Cómo entender los ladridos de tu perro, según una experta en psicología animal

  • Aunque el lenguaje animal se diferencia bastante del humano, existen algunos consejos a tener en cuenta para relacionarte con mayor facilidad con tu perro.
  • Alexandra Horowitz, psicóloga animal de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), ofrece algunas recomendaciones para saber qué te quiere decir tu perro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Alexandra Horowitz, psicóloga animal de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), ofrece algunas claves para entender a tu perro. Aquí las tienes, en sus propias palabras:

"¡Existen tantos tipos de ladridos! Los perros tienen numerosas maneras de vocalizar y de lo primero que una persona se puede dar cuenta es que, normalmente, todos sus ladridos tienen significados diferentes. 

No se trata solo de un sonido estridente. Sí, es un ruido bastante fuerte, pero por lo general intenta tener distintos objetivos: expresan angustia, buscan llamar la atención, decirnos que hay alguien detrás de la puerta, algo que les ha asustado o sorprendido...

Tienes que fijarte en el contexto en el que el perro se pone a ladrar, ya que será este el que te dará la información que necesitas sobre lo que quiere decir con ese ladrido.

Y, por cierto, si no quieres que tu perro ladre para llamar la atención, como para decirte que es hora de salir a la calle, por ejemplo, ya que es una buena forma de que le hagas caso, entonces deberías dejar de responder a eso como una manera muy efectiva de atender a su petición.

Fíjate en las señales que te da de que ya está listo para salir o sácalo antes de que empiece a darte señales muy explícitas de que ya es la hora de marcharse para que puedas evitar ese comportamiento, si realmente quieres que lo elimine, en lugar de tener que regañarle. Castigar la comunicación nunca tiene sentido. 

17 consejos para cuando tu perro te acompañe en tus viajes en autocaravana (o en carretera en general)

Hay una especie de sonido muy característico que han identificado algunos científicos. Cuando juegan, hacen una especie de resoplido que se asemeja a una risa. 

Aunque no lo hacen muy a menudo, en otras ocasiones usan su propio cuerpo para expresar felicidad y la "sonrisa" que parecen expresar en sus rostros es simplemente un rasgo. Si eso les hace parecer más felices, ¡genial!

Pero no tienen el mismo tipo de músculos faciales que nosotros utilizamos para sonreír, lo cual no significa que no puedan sentir felicidad o que no puedan sonreír. Su felicidad se expresa a través de su cola, cuando la mueven frenéticamente o su propio cuerpo no para de estremecerse. Las orejas también se les mueven con la emoción de verte, por ejemplo.

Eso es pura alegría, en lugar de solo saludarnos con una simple sonrisa". 

Otros artículos interesantes:

7 animales "inmortales" que tienen más posibilidades de heredar la Tierra que la propia humanidad

Los perros que mejor se adaptan a vivir en un piso, según expertos

10 razas de perros que no suponen un problema para alérgicos