Pasar al contenido principal

5 trucos para dejar de tomar cafeína y que no te afecte en tu vida diaria

El café puede dañar los dientes
Flickr/Merlijn Hoek
  • La cafeína tomada en exceso puede llegar a resultar perjudicial para la salud: eleva la presión arterial, provoca insomnio y te vuelve irritable
  • Beber un café por las mañanas ayuda a estar despierto y mejora el rendimiento intelectual, pero más de tres tazas a lo largo del día se considera poco recomendable.
  • Te enseñamos 5 trucos para dejar poco a poco la cafeína y no depender de ella.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Según el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC), la población adulta en Europa consume un promedio de 200 mg diarios de cafeína, principalmente a través de café y té —aunque también hay que tener en cuenta los refrescos y bebidas energéticas.

Los efectos de la cafeína en el organismo humano no son necesariamente malos. Si el consumo no es excesivo puede mejorar tu memoria, el rendimiento físico y ser buena para el corazón.

Sin embargo, más de 3 tazas a lo largo del día ya no te aportará nada positivo, e incluso puede llegar a ser perjudicial para tu cuerpo. El estudio de EUFIC anteriormente citado recomienda una dosis máxima de 300 mg diarios; cada taza de café contiene 100 mg.

Si sobrepasas esta dosis tu salud se puede ver resentida. Un consumo muy elevado de cafeína, ya sea mediante té, café o bebidas energéticas, llega a provocar enfermedades cardiovasculares y otro tipo de achaques: arritmias, subidas de la tensión arterial, aumento del ritmo cardíaco, insomnio, o irritabilidad.

Leer más: Los 10 alimentos más importantes que debes cenar para dormir bien

Es importante incidir en que la cafeína no es mala para tu salud si la tomas moderadamente. Pero si aún así quieres dejarla debes saber que no puedes hacerlo de un día para el otro, ya que suele aparecer el síndrome de abstinencia, sobre todo a través de la pérdida del ánimo y el dolor de cabeza.

Te recomendamos los siguientes 5 trucos para dejar la cafeína de forma sana y sin que te afecte demasiado .

Dormir las horas suficientes

Insomnio, razones por las que no puedes dormir
Getty Images

Una de las razones por las que se bebe café es la de despejar la cabeza y dejar de tener sueño nada más levantarte de la cama.

Según un estudio del Centro Nacional para la Información biotecnológica de los Estados Unidos (NCBI), el insomnio provoca obesidad, está relacionado con una dieta pobre y también con dosis excesivas de cafeína.

Bebes café porque tienes sueño y cuando llega la noche no puedes dormir porque has bebido demasiado café. Descansar las horas necesarias es una recomendación obligatoria, o al menos reducir su consumo.

Si te levantas de la cama y te notas enérgico será más fácil que puedas prescindir del café.

Hacer ejercicio

un estudio vincula el número de flexiones con riesgo de enfermedades cardiacas en hombres
Sam Owoyemi/ Unsplash

Practicar un deporte o hacer ejercicio tiene muchos y muy diferentes efectos positivos en la salud. Si te mantienes en buena forma física, no necesitarás el aporte de energía extra que te da la cafeína.

Según una publicación de la revista Science Direct, subir y bajar escaleras llenará tu cuerpo de más energía que una dosis baja de té o café. Es decir, el ejercicio te mantiene despierto y con fuerzas.

Leer más: Este es el ejercicio físico más adecuado según tu edad

Reducir el consumo gradualmente

Una pareja toma café
Getty Images

La Sociedad Científica Española de Estudios hace hincapié en un estudio sobre los peligros del abuso de la cafeína. Dejar de tomarla rápidamente después de años de consumo provoca síndrome de abstinencia: dolor de cabeza, fatiga, mareos, irritabilidad...

Para no padecer estos síntomas lo más adecuado es dejar la cafeína poco a poco. Una taza de café menos al día o dejar de beber los fines de semana, cuando no tengas trabajo ni tareas importantes que hacer, puede ser un buen comienzo.

También puedes reducir el consumo de bebidas azucaradas y energéticas como los refrescos de cola, y que el aporte de cafeína te llegue tan solo por un medio. Además esta decisión te ayudará a tener una dieta más sana.

Comer más proteínas

Qué alimentos debes comer (y cuáles no) cuando estás de vacaciones
Getty Images

Una dieta que incluye cantidades excesivas de carbohidratos se relaciona con malos hábitos de sueño, según diversas publicaciones. Este estudio demostró que los niños que comen más hidratos de carbono duermen menos horas y por lo tanto su rendimiento se reduce.

Como se indica en el primer apartado, dormir las horas suficientes es necesario para poder reducir la ingesta de cafeína sin que el cuerpo se resienta demasiado.

Una dieta rica en proteínas mantiene el organismo enérgico y con fuerzas para afrontar el día a día sin tener que recurrir constantemente al café o las bebidas energéticas.

Realizar actividades relajantes

Una mujer practica yoga junto a su gato
Getty Images

Practicar el yoga o la meditación te ayudará a estar en sintonía con tu cuerpo y a sentirte menos ansioso cuando empieces a reducir la dosis de cafeína.

Es un paliativo para no recaer, ayuda a liberar toxinas y sirve como alivio para la angustia. Será de gran ayuda para combatir el síndrome de abstinencia.

Y además