Cómo logró una emprendedora llevar a su empresa de moda a unos beneficios de 2 millones al año con bolsos fabricados a partir de manzanas y sin inversores

La directora general de Samara, Salima Visram, a la derecha, y su hermana Samara, a la izquierda.
La directora general de Samara, Salima Visram, a la derecha, y su hermana Samara, a la izquierda.
Samara.
  • Salima Visram ha fundado la marca de moda sostenible Samara en 2017 después de no encontrar un bolso "sin crueldad, simple y elegante".
  • La marca vende bolsos, ropa y accesorios hechos de materiales sostenibles de origen ético como la piel de manzana, el bambú y el aceite de ricino.
  • Una parte de los beneficios de la empresa se destinan a apoyar la otra empresa de Visram, Soular, que ofrece a niños de Kenya, Uganda y Tanzanía mochilas con luces alimentadas por energía solar para que hagan los deberes sin depender de combustibles fósiles.
  • Visram asegura que Samara es rentable y que lleva "desde el primer día" generando 2 millones de dólares al año en ingresos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Bolsos hechos de piel de manzana. Gafas de sol fabricadas a partir de aceite de ricino. Una mochila elaborada con plástico reciclado del océano.

Crear productos con materiales no convencionales han ayudado a Salima Visram a convertir su marca de moda sostenible, Samara, en un negocio rentable, sin necesidad de buscar inversores.

Visram tuvo la idea de montar el negocio a finales de 2017, cuando se dio cuenta de que no existía en el mercado una alternativa para comprar un bolso "simple, elegante y libre de crueldad". Por eso se puso como objetivo crear una marca liberada de cualquier tipo de los problemas éticos que suelen rodear a la industria de la moda, como el impacto medioambiental de la elaboración de los productos o la crueldad que sufren algunos animales para que los artículos puedan llegar a las tiendas.

"Hemos evolucionado para crear artículos de piel de manzana porque, si te das cuenta, la mayor parte de los productos veganos están hechos con PVC, que es extremadamente perjudicial para el medioambiente", explica Visram a Business Insider.

La intención de la empresa es facilitar la financiación a una segunda empresa de Visram, Soular, que suministra a niños de Kenya, Uganda y Tanzania mochilas con luces que funcionan mediante energía solar para que puedan hacer los deberes sin consumir combustibles fósiles. Visram explica que el 10% de las ganancias de Samara se destinan a la energía solar.

Leer más: Cómo conseguir dinero extra vendiendo ropa en Instagram, según una estudiante universitaria que gana 1.000 dólares extra al mes

Samara Bags comenzó con un presupuesto pequeño y una producción de solo 10 bolsos. Basándose en los comentarios de los clientes, la empresa finalmente dejó atrás el nombre de "Bags" en su marca y comenzó a ofrecer vestidos elaborados a partir de bambú, bufandas fabricadas con poliéster reciclado y libretas de papel con cubiertas de lino.

Las conversaciones con los clientes llevaron a Visram a iniciar un proceso interminable de experimentación para encontrar materiales que tuvieran la misma sensación de lujo que los materiales que estaban sustituyendo, pero eliminando de la ecuación el impacto medioambiental y la crueldad con los animales.

"Estaba tratando de hacer piel de coco en mi cocina", relata Visram. "Probamos con la piel de la piña porque es bastante gruesa. En realidad, probamos un montón de cosas diferentes".

Sin embargo, la piel de la piña se asemejaba a la textura del papel, cuenta Visram, mientras que la piel de los champiñones e incluso de las uvas no superaron las pruebas. Al final, se decantó por la piel de manzanas que provenían de restos sobrantes de la producción de zumo en Italia.

"Es bastante chocante descubrir que existen alternativas si intentas empujar la rueda en la dirección correcta", comenta Visram, "y desde luego existen maneras mejores de hacer ciertas cosas".

Visram explica que Samara es rentable y lo ha sido "desde el primer día", y desde entonces ha crecido hasta convertirse en una compañía que genera 2 millones de dólares al año (alrededor de 1,7 millones de euros al tipo de cambio actual) en ingresos. Ella atribuye este logro a las limitadas series de producción, a su pequeño equipo humano que lleva realiza todo tipo de funciones y al esfuerzo de tratar de hacer todo lo posible dentro de la empresa, sin subcontratar.

"Nunca tuvimos como objetivo fabricar producciones de 5.000 piezas", confiesa Visram. "Desde el principio nos enfocamos en diseñar lotes muy pequeños. Incluso ahora tratamos de no asumir grandes producciones o series de fabricación porque no queremos generar desperdicios".

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informadoLo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Visram también explica que han reducido costes gestionando proyectos de manera interna que normalmente en otras compañías similares se subcontratarían, como las sesiones de fotos de los productos de Samara.

En la moda, "se ha convertido en una norma que hay que gastar mucho dinero en modelos y agencias creativas y en dirección creativa", resume, añadiendo que al no hacer las cosas de la manera convencional ha descubierto que "es posible intentar hacer todo lo que se pueda dentro de la compañía".

Leer más: Estos 3 jóvenes españoles han desarrollado una app capaz de detectar el cáncer de piel y otras 130 patologías dermatológicas con un móvil que no cuesta más de 350 euros

Samara tiene una plantilla de 4 personas, incluyendo a la hermana de Visram, Samara, a la que la marca debe su nombre. Como en cualquier otra startup, Visram explica que eso significa que cada empleado tiene que asumir muchos roles.

"Cuando se es joven como empresa, todos en la compañía deben saber cómo funciona cada ámbito, ya sea creativo, de operaciones o de servicio al cliente", dice Visram. "Creo que todos los miembros de nuestro equipo se han dedicado de un modo u otro a la atención al cliente".

Samara actualmente obtiene sus materiales de fábricas de todo el mundo, pero Visram planea que la compañía entre también en el juego de la fabricación. Actualmente está en proceso de establecer un "laboratorio de innovación" en Kenya, donde se crió, para estudiar la fabricación de materiales como pieles vegetales y sustitutivos del nailon.

Visram no ve inversores externos en el futuro inmediato de Samara, a menos que la compañía entre en el mundo minorista o tenga la oportunidad de expandirse rápidamente. Además, explica que ha escuchado demasiadas historias de terror de amigos del mundo de las startups que renunciaron al control de sus empresas para acceder a financiación.

"Muchas veces es crecimiento a toda costa", critica Visram. "En nuestro caso, queremos ser consecuentes, y al mismo tiempo, mientras crecemos, queremos asegurarnos de que estamos causando impacto".

LEER TAMBIÉN: Los yogures que parecen sanos pero no lo son, según Carlos Ríos, el influencer que triunfa en redes sociales

LEER TAMBIÉN: Cómo llegó un joven de 24 años a facturar un millón de dólares al año creando juegos en Roblox, la plataforma que ha superado a Minecraft

LEER TAMBIÉN: La vitamina que debes tomar a partir de los 40 para tus músculos, según la ciencia

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”