Pasar al contenido principal

Cómo evitar un sablazo cuando viajamos al extranjero

descapotado carretera lago aventura
Getty Images
  • Muchas veces se puede convertir en una auténtica tortura cuando regresamos a nuestra casa, puesto que miramos la cuenta bancaria y nos invade un sudor frío por la cantidad de dinero que hemos empleado durante esos días lejos de nuestras fronteras.
  • Siempre se puede tener un poco de cautela a la hora de dejar fluir nuestro efectivo disponible y seguir una serie de consejos que, quizá, te puedan ayudar a gastar menos dinero. He aquí algunas ideas.
  • Las recomendaciones van del método de desplazamiento más recomendable en el extranjero, hasta mirar comisiones bancarias y tasa de cambio de divisas.

Viajar al extranjero es una experiencia maravillosa, pero muchas veces se puede convertir en una auténtica tortura cuando regresamos a nuestra casa, puesto que miramos la cuenta bancaria y nos invade un sudor frío por la cantidad de dinero que hemos empleado durante esos días lejos de nuestras fronteras.

Bien es sabido que cuando decidimos viajar el gasto es un factor que difícilmente se puede evitar. Para eso hemos ahorrado durante un tiempo: para tener un mayor margen de maniobra y ser más flexibles a la hora de emplear más dinero durante ese momento de desconexión.

Sin embargo, siempre se puede tener un poco de cautela a la hora de dejar fluir nuestro efectivo disponible y seguir una serie de consejos que, quizá, te puedan ayudar a gastar menos dinero. He aquí algunas ideas.
 

1. Informarte cómo se encuentra el cambio de divisa

Cómo tributa la inversión en divisas en la renta
USA-Reiseblogger / Pixabay

El tipo de cambio es la cantidad de dinero que obtienes cuando cambias tu moneda por la moneda de otro país. Es muy importante que la revises antes de iniciar tu viaje, en aquellas visitas en las que necesites pagar en otra moneda distinta, especialmente antes de que comiences el recorrido. 

Haciendo un seguimiento de cómo se encuentra esa tasa podrás hacer tus cálculos de cuándo puede ser el mejor momento para cambiar divisas y así ahorrar algo en tus vacaciones. Todo es ir con previsión.
 

2. Observar con detalle las comisiones bancarias

Una mujer calcula su gasto en impuestos
Getty Images

Otro factor que puede ser importante es que antes de que de que comiences el viaje te pongas en contacto con tu entidad bancaria para saber de primera mano cuáles son las comisiones que se te van a aplicar por hacer transacciones en el exterior. 

Los costes pueden incluir desde tarifas mínimas por transacción, pasando por porcentajes de comisión por la conversión de moneda y hasta incluir tarifas por el uso de cajeros automáticos en el extranjero. Por eso, es muy importante saber qué es lo que se te puede aplicar para limar gastos innecesarios. 
 

3. Evita los restaurantes que son “trampas” para turistas

Una turista china toma un café en una terraza
Getty Images

No te sientes a comer en el primer sitio que veas por muy bonito que te parezca. Especialmente, si es un sitio que únicamente tiene su carta en inglés y no en el idioma local (a menos que hayas viajado a algún país de habla inglesa). Intenta informarte o preguntar a varios ciudadanos sobre buenas opciones gastronómicas. Es un método antiguo, pero suele ser lo que mejor funciona.

4. Evita utilizar cajeros y utiliza tu tarjeta de crédito

Cajeros en Lisboa
Cajeros en Lisboa GettyImages

Una de las recomendaciones más habituales es que limites la frecuencia de uso de cajeros automáticos y utiliza tu tarjeta de crédito para hacer algunas compras. Eso sí, es importante que conozcas que tipo de comisiones te aplica tu banco (fixing) por el tipo de cambio de divisas. 

Una ventaja del uso de tarjeta de crédito es que algunas de éstas ofrecen diferentes tipos de recompensas; desde programas de puntos para utilizar en hoteles y líneas aéreas, hasta seguros de viaje a bajo costo o incluso gratuito. Es importante que lo tengas en cuenta.
 

5. Planificación del gasto

El ahorro y la planificación financiera ayudan a conseguir objetivos económicos.
Photo by rawpixel.com on Unsplash

Para ahorrar dinero uno de los métodos más sencillos es que hagas una planificación adecuada y te mantengas fiel a lo que has presupuestado previamente. Si conoces los gastos bancarios asociados y el coste de vida en el destino podrás llevar un simple diario de gastos basado en tu presupuesto. Recuerda también mantener un pequeño fondo para gastos inesperados en caso de algún improvisto.

6. Viajar en compañías low cost

Pasajeros embarcando en un vuelo de Ryanair
Getty Images

Una parte inevitable de tu experiencia en el extranjero es la posibilidad de viajar a ciudades que se encuentran cerca. En este sentido, una de las ventajas de las grandes ciudades del extranjero es el número de vuelos y ofertas diarias de aerolíneas low cost. Con todo, antes de viajar revisa con detalle aspectos como costes por exceso de equipaje, tarifas por servicios adicionales como alimentación y abordaje preferencial, como llegar al aeropuerto entre otras. Eso te ayudará a ahorrar en mayor medida.

7. Mira la mejor manera de desplazarte

Una señora en autobús
REUTERS/Issei Kato

Parece algo evidente, pero no lo es tanto. Escoger taxi, autobús, metro o ir a pie puede variar mucho lo que puedas ahorrarte en un viaje. Calcula bien qué es lo que quieres visitar y mira cuál puede ser la forma más económica. Seguro que ahí puedes ajustar algo más el presupuesto de lo que tenías pensado previamente.  

8. Escoge bien tus souvenirs

Regalos originales por el día del padre
Getty Images

Todas las veces que pases por tiendas que tengan buenos recordatorios de viaje te sentirás tentado a comprarlos para llevar a familiares, amigos o para ti mismo. Por el contrario, lo mejor es que tengas presente tu presupuesto, la vuelta a casa, y que no te pases de exceso de equipaje.

Y además