Cebos en portales inmobiliarios, préstamos falsos y reventas en plataformas de segunda mano: así se estafan más de 2 millones de euros sin levantarse del ordenador

Estafa en Internet

Getty Images

La Guardia Civil ha desmantelado una banda de ciberestafadores que operaron en más de 32 provincias españolas y lograron 'levantar' más de 2 millones de euros con un modus operandi que les permitía hacer todo conectados desde internet. 

Hay 7 personas detenidas por 353 delitos, entre los que se destaca estafa, usurpación de estado civil, falsedad documental, hurto, robo con fuerza o revelación de secretos. Otras 11 personas están siendo investigadas por hechos similares. La operación se ha producido en dos fases. La primera, en febrero del año pasado, supuso un registro domiciliario en La Eliana (Valencia).

Tras ese registro, los agentes requisaron un portátil, varios móviles y documentación. La segunda fase se ha dado el pasado mes de febrero de este año. Los detenidos son españoles de entre 22 y 45 años, salvo uno de ellos, que es de nacionalidad británica y tiene 26 años. Entre los investigados hay más españoles, además de un portugués y un colombiano, de entre 24 y 61 años.

10 estafas actuales tan aceptadas que no sabías que son estafas

La operación empezó en realidad en septiembre de 2020, cuando dos vecinas de Tavernes Blanques (Valencia) denunciaron haber recibido una serie de cargos en sus cuentas bancarias fruto de unos préstamos de una entidad financiera que ellas nunca habían solicitado.

¿Cómo lo lograban? El método era bien sencillo. Los ciberestafadores crearon perfiles falsos en distintas plataformas, entre ellos portales inmobiliarios en los que ofertaban alquileres de viviendas muy por debajo del precio de mercado. Evidentemente eran estafas, pero lo que lograban extraer de sus víctimas no era el dinero: eran sus datos.

Productos decomisados en la operación.

Si las ofertas de alquiler barato en portales tipo Idealista eran simplemente el cebo, lo que después los detenidos hacían con los datos eran solicitar créditos bancarios. Con el dinero, compraban productos de todo tipo que después revendían en plataformas de segunda mano como Wallapop: motos, coches, bicicletas. Las reventas se producían a un precio muy por debajo de su valor real.

De esta manera las ventas eran ágiles y los beneficios no tardaban en llegar. La del portal inmobiliario no era el único método de los estafadores para conseguir datos de sus víctimas: la Guardia Civil destaca en un comunicado enviado a los medios este martes que mucha de la información utilizada para solicitar esos créditos es de extranjeros que han sufrido hurtos y robos en España.

En la investigación ha colaborado la Guardia Civil de Tavernes Blanques (Comunitat Valenciana) así como la unidad de delitos informáticos de la Guardia Civil de Alicante. El Instituto Armado ha aprovechado este caso para recordar que los ciudadanos deben limitar los envíos de copias de sus documentos personales a través de internet o redes sociales.

Incluso ante los trámites ante la Administración General del Estado, el Instituto Armado recuerda que "está prohibido" que se solicite una fotocopia del DNI. "Si algún órgano de la Administración General del Estado nos solicita la documentación personal, deberíamos de desconfiar automáticamente porque quizá se trate un de un caso de phishing", advierten.

Otros artículos interesantes:

Cuidado con el timo de los "asesores" de Instagram: 4 señales para detectar esta estafa económica

Las mayores criptoestafas de 2021: del hackeo a Poly Network al fraude del token de 'El juego del calamar'

¡Cuidado con este SMS! Es una nueva estafa que pretende robar tus datos bancarios, según advierte el Banco de España

Te recomendamos