Cómo y dónde poner las cadenas del coche para evitar sustos al conducir sobre la nieve o el hielo

Un equipo de rescate trata de retirar un coche en una autovía de Castilla y León (Reuters)
Un equipo de rescate trata de retirar un coche en una autovía de Castilla y León (Reuters)

Reuters

  • Un vídeo de la DGT explica cómo poner las cadenas del coche. Las metálicas son las más duraderas, utilizadas y económicas. Las de tela son muy sencillas de montar y realmente eficientes.
  • Es importante practicar, realizar la operación con guantes, no creer en recursos milagrosos (como botes de espray) y conocer los colores de alerta de la nieve.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Obligatorio circular con cadenas”, avisan en los medios de comunicación a instancias de la Dirección General de Tráfico (DGT). “Las tengo en el maletero”, responden desde el sofá de su casa las personas que tienen pensado coger el coche. Entonces llega la pregunta clave: “¿Sabes poner las cadenas del coche?”. Ahí la contestación ya no es tan clara.

Son múltiples los efectos de la borrasca Filomena en España y, uno de ellos, es la recomendación (cuando no obligación) de llevar cadenas si se va a utilizar el coche. El principal consejo ha de ser el de no conducir, pero es estrictamente necesario para muchas personas, y tienen que saber cómo colocar las cadenas para circular sobre la nieve o el hielo con seguridad.

Desde la DGT, con un vídeo realizado en 2015 por el Real Automóvil Club de España (RACE), explicaron paso a paso el proceso para poner las cadenas en el coche. En otra publicación –en este caso de 2018– la Jefatura Provincial de Tráfico señalaba que cerca del 80 % de los conductores aseguraba no saber montar las cadenas o nunca lo han intentado. 

¿Dónde pongo las cadenas según el tipo de vehículo?

Más recientemente –en enero de 2020–, la DGT publicó otra información acerca de dónde colocar las cadenas, que ahora el Ministerio de Transportes vuelve a sacar a colación tras la borrasca Filomena. 

En la misma, explican que, al instalarlas, hay que tener en cuenta dónde están las ruedas motrices del vehículo, ya que la cadena sirve para dar una adherencia que falta. Por tanto, “en condiciones de poca adherencia, todos los tipos de cadenas se montan siempre sobre las ruedas motrices, las que reciben la fuerza del motor”.

En los vehículos de tracción, las cadenas deben ponerse en las ruedas del eje delantero, pues son estas las que reciben la fuerza (par) del motor. En cambio, en los vehículos de propulsión, las ruedas motrices están en el eje trasero y es en ellas donde se ponen las cadenas cuando no hay adherencia. Fabricantes como BMW, Mercedes y otras marcas de coches deportivos han producido tradicionalmente vehículos de propulsión.

Respecto a los vehículos de tracción integral (4x4), existen distintos tipos de transmisiones integrales, de forma que es necesario atenerse a las recomendaciones de cada fabricante respecto a la instalación de cadenas para obtener la mayor adherencia posible, en sus modelos con tracción total.

Avisan, además, de que las ayudas electrónicas para el control de la tracción analizan las condiciones de adherencia y suministran el par motor necesario entre las ruedas en milésimas de segundo. No son, en principio, incompatibles con el uso de cadenas. Eso sí, en casos extremos, puede ser necesario desconectarlas: "Si la falta de adherencia es muy grande, el control de tracción puede disminuir tanto la fuerza del motor (para evitar que el vehículo patine) que apenas transmite par y el vehículo no avanza aunque se presione el acelerador".

Tipos de cadenas y neumáticos de invierno

  • Cadenas metálicas: son duraderas y eficaces, aunque ruidosas. Su montaje en condiciones de frío y humedad puede ser difícil. Son las más duraderas, utilizadas y económicas.
  • Cadenas semiautomáticas: son las más costosas, pero muy eficientes. Se puede circular todo el invierno con el soporte instalado en la llanta y, de ser necesario, las cadenas se acoplan con rapidez.
  • Cadenas de tela: de muy fácil montaje, ocupan poco espacio, son muy eficientes y no especialmente caras.
  • Neumáticos de invierno: sin duda, la mejor opción si vive en zonas con abundante lluvia y temperaturas por debajo de 10º C. Se agarran mejor y frenan antes, pero son hasta un 15 % más caros que los convencionales. Sustituyen a las cadenas.

Consejos para colocar las cadenas y conducir sobre nieve o hielo

Para seguir aclarando dudas, la DGT recuerda otra serie de consejos genéricos para poner las cadenas y circular con ellas. Son estos: 

  • Practicar: no es algo que se haga habitualmente, por lo que conviene ensayar antes de tener la tormenta encima y comprobar que las cadenas se ajustan al tamaño de los neumáticos.
  • Circular a una velocidad adecuada: con cadenas de nieve se aconseja no circular a más de 50 km/h (con cadenas metálicas a 30 km/h). En todo caso, es muy importante reducir la velocidad hasta circular en condiciones de seguridad, adaptándola a las circunstancias de la vía y condiciones climatológicas. Por supuesto, siempre siguiendo las indicaciones de las señales y, sobre todo, de los paneles de información y los agentes de Tráfico. También hay que evitar acelerones bruscos y frenazos. 
  • Retirarse a un lugar seguro para colocarlas: hay que tener en cuenta que se trata de una acción que no se realiza con frecuencia, por lo que, para empezar, no se sabe cuánto se tardará. Por ello, y para garantizar la seguridad y evitar posibles accidentes, hay que colocarse en un lugar seguro y apartado de la carretera, señalizar la posición del vehículo con el triángulo de emergencia y no olvidar colocarse el chaleco reflectante.
  • Colocar las cadenas con guantes: así se evitarán cortes y la pérdida de habilidad con las manos por el frío.
  • Comprobar que las cadenas están bien puestas: es recomendable circular 100 metros y, después, reajustar las cadenas. 
  • Quitarlas si no son necesarias: si ya no se requieren cadenas, es importante retirarlas, ya que se pueden dañar los neumáticos.
  • No hay recursos milagrosos: no fiarse de los botes de spray o las cadenas de tela excesivamente baratas, de origen sospechoso o vendidas por no profesionales.

Los colores de la nieve

Relacionado directamente con la circulación sobre nieve y, por ende, con el uso de las cadenas, está la señalización de Tráfico acerca de la alerta provocada por la nieve:

  • Nivel verde: se recomienda circular a 100 km/h en autopistas y autovías y a 80 km/h en el resto de vías. Los camiones deben ir por el carril derecho y sin adelantar y hay que evitar los puertos.
  • Nivel amarillo: los camiones y los vehículos articulados tienen prohibido circular. Los turismos y los autobuses deben ir a 60 km/h. Hay que evitar las curvas peligrosas y, en curvas y descensos, reducir más la velocidad.
  • Nivel rojo: se suman los autobuses a la prohibición de circular del nivel amarillo. Sólo se puede circular con cadenas o neumáticos especiales y a 30 km/h. No se debe rebasar a los vehículos parados en la calzada, si no hay seguridad total de que se va a poder seguir la marcha. 
  • Nivel negro: está prohibida la circulación. Si se queda bloqueado, lo mejor es poner la calefacción y no abandonar el vehículo si no hay refugio. Se tiene que intentar aparcar, hágalo lo más orillado posible para no molestar a los quitanieves. 
Los colores de la nieve (DGT)Los colores de la nieve (DGT)
Los colores de la nieve (DGT)

DGT

LEER TAMBIÉN: Cadenas de tela o metálicas: ventajas e inconvenientes para circular de forma segura con tu coche

LEER TAMBIÉN: La nieve no es del color que todo el mundo cree

LEER TAMBIÉN: El temporal me ha destrozado el coche, llevo dos días sin luz, han cancelado mi viaje, me he caído por la calle: ¿a quién debo reclamar?

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Nieve
  2. Coches
  3. Motor
  4. Automóvil
  5. DGT
  6. Mercedes
  7. BMW
  8. España
  9. Gobierno de España