Pasar al contenido principal

Así de distinto es comer en los McDonald's de 8 países alrededor del mundo

McDonald's tiene alrededor de 36.000 restaurantes en más de 100 países de todo el mundo.
McDonald's tiene alrededor de 36.000 restaurantes en más de 100 países de todo el mundo. Lisa Nonaka/Business Insider
  • McDonald's es uno de los restaurantes de comida rápida más universales del planeta.
  • Comparamos cómo es la comida en los McDonald's de 8 países diferentes a través de periodistas de Business Insider, incluyendo Singapur, Japón, India, Suecia o España. 
  • El experimento revela que la cadena atiende a los gustos locales con algunas variaciones de sus productos populares, ofreciendo patatas fritas con sabor a mayonesa y pasteles de coco en algunos sitios.
  • El veredicto en relación a la calidad de esos productos regionales difiere en cada país. Por supuesto, también hemos probado qué productos autóctonos en España. 

Con alrededor de 36.000 restaurantes en 100 países diferentes, McDonald's es una de las marcas más reconocibles del planeta. Aunque se ha hecho famosa con productos mundialmente conocidos como el Big Mac o el Cuarto de Libra, la cadena intenta adaptar sus menús a los gustos de cada país, lo que significa que en la práctica un McDonald's en la India tiene poco que ver con lo que ofrece un McDonald's en Estados Unidos.

Hemos pedido a varios periodistas de otras ediciones de Business Insider —Singapur, Japón, India, Suecia, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos— que acudieran a un McDonald's para contar cómo es allí la cadena. El experimento, que por supuesto hemos llevado a cabo también en España, revela que cada país atiende a los gustos locales con sorprendentes variaciones de algunos productos icónicos del McDonald's.

Echa un vistazo a continuación para descubrir cómo es ir al McDonald's en diferentes partes del mundo.

Singapur

Singapore

¿Quién hubiera pensado que nuestro plato local por excelencia, el Nasi Lemak, podría convertirse en una hamburguesa?

El Nasi Lemak es un plato de arroz cocido en leche de coco que normalmente se toma para desayunar y que por lo general se suele acompañar con una amplia variedad de guarniciones, incluyendo huevo frito, pepino, boquerones y, lo más importante: un poco de sambal de chile picante.

Así que imagina nuestras dudas cuando nos enteramos de lo último del McDonald's.

¿Será mejor que nuestro amado McChicken y el Milo helado?

 

Compramos un menú (9 dólares) que incluye —por supuesto— la hamburguesa Nasi Lemak, un pastel de coco, una bebida típica (Bandung McFizz) y patatas fritas, que pueden cambiarse por patatas rizadas.

We purchased the bundle set ($9), which comprises the Nasi Lemak burger (of course), coconut pie, Bandung McFizz and French fries, which can be upsized to the criss-cut fries option.

¿Una jugosa hamburguesa con sabor a pollo? Sí.

¿Huevo frito? Sí.

¿Rebanadas de pepino? Sí.

¿Cebolla caramelizada? Sí.

¡Ah! y todo esto servido en un pan de sémola, nada que ver con los bollos de pan convencionales.

¿El veredicto de la hamburguesa? Nos ha gustado mucho.

Lo cierto es que empezamos la prueba con mucho escepticismo. No esperábamos que nos sorprendiera lo bien que puede saber en una hamburguesa un simple plato de Nasi Lemak. Considéranos vendidos.

La mayoría de nosotros optó en la prueba por los postres con sabor a coco, excepto una persona... que todavía se esté arrepintiendo de su decisión

Most of us at the taste test enjoyed coconut-flavored desserts, except for one. But this coconut pie might have changed her perspective on all coconut-y sweets.

El relleno de coco estaba perfecto, tanto que logró conquistar a uno de los que no era demasiado fan de los dulces con sabor a coco.

También probamos un Chendol McFlurry (3$) y un Bandung McFizz

We also tried the Chendol McFlurry ($3) and Bandung McFizz.

El helado también superó nuestras expectativas: estaba realmente bueno. Tenía una cantidad generosa de gula melaka y virutas de coco. Quizás demasiado dulce, pero aún así estaba bastante bueno.

Se suponía que el Badung McFizz tenía que saber como un Bandung, una bebida de leche con sirope de rosas típica muy típica en Singapur, pero apenas se parecía al auténtico. Así que recomendamos saltarte esta bebida. 

El McDonald's está haciendo las cosas bien. Ha dejado atrás algunos episodios dramáticos que incluían patatas trufadas y hamburguesa con huevo revuelto. Seguiremos atentos para descubrir las futuras creaciones de la cadena.

Andrea Saadan, BI Singapur

Japón

Japan
Lisa Nonaka/Business Insider

Decidimos comprar el menú con la hamburguesa Tsukimi con queso (670¥), optamos por cambiar las patatas fritas básicas por "mentai-mayo", patatas fritas con sabor a bacalao y mayonesa (+30¥) y mejoramos nuestra bebida al sabor McFizz Yuzu (+¥30). El yuzu es una fruta japonesa que tiene un aspecto parecido al limón.

La hamburguesa Tsukimi es una hamburguesa especial que se sirve en McDonald's en Japón durante el otoño. En Japón tenemos una festividad anual en esa época en honor a la primera luna llena de otoño. 

Así que McDonald's tuvo la idea de crear la hamburguesa Tsukimi y este es el 26º año que vende este producto. Se supone que el huevo representa a la Luna.

Aquí puedes verla de cerca. En la hamburguesa "Tsukimi" hay carne, queso, huevo frito, tocino y salsa. En Japón, la gente suele comer fideos soba en una sopa cubierta con un huevo llamada "Tsukimi soba". "Tsukimi" en japonés significa Luna. 

Here's a closer look. Inside the "Tsukimi" burger were a beef patty, cheese, fried egg, bacon, and sauce. In Japan, people often eat soba noodles in soup topped with an egged called "Tsukimi" soba, and "tsukimi" means moon.
Lisa Nonaka/Business Insider

Esta ha sido la primera vez que hemos probado la hamburguesa Tsukimi (a pesar de que McDonald's la lleve vendiendo desde hace 26 años) y no la volveríamos a pedir. La parte principal de la hamburguesa es el huevo, que no nos gustó en absoluto. Solo pudimos saborear la clara del huevo cuando llegamos a la mitad de la hamburguesa, y después de seguir unos bocados más nos cansamos antes de poder llegar a la yema.

El queso, la carne y la salsa sí estaban bien.

 

Mejoramos nuestras patatas a la opción "mentai-mayo". Así, las patatas se aderezan con unos polvos con sabor a mentai y mayonesa mientras se agitan en una bolsa de papel.

We upgraded our French fries to "Mentai-mayo fries," and a mentai-mayo-flavored powder was put in a paper bag to shake the fries.
Lisa Nonaka/Business Insider

Después de agitar las patatas durante unos 20 segundos ya estaban listas. Las patatas tenían más sabor a mayonesa que a mentai (huevas marinadas de bacalao). Eran poco más que patatas con sabor a mayonesa.

También probamos el Yuzu McFizz. Se suponía que tendría el sabor agridulce de los cítricos tan característico del Yuzu. Sin embargo, era como beber un Sprite con un sabor ligeramente más cítrico

We also tried the Yuzu McFizz. This was supposed to have the sour-sweet citrus flavor that the Yuzu has. However, it was like drinking a yellow, more citrus-flavored Sprite.
Lisa Nonaka/Business Insider

También compramos la hamburguesa de cerdo frito con jengibre y el batido 'Chelsea', hecho con dulce de caramelo Meiji

We also purchased the "ginger fried pork" burger and Chelsea (butterscotch candy produced by Meiji) milkshake.
Lisa Nonaka/Business Insider

El 'shogayaki' de cerdo, también conocido como cerdo al jengibre, es uno de los platos más conocidos de Japón

"Pork Shogayaki," known as ginger pork, is one of the most popular dishes in Japan.
Lisa Nonaka/Business Insider

Lo primero que detectamos al comer la hamburguesa fue la salsa shogayaki. Tenía un sabor similar a la salsa teriyaki aderezada con algunas especias.

El sabor del jengibre picante y la salsa de soja con un toque de mirin —un vino de arroz similar al sake que se utiliza como condimento— hacen una buena mezcla. McDonald's creó la salsa shogayaki especial, que sí sabe más a shogayaki.

El shogayaki de cerdo normalmente se sirve con un bol de arroz, pero en cualquier caso, McDonald's en esta ocasión ha hecho un buen trabajo. Y conjugaba estupendamente con el bollo de pan.

Lisa Nonaka, BI Japón

India

Un elemento que es especial para el menú de McDonald's en la India es el McAloo Tikki Burger. "Aloo" significa "patata" y la palabra "tikki" significa "una pequeña chuleta" [RE]
Anushree Singh/Business Insider

McDonald's tiene una hamburguesa llamada "McAloo Tikki" en su menú de la India. "Aloo" significa "patata", y la palabra "tikki" significa "una chuleta pequeña".

El "aloo tikki" es un aperitivo bastante común del norte de la India hecho a base de patatas crujientes, picantes y redondas que están recubiertas con varias salsas dulces y ácidas y polvos de varias especias. Normalmente se sirven muy calientes.

Tradicionalmente se cocinan con patatas cocidas, puré de patatas y guisantes. Son la comida callejera más popular en la India.

 

La hamburguesa McDonald's McAloo Tikki es una combinación una masa a base de patatas y guisantes, mayonesa con tomate dulce, cebollas y tomates frescos servidos en un panecillo regular.

La hamburguesa McAloo Tikki de McDonald's es una combinación de chuleta de papas y guisantes, mayonesa de tomate dulce, cebollas y tomates frescos servidos en un bollo regular [RE]
Anushree Singh

La mayonesa con tomate dulce llevó el picante a nuestras papilas gustativas. Sin embargo, no llegó a recrear la magia de la mezcla de sabores dulces, agrios y picantes de los tikkis calientes que se pueden saborear en los puestos callejeros. La frescura del "Aloo tikki", sim embargo, sí destacó para bien. Estaba perfecto, ya que estaba cubierto con una generosa cantidad de pan rallado y frito muy bueno. 

La hamburguesa "McAloo Tikki" es una opción decente si vas a visitar un McDonald's en la India. Una hamburguesa que probablemente no te va a saciar, pero teniendo un precio de sólo 30 rupias, es toda una ganga. Pruébala si nunca has probado un "Aloo Tikki" antes y prefieres una versión más higiénica que los que se sirven en la calle. 

McDonald's ha tratado de inspirarse en los gustos más tradicionales de la India. Añadir una salsa de menta al pan del Mc Pollo ha sido uno de sus mayores éxitos para acercarse a nuestros sabores.

McDonald's has tried to draw inspiration from local Indian tastes and flavors. Adding mint sauce to the Chicken McGrill bun has been one successful attempt at appealing to Indian taste buds.
Anushree Singh/Business Insider

La salsa es más cremosa que la tradicional "dhania chutney" (una suave crema hecha con cilantro y hojas de menta aderezadas con varias especias) pero consigue recrear su sabor casi a la perfección, realzando el sabor de la hamburguesa.

McDonald's trató de recrear el sabor de una "masala dosa", un plato típico del sur de a India que es una especie de torta de arroz rellena de patatas. Fue bautizada como "Masala Dosa Brioche", que se convirtió en un gigantesco fracaso

McDonald's tried to recreate the flavor of a masala dosa, a South Indian cuisine which is a type of rice pancake with a potato filling. The food giant called it Masala Dosa Brioche, which turned out to be an epic fail.
Anushree Singh/Business Insider

Esta hamburguesa tenía un panecillo, mayonesa con sabor a molagapodi y una masa a base de patatas y guisantes aderezada con comino, chile verde y hojas de curry. 

Aunque se inspiraba en el relleno de patata de la "masala dosa", la carne apenas tenía sabor al relleno de la "masala dosa". El molagapodi es un condimento tradicionalmente hecho con varias especias molidas y dal —un tipo de legumbre—, que se puede encontrar normalmente en una "dosa".

En esta hamburguesa, sin embargo, esa mezcla fue recreada con un untable cremoso que no sabía demasiado diferente a la mayonesa ligeramente ácida presente en cualquier McDonald's. A pesar de que la "Masala Doche Brioche" apenas costaba 42 rupias, no se acercaba ni de lejos a cómo sabe en realidad una "masala dosa".

Como era de esperar, el lanzamiento de esta hamburguesa en enero a lo largo de 44 establecimientos de Mumbai provocó la indignación de los usuarios de las redes sociales. La gente criticó esta fusión como un invento del marketing y como un flaco homenaje al valorado plato del sur del país. A pesar de ello todavía se sigue vendiendo en Mumbai. 

— Anushree Singh, BI India

Suecia

Sweden
McDonald's

Con el objetivo de adaptarse a los nuevos gustos, McDonald's le pidió al chef sueco Johan Jureskog que creara una línea gourmet de hamburguesas para la cadena. Jureskog —que previamente había viajado a Estados Unidos en busca de la hamburguesa perfecta para un programa de la televisión sueca llamado "Las mejores hamburguesas del mundo— experimentó con más de 60 variedades diferentes para terminan creando tres hamburguesas: "Texas BBQ", "New York" y "Jureskog Signature". 

Decidimos probar la Jureskog Texas, una hamburguesa barbacoa clásica de edición limitada que lleva doble de carne, cebolla roja encurtida, queso gouda ahumado, bacon crujiente, lechuga, mayonesa y salsa barbacoa. Para darle un toque extra de barbacoa al menú hay patatas fritas picantes con salsa de mayonesa trufada

Uno fue el Jureskog Texas, una hamburguesa de barbacoa de edición limitada que consiste en dos empanadas de carne, cebolla roja en escabeche, queso gouda ahumado, tocino crujiente, ensalada, mayonesa y salsa barbacoa [RE]
Tom Turula/Business Insider

Al principio nos topamos con una maraña de sabores. El fuerte gusto a barbacoa y queso ahumado se equilibran con la cebolla roja, la mayonesa y la lechuga. Las tiras de bacon crujiente y la salsa barbacoa le dan ese toque un tanto gamberro a una hamburguesa que de lo contrario sería demasiado normal. Sin embargo, a medida que empezamos a masticar nos dimos cuenta de que algo iba mal: los ingredientes no estaban a la altura de las expectativas.

No importa lo hábil que sea el chef, es muy complicado conformar una hamburguesa gourmet utilizando un pan a medio tostar y hamburguesa de vacuno congeladas que contrastan vergonzosamente con la apariencia de lo anunciado, por no mencionar lo agria que era la cebolla roja, que terminó por apropiarse del sabor de toda la hamburguesa. El bacon, la mayonesa y el queso ahumado pedían a gritos mejores compañeros de viaje.

 

 

La Jureskog Texas acabó siendo un intento a medias de sacar a McDonald's de su zona de confort

Jureskog Texas ended up as a half-hearted attempt to take McDonald's out of its comfort zone.
Tom Turula/Business Insider

Aunque es posible que nos cruzáramos con una hamburguesa particularmente mala, ni siquiera nos molestamos en terminarla. Viendo que algunos críticos de la cocina sueca han coronado a la Texas como la mejor de las tres creaciones de Jureskog, tampoco nos gustaron demasiado las demás. Preferíamos gastar nuestro dinero en una hamburguesería realmente gourmet de las que se pueden encontrar en cualquier ciudad o apostar por los clásicos del McDonald's.

Sin embargo, la comida tuvo un punto brillante

However, this meal did have a bright spot.
Tom Turula/Business Insider

Las papas fritas y la exquisita mayonesa trufada de edición limitada hacían una mezcla deliciosa y fue lo que más cerca estuvo en nuestra visita de una experiencia gourmet. 

— Tom Turula, BI Países Nórdicos

Países Bajos

The Netherlands
Els van Asseldonk/Business Insider

A diferencia del McFlurry Stroopwafel (¡de la famosa galleta holandesa!), que sólo está disponible en determinados momentos en los Países Bajos, los holandeses pueden pedir el McKroket durante todo el año.

El McKroket pasado a convertirse en un elemento legendario del menú del McDonald's desde que fuera incluido en su primer restaurante abierto en los Países Bajos en 1971. El McKroket es una de las hamburguesas más vendidas de nuestro país y también de Curazao, la isla caribeña que forma parte del Reino de los Países Bajos.

Sí, el McKroket vendría a ser como la McCroqueta en España. El "kroket" es básicamente una croqueta rellena de carne. Y es un plato tremendamente popular en el país. Normalmente, los "krokets" se comen con patatas fritas o con un pan y mostaza. Se pueden encontrar en cualquier parte, sobre todo en los denominados "snackbars" (es decir, un bar de aperitivos). Incluso hemos inventado máquinas expendedoras que los venden en la calle a cualquier hora del día.

 

Así que, como holandeses, nos preguntábamos por qué nunca habíamos probado el McKroket (2,45 €).

So, as Dutchies, we were wondering why we had never tried the McKroket (€ 2,45).
Els van Asseldonk/Business Insider

Después de ordenar y probar el McKroket, nos dimos cuenta de que realmente es la versión McDonald's de una delicia local. El panecillo se ha transformado en el pan americano McDonald's, la mostaza francesa en una salsa con mostaza, y la corona originalmente cilíndrica en una rebanada redonda y delgada que se ajusta perfectamente a la forma del panecillo.

¿El veredicto? Al igual que muchas otras hamburguesas McDonald's, el truco radica en la salsa: aunque en el caso de McKroket, realmente no se puede decir que sea mostaza.

The verdict? Just like a lot of other McDonald’s burgers, the sauce did the trick — although in the case of McKroket, you can't really say it's mustard.
Els van Asseldonk/Business Insider

Malas noticias: Debido a que McDonald's cambió la forma del "kroket", había más miga de pan y menos relleno de carne. Casi podíamos contar los trozos de carne, y la miga no era tan crujiente como la original.

Sin embargo, en general, el "McKroket" estaba bastante bueno bastante bien y, para nuestra sorpresa, se parecía al sabor de un verdadero "broodje kroket". ¿Repetiríamos? No está nada mal, pero preferimos comer uno auténtico.

— Els van Asseldonk, BI Países Bajos

Reino Unido

United Kingdom
Rosie Fitzmaurice/Business Insider

Fuimos a un McDonald's en Banbury, Oxfordshire, que por casualidad es propiedad de la Reina. Bueno, más o menos. Ese McDonald's está dentro del complejo Banbury Gateway Shopping Park, que a su vez pertenece a unos terrenos que forman parte de la Corona Real. 

 

Pedimos un desayuno británico, que en el Reino Unido se sirve hasta las 10:30h de la mañana. Consiste en mantequilla con bacon (una peculiar manera que tenemos para hablar del sándwich de bacon), un hash brown [una especie de croqueta de patatas] y una taza de té

To mark the occasion, we ordered a royally British breakfast, which in the UK is served until 10.30 a.m. It consisted of a bacon butty (a nickname we have for a sandwich), a hash brown, and a cup of English breakfast/builder's tea
Rosie Fitzmaurice/Business Insider

Nos impresionó bastante la calidad del sándwich de bacon. Por lo general, los restaurantes de comida rápida usan bacon de muy mala calidad para los desayunos pero, como se puede ver en la foto, eran unas tiras bastante carnosas de tocino sin ahumar en un panecillo de harina blanca y suave. Hubiéramos preferido que el bacon hubiera estado más crujiente, pero sabía bien. 

Los rollos de bacon del McDonald's tienen una larga historia. Aquí los asfixiamos con salsa marrón (salsa HP), un emblemático condimento británico que parece ketchup marrón. Tiene un sabor picante y se parece un poco a la salsa Worcestershire. Puedes pedir el sándwich con salsa marrón o directamente con ketchup si lo prefieres.

Para beber nos decantamos por una taza de té inglés hecho con una bolsita de té de PG Tips y un chorrito de leche. Y nos gustó bastante

For a drink we chose a classic cup of English breakfast tea — also known as builder's tea — made with a PG Tips teabag and a dash of milk, as we like ours quite strong.
Rosie Fitzmaurice/Business Insider

A veces los lugares de comida rápida no preparan té con agua hirviendo y no sabe tan bien, pero este sí gracias a Dios.

Rosie Fitzmaurice, BI Reino Unido

Estados Unidos

Estados Unidos
Hollis Johnson

En Estados Unidos McDonald's acaba de estrenar una nueva oferta de fingers de pollo llamada "Buttermilk Chicken Tenders".

En 2015 la empresa eliminó de su oferta gastronómica sus lágrimas de pollo después de más de una década en el menú, dejando a los comensales del McDonald's con los McNuggets como única alternativa.

Ahora, sin embargo, dos años más tarde los fingers de pollo regresan con nuevo nombre y un mejor enfoque. Al parecer, esta nueva fórmula es una reivención de los antiguos fingers de pollo.

Los hemos probado y hemos quedado impresionados con lo que nos encontramos.

Los nuevos fingers de pollo del McDonald's tienen su propia caja

The new tenders from McDonald's came in a unique box.
Hollis Johnson

La diferencia entre los viejos y los nuevos fingers de pollo del McDonald's es evidente. Son más gruesos que los antiguos y sobre el papel parece que tienen más carne

The difference in McDonald's newest iteration of tender was immediately apparent. They were thicker and heftier than before, and they seemed to have more meat on them.
Hollis Johnson

La carne es sorprendentemente tierna y fácil de comer, no es un bloque compacto y tampoco está seca. El empanado también es sorprendentemente crujiente está aderezado además con pimienta negra.

La carne se pone un poco fibrosa hacia el final de cada finger, pero eso es difícil de evitar.

The meat did get a little stringy towards the end of the tender, but that's difficult to avoid.
Hollis Johnson

En general podemos decir que suponen una marcada mejora respecto a sus predecesores, siendo más jugosos, crujientes y sabrosos.

—Hollis Johnson, BI Estados Unidos

España

Mcdonalds
Stock Catalog / Flickr

España tiene mucho que ofrecer, pero intentar vestir McDonald's de dieta mediterránea es un ejercicio de creatividad admirable. Para esta aventura gastronómica, escogí lo que me parecía más "españolazo" del menú. 

Empezamos por una apuesta arriesgada: las McCroquetas (sí, es su nombre real). De sabor y aspecto están bastante aceptables... pero no son croquetas

Mc Croquetas del McDonalds
Miguel Morales

Son bolitas hechas por alguien que ha leído sobre las croquetas, pero que nunca ha comido una y no ha sido capaz de capturar la mágica esencia que las convierte en el plato favorito de los españoles después del arroz con cosas. 

El plato fuerte fue una hamburguesa de queso de cabra con cebolla caramelizada. Aunque no es un plato especialmente español, sí que es lo que más castizo parecía... y más cuando lo acompañamos con una McCerveza

Cerveza McDonalds
Miguel Morales

La McCerveza, por cierto, no está disponible en los McDonald's estadounidenses, así que siempre es divertido ver a los americanos tirándose de los pelos de envidia cuando vienen y descubren lo que se están perdiendo. Fresquita y bien tirada. Sin quejas en este aspecto. 

¿Y la comida? Una buena hamburguesa de queso de cabra para esa gente que no conoce, no disfruta o no está especialmente entusiasmada con el queso de cabra

Hamburguesa del McDonalds España
Miguel Morales

La carne estaba como la de todas las hamburguesas del McDonald's y la cebolla caramelizada no se notaba especialmente.

Para complementar este menú, no hemos tirado de patatas bastón, ni deluxe... ni siquiera ensaladas. Pedimos gazpacho. No McGazpacho, porque hubiese sido mucho pedir, pero sí una botella fresquita de gazpacho Alvalle. Con pepino. Sin duda, lo mejor del McMenú 

Gazpacho Alvalle del McDonalds
Miguel Morales

El postre vino de mano de La Lechera: un McFlurry de dulce de leche muy conseguido, con galleta triturada. Muy bueno, aunque algo distante de la dieta mediterránea 

McFlurry en el McDonalds
Miguel Morales

— Miguel Morales para BI España

Te puede interesar