Síntomas, comportamientos y actitudes para saber si tu hijo sufre bullying en el colegio

Muchas manos señalan a una niña desesperada

gettyimages

  • 200.000 chicos y chicas entre 14 y 28 años se suicidan anualmente por el acoso escolar. Los padres han de estar atentos para saber si su hijo sufre bullying.
  • Los cambios de comportamiento, la pérdida de apetito o la rotura de pertenencias son algunos síntomas que son clave para detectar un posible caso de acoso en el colegio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque se echan de menos cifras oficiales actualizadas y concretas, son diversos los estudios acerca del acoso escolar cuyas conclusiones resultan terroríficas. Estadísticas que deberían impeler medidas drásticas y urgentes y que, a falta de estas, harán que muchos padres se pregunten cómo detectar si su hijo sufre bullying en el colegio

En un informe publicado en 2019 por la Unesco, se decía que uno de cada 3 estudiantes había sido acosado por sus compañeros en la escuela, durante uno o más días, en el último mes. Y, más de uno de cada tres, habían estado involucrados en una pelea física con otro estudiante al menos una vez. Asimismo, el 32,4 % había sido atacado físicamente al menos una vez en los últimos 12 meses.

En otro informe, en este caso de la Organización Mundial de la Salud y Naciones Unidas, se afirma que el acoso escolar o bullying se cobra alrededor de 200.000 suicidios al año entre jóvenes de entre 14 y 28 años. Otro trabajo más, de las ONG Bullying Sin Fronteras y Beat Bullying, decía que hasta 24 millones de niños y jóvenes al año son víctimas de acoso y maltrato por bullying. Reino Unido es el país más afectado, seguido por Rusia, Irlanda, España e Italia.

La primera de las ONG emitió un estudio más en plena pandemia en el que concluía que el 33 % de los niños y adolescentes de América Latina y España habían sido víctimas de ciberbullying durante la cuarentena de 2020.

Las víctimas de acoso escolar tienen entre 12 y 13 años y sufren insultos y golpes

Según los últimos datos oficiales del Gobierno de España, entre noviembre de 2017 y octubre de 2018, el teléfono contra el acoso escolar del Ministerio de Educación (900 018 018) recibió 12.799 llamadas. En el 79 % de los casos, los interlocutores fueron los progenitores y sólo en un 3,78 % llamaron los propios agredidos. 

Con cifras del Ministerio de Educación, la edad mayoritaria entre las víctimas es de 12 a 13 años, el porcentaje es casi idéntico entre niñas y niños, y, dentro de los tipos de acoso psicológico, el principal (39 %) son los insultos. Por último, en epdata mencionan que, en 2017, 1.054 casos de acoso escolar fueron denunciados en España, según datos recogidos del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y cuerpos de Policía Local.

Son los datos oficiales, sin embargo, Amnistía Internacional, en su informe Hacer la vista… ¡gorda!, denunciaba que en España “miles de casos de acoso escolar permanecen ocultos. No se registran oficialmente, ya sea como resultado de errores en la recogida de los datos por parte de la Administración, porque profesorado y padres y madres no saben cómo identificarlo y actuar o porque las medidas que existen para atajarlo no están funcionando”.

7 síntomas de que tu hijo está sufriendo acoso escolar

El 30 de enero es el Día Escolar de la Paz y la No Violencia y, muchos padres y madres, se preguntarán cómo pueden detectar si su hijo o hija está sufriendo bullying en el colegio. Diversos expertos señalan en varias publicaciones algunos síntomas concretos. Eso sí, como se verá a continuación, muchos de ellos conllevan actitudes normales entre los adolescentes. Por lo tanto, es importante dejar claro que el hecho de que esto suceda no significa que, sí o sí, esté pasando por un episodio de bullying. Puede haber otras muchas razones. Aunque, por supuesto, conviene estar muy atento.

#1. Repentinos cambios de humos y comportamiento

Una niña en su cama con la cabeza entre las piernas y el móvil en la mano.

gettyimages

Ataques repentinos de ira, violencia, irritabilidad exagerada… el psicólogo Bernardo Peña explica en Mejor con Salud que, aunque es difícil distinguir estos comportamientos de los propios de un adolescente, hay que vigilarlos por si se combinan con otros. Son cambios, dice, que se van produciendo de manera progresiva y que pueden hacer, por ejemplo, que un niño extrovertido no quiera hablar con su familia o amigos.

#2. No quiere ir al colegio

Una madre habla con su hija, que está triste en la cama.

gettyimages

Va a colación de lo anterior. En Infosalus, el psicólogo y psicopedagogo Jorge López Pérez Vallejo señala que, normalmente, los niños que sufren acoso escolar intentan evitar ir al colegio, pudiendo ser mentira o siendo consecuencia de haber desarrollado enfermedades psicosomáticas.

#3. Síntomas psicosomáticos 

Una madre le pone el termómetro a su hija.

gettyimages

A los síntomas mencionados en el apartado anterior, se refiere también el psicólogo y profesor de la Universidad de Alcalá Iñaki Piñuel en El Mundo: el niño, afirma, puede sufrir malestar al levantarse, mareos, dolores de cabeza, molestias o alteraciones gastrointestinales, sensación de asfixia u opresión en el pecho, temblores, palpitaciones…

#4. Cambios en el apetito

Una niña se apoya sobre sus manos con el plato de comida lleno.

gettyimages

Otro de los síntomas psicosomáticos son los cambios en el apetito. Los cita Piñuel: habitualmente, los padres llevan a los niños al médico y, por más pruebas que les hagan, no consiguen descubrir el origen de estos trastornos repentinos. Puede llegar a suceder, recalca, que ni siquiera el niño haya identificado como acoso lo que está viviendo.

#5. Golpes

Dos niñas amenazan a otra

gettyimages

Un síntoma evidente de que algo está sucediendo es si el niño llega a casa habitualmente con golpes. La psicóloga Silvia Álava apunta en guiainfantil.com que hay que vigilar si, de manera frecuente, aparece con heridas o rasguños y dice que se ha caído. En la estadística del Ministerio de Educación, se indica que, cuando hay maltrato físico, en el 64 % de los casos se trata de golpes y empujones

#6. Pérdida o rotura de pertenencias

Un niño se muestra triste con la mochila al lado.

gettyimages

Otro síntoma que puede indicar que tu hijo sufre bullying es que llegue a casa con sus pertenencias (mochila, estuche, etc.) rotas o, incluso, que no las tenga. En una entrevista en la web de BBVA, Tiina Mäkelä, la directora para España y América Latina del Instituto Escalae del Programa KiVa contra el 'bullying', señala que a veces empieza a perder cosas, o parece que tiene accidentes o viene con cosas rotas. Estas, subraya, podrían ser algunas señales de que a lo mejor está pasando algo, pero no siempre significa que es justamente acoso escolar. Puede ser también otra cosa, aunque es una alarma que hay que empezar a investigar.

#7. Descenso en el rendimiento escolar

Un niño mira por la ventana sentado en una mesa de estudio.

gettyimages

Fruto de todo lo anterior, explican los psicólogos antedichos, es normal que se produzca un descenso en el rendimiento escolar. La falta de concentración, el miedo, la tensión, es muy lógico que generen un descenso de las notas y, como ya se ha dicho, del interés por ir al colegio y aprender. 

Otros artículos interesantes:

La hermana de 13 años de Greta Thunberg tiene que soportar "bullying, mensajes de odio y la intimidación sistemática" a la que se enfrenta su familia

El pack anti-COVID-19 que deberían llevar todos los niños al colegio para estar más protegidos

La pandemia está dañando la vista de los niños, y el virus no es el culpable