Varios expertos en empleo explican cómo estar en desacuerdo en una entrevista de trabajo con tu reclutador, sin afectar a tus posibilidades de ser contratado

Escena de la película "El diablo viste de Prada".
  • A pesar de que exista una regla no escrita que habla de que en las entrevistas tienes que ser lo más agradable posible para conseguir el trabajo, estar en desacuerdo no siempre tiene que arruinar tus posibilidades, la clave está en cómo hacerlo y si merece realmente la pena.
  • Para evitar el conflicto cuando enfrentes una situación de desacuerdo, intenta fomentar una discusión saludable, donde se produzca un intercambio de ideas justificadas y tengas en cuenta el punto de vista de la otra persona.
  • No defiendas tu modo de ver la situación con uñas y dientes sin pruebas contundentes que lo respalden. Asegúrate de que tus palabras realmente reflejan tus pensamientos.
  • Evita la terquedad y plantéate cambiar de opinión cuando se presente nueva información.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando vas a una entrevista de trabajo con los nervios a flor de piel puede que te encuentres en situaciones que no sabes manejar, como por ejemplo, cuando no estás de acuerdo con el empleador.

¿Deberías decírselo? ¿Cómo? ¿Es mejor quedarte callado?

La fundadora de la empresa de coaching y headhunting ejecutivo FORWARD, Caroline Stokes ha comentado a Harvard Business Review que existe una regla no escrita que habla de que en las entrevistas, si quieres conseguir el trabajo, tienes que ser lo más agradable posible.

Sin embargo, estar en desacuerdo no siempre tiene que arruinar tus posibilidades, sino que la clave está en cómo hacerlo y si merece realmente la pena.

Leer más: El fundador de Alibaba, Jack Ma, revela qué debes estudiar si quieres tener un empleo bien pagado en el futuro.

"Si el entrevistador está expresando algo sobre algo que no es importante, y sabes que está equivocado, debes preguntarte: '¿Vale la pena?'", razona Thomas Hills, profesor del departamento de psicología de la Universidad de Warwick.

El experto incide en la importancia de impresionar al empleador sin dejar de ser uno mismo, aunque ello implique rebatir temas en alguna ocasión.

"Si consigues el trabajo vas a tener que lidiar a diario con esta persona, o con gente así. Si no puedes comunicarte libremente con ellos, vas a tener un trabajo donde te sentirás continuamente oprimido”, ha comentado Hills en una entrevista con la CNBC.

Por eso no está de más conocer la propia empresa de antemano y saber cómo reacciona a las nuevas ideas.

Es importante tener en cuenta el punto de vista de la otra persona

La clave para no generar conflicto cuando enfrentes una situación de desacuerdo es fomentar una discusión saludable, donde se produzca un intercambio de ideas justificadas. Incluso puedes pedir permiso al empleador para exponer un punto de vista contrario.

Una buena fórmula es rebatir con información que tengas sobre la empresa y la unas a tu experiencia profesional, siempre desde el respeto y una mentalidad cooperativa.

"De este modo, puedes hacer que la entrevista sea más atractiva, al enmarcarla como una discusión, debate o resolución de problemas saludables", explican desde la empresa de reclutamiento y selección de personal FORWARD.

Leer más: La primera ministra de Finlandia quiere reducir la jornada laboral a 6 horas.

Si se genera debate, es importante que tengas en cuenta el punto de vista de la otra persona, para no caer en una discusión subida de tono, pues al final una entrevista es una vía de doble sentido y el entrevistador probablemente es una persona con experiencia.

Además, también tienes que prestar atención, tanto a las palabras del entrevistador, como a su lenguaje corporal. De ahí sacarás mucha información en términos de si están cómodos con la charla o si no van a dar su brazo a torcer.

"Cuando se hace de la manera correcta, este tipo de conversación puede ser una señal de buen carácter y confianza en uno mismo", apunta Ellie Green, experta en empleo de Totaljobs, a la CNBC.

Leer más: Los trabajos de alta cualificación en Mercadona: contrato fijo y sueldos de hasta 45.000 euros.

No defiendas tu modo de ver la situación con uñas y dientes si ni siquiera tienes pruebas contundentes que lo respalden. Asegúrate de que tus palabras realmente reflejan tus pensamientos.

"Tomarse un momento para reflexionar sobre tus respuestas, e incluso pedirlo, te permitirá dar una respuesta más finamente elaborada y demuestra un pensamiento crítico", argumenta Stokes.

Cambiar de opinión cuando se presenta nueva información es lícito. Evita la terquedad, pues no es agrado de ningún empleador.

“Recuerda que aunque los entrevistadores tienen lo que tú quieres (un trabajo), tú también tienes lo que ellos necesitan (habilidades y experiencia)”, concluye Green. "Cuando expresas tus verdaderas opiniones, te aseguras de que ambas partes sepan lo que están obteniendo".

LEER TAMBIÉN: Además de hacer dieta y ejercicio hay un tercer pilar clave para adelgazar y estar sano, según un experto

LEER TAMBIÉN: Crean una nueva mascarilla alternativa a las N95: se puede llevar más de 12 horas, esterilizarse, reutilizarse y puede llegar a durar más de 10 años

LEER TAMBIÉN: Esta es la marca que fabrica los exitosos electrodomésticos de Lidl

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Nuevo empleo
  2. Entrevistas de Trabajo
  3. Trabajo
  4. Consejos
  5. Top
  6. Trending