Cómo eliminar de manera definitiva las manchas de humedad en paredes, muebles o superficies de viviendas

Manchas de humedad

Getty Images

  • Las manchas de humedad son un problema común en paredes, muebles o superficies de viviendas en climas húmedos o mal ventiladas. Se suele agravar durante los meses de otoño e invierno.
  • Aprende cómo deshacerte de las manchas de humedad de forma definitiva con ingredientes caseros y totalmente naturales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Miras hacia la esquina de una habitación y el monstruo acecha de nuevo: las manchas de humedad son una de las peores pesadillas que acechan a los hogares. Los afean estéticamente, en ocasiones se extienden con rapidez y el moho puede irritar ojos, nariz, piel, garganta y pulmones, además de causar reacciones alérgicas o crisis de asma en personas sensibles. 

¿Por qué aparecen las manchas de humedad? Estas se originan cuando la temperatura del interior de la vivienda supera al exterior y el vapor de agua presente en el ambiente se condensa convirtiéndose en líquido al entrar en contacto con una superficie fría. La principal consecuencia es el moho, cuyas colonias buscan calor y alimento para crecer y reproducirse.

Los síntomas más evidentes de las humedades por condensación son las manchas negras en paredes y techos, que son oscuras en paredes blancas y claras en paredes oscuras. Los hongos también pueden aparecer en cabeceros, muebles y partes traseras de armarios. Son comunes las ventanas con cristales y aluminio mojado y el olor a cerrado pese a la ventilación. 

¿Qué remedios caseros puedes usar para combatir las manchas de humedad? Estos son algunos de los más efectivos. 

Sal de cocina

La sal es una gran aliada contra la humedad.
La sal es una gran aliada contra la humedad.

Artem Beliaikin/Pexels

La sal de cocina es muy útil porque desinfecta, neutraliza los olores y absorbe la humedad, por lo que impide que se forme el moho en espacios cerrados y crea una barrer protectora contra la aparición de los hongos. 

Desde Mejor con Salud recomiendan poner un kilo de sal en un recipiente de boca ancha y ponerlo en el centro de los lugares más húmedos de la casa para que absorba la humedad del aire e impida que el hongo aparezca de nuevo. Deberás cambiar la sal por un kilo nuevo cuando su color se torne oscuro. 

Vinagre blanco

El vinagre es uno de los limpiadores caseros más potentes y sirve para casi todo. En el caso de las manchas de humedad te ayudará a eliminarlas, limpiar el ambiente y acabar con los malos olores.

En lugar de usarlo directamente, prepara una mezcla que tenga la mitad de agua y la mitad de vinagre, disponla en un frasco con atomizador y rocía el producto sobre las zonas que tengan hongos y manchas de humedad.

Deja que actúe durante al menos media hora y pasa una esponja o bayeta húmeda. 

Aceite de árbol de té

Podrás encontrar este producto natural en herbolarios y tiendas especializadas. Entre sus múltiples propiedades también destacan las antifúngicas: puedes preparar un limpiador casero para las humedades llenando un pulverizador con un par de vasos de agua y una cucharada de aceite de árbol de té. 

El aceite de árbol de té, que podrás encontrar en herbolarios y tiendas especializadas en productos naturales, es uno de los remedios caseros más efectivos para eliminar las humedades y el moho gracias a sus superpoderes antifúngicos. Llena un pulverizador con dos vasos de agua tibia y una cucharada de aceite de árbol de té.

Rocía tu preparación en las manchas de humedad, espera un cuarto de hora y frota la zona afectada con un trapo, esponja o cepillo. 

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

Monfocus/Pixabay 

Es otro ingrediente clave para la limpieza del hogar gracias a sus propiedades abrasivas y antibacterianas. En el caso de la humedad el bicarbonato de sodio también puede neutralizar olores en cualquier lugar, desde habitaciones a la nevera y los armarios, y absorber los hongos.

Puedes aplicarlo directamente sobre las manchas y beneficiarte de sus propiedades blanqueadoras. Además de esparcirlo, otra alternativa es poner un recipiente con bicarbonato de sodio en el espacio con humedad y permitir que actúe un día entero. 

Agua oxigenada

También puedes usar agua oxigenada para eliminar las manchas de humedad. 

Utiliza agua oxigenada al 3%, introdúcela en un frasco con pulverizador y rocía las zonas de tu casa afectadas por las manchas de humedad, permitiendo que este líquido actúe durante unos minutos. Después, pasa por la zona un paño mojado, una esponja o un cepillo.

Por último, para evitar la humedad por condensación, es importante ventilar a diario toda la casa, no pasarte con la temperatura de la calefacción, utilizar deshumidificadores, apostar por un buen aislamiento de techos, ventanas y paredes y secar la ropa al aire libre cuando sea posible. 

Otros artículos interesantes:

¿Y si la mejor tecnología de limpieza estuviese en los moluscos? Un experimento puntero demuestra que 300 mejillones pueden filtrar 250.000 microplásticos por hora

Estos son algunos productos a los que puedes recurrir para eliminar las manchas de tomate de la ropa

5 efectivos trucos para acabar con las manchas amarillas y el olor a sudor en la ropa

Te recomendamos

Y además