzamiento de auriculares ni la herramienta para compartir imágenes entre dispositivos Apple. En el mundo cripto, los airdrops son, resumiendo, criptodivisas que te regalan.

Los airdrops son criptomonedas que recibes de forma gratuita y que, como si se tratase de un premio, tributan como una ganancia no derivada de una transmisión (se incluye en la base general con tipos de hasta el 50%).

Como te han regalado criptomonedas, tendrás que tributar y pagar impuestos por ello. Por lo que, cuando lo recibes, tendrá un valor de transmisión dependiendo del valor de la criptomoneda en el mercado en el momento en que te la regalan y un valor de adquisición, que será 0, porque te lo han regalado. 

En este caso, hay que reflejar la ganancia recibida. Es decir, lo que valga la criptomoneda en el mercado en el momento en que te la regalan. Nada más.

Este valor en el IRPF son ganancias patrimoniales (GGPP) a incluir en Base Imponible General. Concretamente, en la página 14, casilla 0304, llamada Otras GGPP imputables 2020.

Pero... ¿Hacienda tiene acceso a toda mi información cripto?

Es cierto que los gobiernos han tardado en ponerse las pilas con la regulación de las criptomonedas, que todavía deja bastante que desear. También es cierto que precisamente por ese y otros vacíos legales, la Agencia Tributaria no tiene acceso a toda la información que le gustaría para controlar que nadie se le escape. Pero Hacienda cada vez sabe más cosas.

"Hacienda ha pasado a la acción y ya están incrementando las obligaciones de información", subraya Rayaces. El pasado 6 de abril, la Agencia Tributaria notificó que este año ha enviado ya 233.000 avisos a usuarios con monedas virtuales.

Además, avisa, Hacienda tiene 4 años para revisar cada declaración: "Que no lo sepan hoy no significa que dentro de 2 años no lo vayan a saber y te llegue un aviso, cuando ya ni te acordabas".

¿Qué pasa si no declaro las criptomonedas?

Criptomonedas.

Hacienda lleva tiempo poniendo el foco en las criptomonedas para que los usuarios las declaren correctamente. Por ejemplo, el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero del año 2021 establece los posibles riesgos fiscales de las criptomonedas. Y también refleja una serie de medidas para controlarlas.

En caso de no declarar las criptomonedas, "Hacienda te hace pagar por lo que no hayas declarado e iniciará un expediente sancionador. La sanción depende de la cuantía que hayas dejado de declarar, pero puede ser elevada".

Alerta por los secuestros en el mundo cripto: los delincuentes ven a los ostentosos dueños de criptomonedas como un objetivo fácil, y los ataques violentos se han disparado

Según la legislación, la sanción por la deuda tributaria puede alcanzar hasta el 150%. Por poner un ejemplo, si has ganado 3.000 euros en criptomonedas y no las declaras, la sanción podría alcanzar los 900 euros, dependiendo de tus circunstancias personales.

¿Puedo corregirlo y declararlo más tarde?

No es lo mismo que Hacienda llame a la puerta y te pille sin hacer los deberes que si, al menos, has intentado regularizarlo: "Premia que seas tú quien corrija antes de que vaya a buscarte". 

Si el usuario regulariza su situación sin requerimiento previo (artículo 27 de la LGT) o presenta la declaración dentro del plazo establecido, no habrá infracción. Sin embargo, sí que hay recargo por presentar la declaración fuera de plazo (antes del 30 de junio) o presentar una complementaria.

Es decir, si llegas tarde (después del 30 de junio), pero al menos corriges tu situación, Hacienda te pone un castigo por la demora, que consiste en un recargo del 1% por cada mes de retraso en corregir la situación.

Otros artículos interesantes:

¿Criptomonedas o vivienda? Dónde es mejor invertir para refugiarse de una inflación desbocada

Todas las deducciones autonómicas a las que tienes derecho para pagar menos en la Renta 2021-2022

5 errores en la declaración de la renta que te pueden costar una multa: hasta 30.000 euros de sanción si cometes uno de estos fallos

Te recomendamos