Pasar al contenido principal

He comido en el restaurante estrella del hotel más lujoso del mundo y enseguida comprendí que los 400 euros no eran por el caviar y las ostras

I ate at the flagship restaurant of the $1 billion hotel considered the most luxurious in the world and quickly realized the $500 price tag wasn't for the caviar and oysters
  • Uno de los hoteles de lujo más suntuosos del mundo, el Burj Al Arab de Dubai, ha sido frecuentemente llamado "el primer hotel de siete estrellas del mundo" y "el hotel más lujoso del mundo" por periodistas y críticos de viajes.
  • He visitado el hotel para probar su restaurante estrella, Al Mahara, dirigido por el chef británico Nathan Outlaw, estrella de Michelin.
  • Al igual que el hotel cubierto de oro y mármol en el que se ubica, Al Mahara puede ser una experiencia inolvidable, con extravagancias como el caviar y las trufas en numerosos platos y cuentas que fácilmente pueden llegar a los 400 dólares para dos personas.
  • Aunque el restaurante especializado en mariscos es sin duda delicioso, con ingredientes frescos y algunos platos inspirados, la verdad es que he comido mucho mejor, con menús degustación, por menos dinero. Por momentos parece que estuvieras pagando por la ubicación.
  • Si alguna vez te has preguntado cómo es comer donde lo hacen los peces gordos, Al Mahara puede parecer un buen lugar para empezar.

Es el restaurante estrella del Burj Al Arab, un hotel de Dubai frecuentemente descrito por periodistas y críticos de viajes como el más lujoso del mundo.

Desde 2016, Al Mahara está bajo el mando del chef británico Nathan Outlaw, estrella Michelin. Además de su restaurante en el Burj, Outlaw tiene otros cuatro restaurantes de gran prestigio en el Reino Unido y ha aparecido en varios programas de cocina en televisión.

Su restaurante principal, el Restaurant Nathan Outlaw, tiene dos estrellas Michelin y está considerado uno de los mejores restaurantes del mundo.

En un viaje reciente a Dubai, planeé quedarme en el Burj Al Arab. Como nunca había comido en un local de Nathan Outlaw, sabía que tendría que hacer un viaje a Al Mahara.

Mientras que Outlaw es conocido por su enfoque minimalista, Al Mahara parece tener una visión un poco más maximalista de los mariscos. Su jefe de cocina, Pete Biggs, un veterano de Outlaw, se eleva al aura dorada del Burj.

Así se come en el Al Mahara del Burj Al Arab:

Con forma de vela de un barco de regatas árabe y construido con un coste de 1000 millones de dólares, el Burj Al Arab de Dubai ha sido descrito como el primer hotel de siete estrellas del mundo y el hotel más lujoso del mundo

Shaped like the sail of an Arabian dhow ship and built for $1 billion, the Burj Al Arab in Dubai has been described as the world's first seven-star hotel and the most luxurious hotel in the world.

En noviembre, pasé una noche en el hotel y decidí probar todo lo que el lujoso lugar tenía para ofrecer - y a la gente acomodada no hay nada que le guste más que gastar dinero en comida. Así luce el vestíbulo del Burj. Sí, todo eso es oro auténtico.

The over-the-top grandeur of the Burj hit me as I entered the atrium. It's not just the gold, though there's plenty of that, but the deep color of the saffron and ultramarine tiles and the ornate furniture.

Tenía una reserva para cenar en el restaurante estrella de Burj, Al Mahara. Para llegar al restaurante, se coge este ascensor de color turquesa y oro que parece un pulsera esmaltada de Hermès. Cada habitación del hotel parece una pieza de joyería finamente hecha a mano

After a few hours lounging by the pool, it was time for dinner. The way to the restaurant brought me to this side lobby. I'm not kidding when I say that every room was like a finely crafted piece of jewelry. The turquoise-and-gold

Por si no queda claro con el gigantesco caracol de oro que preside la recepción, el restaurante Al Mahara está especializado en mariscos

For dinner, I had a reservation at the Burj's flagship restaurant, Al Mahara. If it wasn't clear from the giant gold seashell that serves as the host stand, Al Mahara is all about seafood.

Como todo lo demás en el Burj, los botelleros del Al Mahara también están hechos de oro. Es en lugares como este en los que mi cerebro se queda atrapado entre dos pensamientos: "¿Realmente tiene que estar todo hecho con oro?" y "'¡Ohhhh, una pared que brilla!"

Like everything else in the Burj, the Al Mahara wine racks do, in fact, glitter with gold. It's in spots like this where my brain is caught between "Can only gold be a design aesthetic?" and "Ooh, sparkly wall!"

Pero el Al Mahara, como el Burj, no hace nada a medias. Mira este pasillo dorado de conchas marinas que conduce al comedor. Hay algunos lugares en los que he estado en mi vida que parecen sacados de la guarida secreta de un villano de James Bond. Y sí, este es uno de ellos.

But Al Mahara, like the Burj, does nothing halfway. Witness this golden seashell entrance hallway to the dining room. There are a few places I've been to in my life that seem ripped from a Bond villain's lair. This is one of them.

Hasta el baño está cubierto de oro.

Even the bathroom was wrapped in ribbons of gold.

El comedor de Al Mahara se extiende alrededor de un acuario de 900.000 litros lleno de peces (no los que te vas a comer) que va desde el suelo hasta el techo. Los empleados han empezado a ponerle nombre a los peces, como a un escuchimizado Pez Napoleón al que han apodado George

The dining room of Al Mahara wraps around a floor-to-ceiling 260,000-gallon aquarium filled with fish (not the ones you'll be eating). The staff have taken to naming the fish, like a goofy-looking Napoleon fish known as George.

Para empezar mi comida en Al Mahara, pedí un Manhattan ─mi bebida favorita─ pero les pedí que lo prepararan con el whisky japonés Nikka From the Barrel. Lo hicieron a la perfección: igualmente amargo y dulce, con aroma picante y ahumado del mar que yo asocio con Nikka

After the cocktail debacle at Scape, I was determined to keep it simple. I ordered a Manhattan — my usual drink of choice — but asked them to make it with the Japanese whisky Nikka From The Barrel. It was precisely made — equal

Antes de tener la oportunidad de pedir, el camarero me trajo un amuse-bouche ─un pequeño aperitivo de cortesía─ de sopa de calabaza. La suave sopa cobró vida gracias a las semillas de calabaza ahumada y a las lonchas de bacalao salado

Before I even had the chance to order, the water brought over an amuse-bouche —that's a small, complimentary hors d'œuvre — of butternut squash soup. The mellow soup was brought alive by smoked pumpkin seeds and slivers of briny

La cocina de Al Mahara fue adquirida en 2016 por el chef británico Nathan Outlaw, conocido por su "enfoque minimalista" de mariscos locales y sostenibles. Aquí está el menú. Los precios están en dirhams: 1 euro equivale aproximadamente a 10,9 dirhams

The kitchen at Al Mahara was taken over in 2016 by the British Michelin-starred chef Nathan Outlaw, known for his "pared-down approach" to local, sustainable seafood. Here's a look at the menu. The prices are in dirhams — $1 is

Fuente: Telegraph

El menú de Outlaw, según Lara Brunt, de The Telegraph, es un cambio de aires con respecto al menú original, que se inclinaba por la compleja comida francesa. Pero todavía estamos en el Burj, así que no hay mantequilla normal con el pan, sino mantequilla de salmón ahumado

The kitchen at Al Mahara was taken over by British Michelin-starred chef Nathan Outlaw in 2016, who is known for a "pared-down approach" to local, sustainable seafood. It was quite a change of pace from the original menu,

Fuente: Al Mahara, Telegraph

Mientras que Brunt dijo que el "enfoque minimalista" de Outlaw estaba intacto en Al Mahara, los platos que yo encontré, aunque deliciosos, eran a menudo tan exagerados como un ascensor dorado. Por ejemplo, las ostras crujientes (alrededor de 60€) no sólo estaban fritas, sino que también estaban rodeadas de una salsa cremosa de ostras y pepino y cubiertas con.... caviar

While Brunt described Outlaw's "pared-down" approach as intact at Al Mahara, the dishes I encountered, while delicious, were often as over-the-top as a golden elevator. For example, the crispy oysters (260 AED, or $70) were not

Fuente: Al Mahara

El cóctel de langosta (70€) estaba lleno de carne de langosta fresca y tierna, untada con una crema fresca de hierbas y acompañada por unas cuantas hojas de cogollos de lechuga coronadas con .... trufa negra. Platos como este parecen diseñados para subrayar ─como si lo hubieras olvidado─ que estás comiendo en "el hotel más lujoso del mundo".

The lobster cocktail (295 AED or $80) was packed with fresh, tender lobster meat brushed with an herby crème fraîche sauce and accompanied by a few leaves of Baby Gem lettuce that were topped with ... black truffle. Dishes like

Fuente: Al Mahara

Los platos principales son más minimalistas. La lubina cocida a la sal (230€) es a la vez sencilla y dramática, ya que llega envuelta en sal y es fileteada al lado de la mesa

The main courses find the pared-back footing. The salt-baked whole sea bass ($266) is both simple and theatrical, arriving encased in salt and filleted tableside.

Fuente: Al Mahara

El pescado es tan fresco y tierno como cabría esperar en un plato al precio de un smartphone. Es mucha comida; mi pareja y yo no estuvimos ni cerca de terminarla

The main courses find the pared-back footing. The salt-baked whole sea bass (980 AED, or $266) is both simple and theatrical, arriving encased in salt and filleted table-side. The fish is as fresh and tender as you'd expect from a

El otro plato principal que pedí fue un cangrejo real con chile en la concha (100€). El plato era como una versión simplificada de una famosa especialidad de Singapur, que incluía cangrejos nadando en una dulce salsa naranja-roja. El cangrejo de Outlaw fue untado delicadamente con una salsa dulce y picante más sutil. La guarnición de pimientos picantes rebanados le dio un toque especial

The other entrée I ordered was a chili king crab in the shell ($114). The dish was like a simplified version of a famous Singaporean specialty, featuring crab swimming in a sweet, orange-red sauce. Outlaw's crab was brushed
Harrison Jacobs/Business Insider

La estrella de la comida ni siquiera fue uno de estos platos, sino la salsa que venía al lado. La salsa de cangrejo Porthilly, de color naranja vivo, un clásico de los restaurantes de Outlaw, tiene el sabor de un bizcocho de mariscos cremoso. Si no fuera por los límites de las sutilezas sociales, habría vertido la salsa en una taza y me la habría bebido como un batido

The star of the meal wasn't even one of the dishes, but the sauce that came on the side. The vividly orange Porthilly Crab sauce, a classic concoction used at all of Outlaw's restaurants, tastes like a buttery seafood bisque. If

De postre ─estaba tan lleno que no puedo creer que lo pidiera─ comí esta maracuyá en forma de tarta Alaska con sorbete de mango (23€). Después del exceso de sabor de las ostras fritas y de la langosta trufada, el postre suave, dulce y a la vez ligeramente ácido fue un delicado final

For dessert — I was so stuffed that I can't believe I even ordered it — I had the passionfruit baked Alaska with mango sorbet ($26). After the taste-bud overkill of the fried oysters and truffle-topped lobster, the mellow, sweet

¿Valió la pena? El restaurante es sin duda delicioso, con ingredientes frescos y algunos platos inspirados, pero preguntar si una comida que cuesta más de 400€ para dos personas vale la pena es probablemente la pregunta equivocada. La verdad es que he comido mucho mejor, con menús degustación, por menos dinero, pero aquí estás pagando por el espectáculo de oro que envuelve el lugar. La comida es más bien un acompañamiento

But the Burj's atrium is an architectural masterpiece. According to the Burj, it is the tallest in the world at 590 feet. The kaleidoscopic colors produce a trippy effect.
The architecture and design of the Burj is stunning, but it's not a place you need to stay more than a night. A visit also does the trick. Harrison Jacobs/Business Insider Harrison Jacobs/Business Insider

Te puede interesar