Hay más gérmenes en la cocina que en el baño y tu estropajo es el culpable de ello: una experta en seguridad alimentaria explica cómo debes desinfectarlo para reducir riesgos

limpiar platos, estropajo, cocina
Getty Images
  • Los estropajos y bayetas que utilizas para eliminar la suciedad de tu cocina son un espacio perfecto para acumular todo tipo de microorganismos incluyendo patógenos.
  • Un estudio de 2017 encontró que en estas esponjas existen más bacterias que en el inodoro, algunas incluso con capacidad para causar enfermedades en personas.
  • La experta en seguridad alimentaria Beatriz Robles explica en su último libro Come Seguro comiendo de todo el método más eficaz para desinfectar estropajos y bayetas, y cada cuánto deberías renovarlos para evitar riesgos en tu salud.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Eres de los que tiende a esperar a que el estropajo se caiga a pedazos para cambiarlo?

Pues si es así, estás jugando con fuego o más bien con tu salud, ya que estos elementos de limpieza en las cocinas pueden contribuir en gran medida a provocar contaminación cruzada de manos y alimentos favoreciendo enfermedades e intoxicaciones.

Así lo advierte la experta en seguridad alimentaria y nutricionista Beatriz Robles en su último libro Come Seguro comiendo de todouna guía centrada en ofrecer consejos sobre errores frecuentes que se comenten en la cocina que pueden conllevar riesgos para la salud.

Y en este manual los estropajos ocupan un lugar destacado. El motivo es evidente: son el espacio perfecto para acumular un buen número de bacterias.

Piénsalo, los utilizas para eliminar suciedad y parte de esta queda adherida a su superficie. A esto se le suma la humedad a la que están expuestos y la temperatura agradable de tu cocina. Una suma de factores ideales para que los gérmenes propesperen en él.

¿Te suena exagerado? Pues espera a leer esto. Un estudio de 2017 publicado en Nature descubrió que los entornos de la cocina albergan más microbios que los inodoros. Los culpables de ello no eran otros que los estropajos de cocina, pues la investigación demostró que representan los mayores reservorios de bacterias activas en toda la casa.  Exactamente los investigadores identificaron en ellos hasta 362 tipos de bacterias distintos, incluyendo la Escherichia coli y la Salmonella.

Leer más: Cómo limpiar los filtros de la la mampara de la cocina: trucos para que quede impoluta

Puede que desde ahora mires con otros ojos a tu estropajo, ¿verdad? Pues ya puestos haz lo mismo con tus bayetas de cocina.

Seguro que alguna vez la has cogido y la has notado pegajosa y resbaladiza hasta el punto de que te ha dado un poco de grima.

Tal y como explica Robles en su guía de seguridad alimentaria, esta capa blanda con textura mucosa de tu bayeta es un biofilm, es decir "una agrupación de bacterias que se adhieren a la superficie y se cubren con una capa que ellas mismas producen para protegerse de los desinfectantes."

En definitiva, cada vez que pasas tu estropajo o bayeta por la encimera de tu cocina corres el riesgo de estar esparciendo los microorganismos que se albergan en ellos.

La solución, ser menos laxo con su higiene y renovación. 

Cómo desinfectar estropajo y bayetas

La mejor manera de limpiar estropajos y bayetas según explica Robles en su libro es hervirlos en una cazuela durante al menos 5 minutos.

Debes asegurarte de controlar el tiempo en el que el agua empieza a hervir para confirmar que están sometidos a esta temperatura el tiempo necesario. El agua deberá estar en ebullición en todo momento.

Otro método para desinfectar bayetas y estropajos de cocina recomendando por la especialista en seguridad alimentaria es sumergir estos en agua con lejía durante 10 minutos.

“La fórmula correcta para ello es mezclando 5 mililitros de lejía apta para la desinfección de agua por cada litro de agua” explica el manual. Después deberás aclararlos bajo el grifo.

Leer más: Estos son los 8 objetos de tu casa que deberías limpiar cada semana

No obstante como recuerda Robles, estos métodos no aseguran la esterilización al 100%. Algo sobre lo que también alertó el estudio publicado en Nature. 

"Desde una perspectiva a largo plazo, los métodos de desinfección parecen no ser suficientes para reducir eficazmente la carga bacteriana en los estropajos de cocina e incluso podrían aumentar la proporción de cierto tipo de bacterias relacionadas" afirma en sus conclusiones la investigación.

Es decir aunque reduzcas parte de los microorganismos que contiene tu estropajo, algunos sobreviven a la desinfección.

Por ello Robles asegura que lo mejor es optar por renovarlos frecuentemente. ¿Cada cuánto? en su opinión de manera semanal, y para abaratar el precio, las directrices de la experta contemplan decantarse por marca blanca.

LEER TAMBIÉN: Estas son las 27 cosas que nunca deberías comprar en Ikea

LEER TAMBIÉN: Lávate las manos inmediatamente si has tocado una de estas 13 cosas cotidianas

LEER TAMBIÉN: 18 trucos para hacer que los alimentos frescos duren más

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido