Cómo detectar a un posible jefe tóxico durante la entrevista de trabajo

Puede ser difícil decirle a tu jefe que no puedes asumir más carga de trabajo.
Puede ser difícil decirle a tu jefe que no puedes asumir más carga de trabajo.

Getty.

  • El motivo principal por la que un trabajador deja una empresa es porque se siente invisible ante su jefe. ¿Quieres evitar llegar a esa situación? Aprovecha las entrevistas de trabajo previas para determinar si tu posible superior es tóxico, desorganizado, narcisista...
  • No te quedes solo con lo que observes: realiza preguntas para determinar el grado de motivación y conocimiento del gerente en cuestión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una entrevista de trabajo tiene como objetivo principal darte a conocer a tu posible superior. Ahora bien, puedes aprovechar estos procesos para cumplir tareas secundarias, pero importantes. Por ejemplo: descubrir si te conviene trabajar para ese gerente.

Es una duda que te conviene aclarar. Al fin y al cabo, según explica Oficina Empleo, la razón principal por la que los trabajadores abandonan una empresa es porque no se sienten valorados. En un estudio al respecto realizado por la Asociación Americana de Psicología, el 50% de los participantes explicaron que se sentían invisibles ante sus jefes, y que eso les motivaba a buscar otro trabajo.

Para evitar llegar a esa situación, lo mejor es curarse en salud y confirmar cuanto antes de aceptar la oferta que tu futuro supervisor es un buen líder. 

¿Y qué mejor lugar para averiguarlo que durante las entrevistas de trabajo? Al fin y al cabo es el momento en el que estáis cara a cara y donde puedes analizar todo tipo de detalles sobre su comportamiento.

Aquí tienes 4 señales que, si se activan durante una entrevista laboral, pueden indicar que estás ante un jefe tóxico, junto con una serie de preguntas que puedes hacerle para acabar de confirmarlo (recopiladas por LifeHacker).

Señal n.º 1: Utiliza lenguaje negativo

Empresario y una lluvia de billetes.

Un buen líder debe permanecer en calma incluso en los momentos más complicados, tomarse su tiempo para ponderar las mejores decisiones y, sobre todo, controlar su negatividad

Así que desconfía si, durante la entrevista de trabajo, tu posible jefe empieza a criticar gratuitamente a las empresas rivales, a personas de la industria e incluso a otros candidatos. 

Señal n.º 2: Solo piensa en él

Empresario elegante

El objetivo de una entrevista de trabajo, tanto para el candidato como para el seleccionador, es conocer más a fondo a un empleado potencial y descubrir si este encajará bien dentro del equipo. Es un tipo de información más empática y emocional que un CV no sabe transmitir. Lo normal es que la conversación se centre sobre tu perfil profesional.

En cambio, si tu posible superior aprovecha la mayoría de tus respuestas para hablar de sus logros o batallitas, es muy posible que se trate de una persona con un gran ego. Este rasgo es perjudicial en el entorno laboral. Puede que no te convenga trabajar con una persona así cerca.

Señal n.º 3: No sabe explicar para qué te necesitará

Lider y su grupo

Es normal si un reclutador no sabe explicarte con detalle cuáles serán las tareas dentro del puesto de trabajo, ya que no conoce tan bien los entresijos como un jefe.

El problema viene cuando el supervisor o no sabe explicarte bien cuál será tu rol o bien notas que cada una de sus respuestas se contradice con las demás. Esto puede indicar que el gerente en cuestión es muy desorganizado, o bien que no sabe para qué querría contratarte. Ninguna de las 2 alternativas es muy esperanzadora.

Señal n.º 4: Te deja de lado

Entrevista de trabajo con tension

En un mundo ideal, nadie llegaría tarde a las citas y reuniones. No obstante, en la realidad hay muchos factores externos que pueden provocar que el supervisor llegue unos minutos tarde a la entrevista. No pasa nada si se disculpa o te explica lo ocurrido. Pero empieza a sospechar si hace como que no ha pasado nada.

Aplica lo mismo en otras situaciones del proceso. ¿No te deja realizar preguntas al final de la charla? ¿Tarda en responder a tus emails o llamadas para saber cuál será el siguiente paso? Si en general notas que te presta poca atención, puede ser una señal de que se trata de una persona maleducada o que no empatiza muy bien con los demás.

Preguntas que puedes hacer a tu posible superior para saber más sobre su perfil

Manos entrevista de trabajo

Todas las señales de más arriba pueden indicar que el superior en cuestión no es un buen jefe, pero no son para nada determinantes. 

Puedes acabar de confirmar tus sospechas aprovechando el clásico momento de las entrevistas en las que puedes hacer preguntas. Ten cuidado por eso: esa es tu oportunidad para preguntar sobre el trabajo, la empresa, la misión de la misma... No lo conviertas en un interrogatorio porque quedarás un poco sospechoso.

Por ejemplo, puedes combinar ambos objetivos (saber más sobre tu jefe y sobre el trabajo) con preguntas de este estilo:

  • ¿Cómo sería un día normal en mi puesto de trabajo?
  • Si acabara obteniendo el puesto, ¿cómo sería el proceso de aterrizaje y de entrenamiento?
  • ¿Cuáles son las expectativas en cuanto a resultados para mi posible posición?

Estas preguntas más profesionales te ayudarán a saber si tu superior conoce bien cómo funciona la empresa, su equipo y, sobre todo, tu puesto de trabajo. Si las respuestas son difusas, o vuelca demasiada presión en ti, posiblemente algo va mal.

A continuación puedes preguntar sobre el superior en sí. Aquí tienes 3 ejemplos más de preguntas:

  • ¿Cómo describiría tu equipo tu forma de dirigirlo?
  • ¿Tienes reuniones one-to-one frecuentes?
  • ¿Me puedes contar un poco sobre tu equipo?

Lo normal es que las respuestas te revelen a un líder que conoce bien a su equipo y que invierte tiempo, energía y recursos en que cada uno de sus miembros individuales pueda desarrollarse profesionalmente.

En cambio, si notas que el supervisor solo quiere lo bueno de su cargo, y evitar las responsabilidades, posiblemente estás ante un mal jefe.

Finalmente, puedes calcular el nivel de motivación del equipo con este tipo de preguntas:

  • ¿Cómo reconocéis o celebráis el éxito dentro del equipo?
  • ¿Puedes contarme qué es lo mejor de trabajar aquí?

Si el supervisor reconoce los éxitos, o los motivos por los que trabaja en la empresa son intrínsecos (conexión con los valores, pasión por las metas...), seguramente la energía del equipo es positiva.

En cambio, si notas cierto descontento por parte de tu superior, ¿cómo te sentirías tú trabajando ahí?

Otros artículos interesantes:

25 respuestas inteligentes a preguntas de entrevistas de trabajo realmente difíciles

16 errores que pueden arruinar una entrevista de trabajo

3 trucos de expertos para superar una entrevista de trabajo

Te recomendamos