Cómo la forma natural de hablar y de actuar de Greta Thunberg la ha convertido en un icono mundial

Greta Thunberg da un discurso en la manifestación por el clima del 20 de septiembre de 2019 en Nueva York.
Greta Thunberg da un discurso en la manifestación por el clima del 20 de septiembre de 2019 en Nueva York.
Lucas Jackson/Reuters

Lucas Jackson/Reuters

  • Greta Thunberg, la activista climática sueca de 16 años, tiene un estilo único en su forma de hablar y actuar.
  • Su activismo, que comenzó hace un año frente al Parlamento sueco, se ha convertido en un movimiento de masas que culmina en esta semana de la Huelga Mundial por el Clima.
  • Por estas razones la voz, gestos y acciones de Thunberg la han hecho un icono mundial.
  • Este artículo es parte de la serie en curso de Business Insider sobre Better Capitalism.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Greta Thunberg se ha convertido en la cara —y en la voz— del activismo climático en todo el mundo.

La activista climática sueca de 16 años tiene un estilo único en su discurso. Es directa, a veces ruda, otras veces emotiva, pero al mismo tiempo suave. Su activismo, que comenzó en agosto de 2018 con una pequeña huelga escolar por el clima, se transformó en una manifestación frente al Parlamento sueco, en Estocolmo, y hoy es un movimiento global.

Leer más: Así se ha convertido Greta Thunberg, de 16 años, en la cara del activismo por el cambio climático

Así es cómo la voz, gestos y comportamientos de Thunberg la han convertido en un icono mundial.

Thunberg selecciona sus palabras con mucha intencionalidad

Greta Thunberg sits outside of Riksdagen, the Swedish parliament building, on August 28, 2018 in Stockholm, Sweden.Greta Thunberg sits outside of Riksdagen, the Swedish parliament building, on August 28, 2018 in Stockholm, Sweden.
Greta Thunberg sits outside of Riksdagen, the Swedish parliament building, on August 28, 2018 in Stockholm, Sweden.
MICHAEL CAMPANELLA/Getty Images

MICHAEL CAMPANELLA/Getty Images

Thunberg tiene diagnosticado un síndrome de Asperger desde que tenía ocho años. Mientras que hay quien la han ridiculizado por su condición, ella ha defendido que lo que tiene diagnosticado es un "superpoder".

También tiene desorden obsesivo-compulsivo, TDAH, depresión y mutismo selectivo, una condición que dice usar para solo hablar cuando cree "que es necesario".

Steve Silberman, autor de Neurotibres: The Legacy of Autism and the Future of Neurodiversity ha señalado que el autismo de Thunberg la ha ayudado a ser una apasionada activista. En octubre de 2018, Thunberg explicó al New Yorker que tiene un "interés especial" por la crisis climática. "Es muy común que la gente con el espectro autista tenga intereses especiales".

Para Greta, ese interés especial es el cambio climático. Y aunque Thunberg ya ha participado en varios eventos climáticos en los últimos años, es introvertida.

"Es difícil ser el centro de atención, no me gusta", explicó a The Atlantic. "Me tengo que decir a mí misma que es por una buena causa. Estoy intentando decir algo aprovechando toda esa atención, tratando de usar mi altavoz para algo bueno".

Thunberg se presenta a sí misma de forma transparente

Protesters gather in Stockholm, Sweden, for the "Global Strike For Future" demonstration on May 24, 2019.Protesters gather in Stockholm, Sweden, for the "Global Strike For Future" demonstration on May 24, 2019.
Protesters gather in Stockholm, Sweden, for the "Global Strike For Future" demonstration on May 24, 2019.
Jonathan Nackstrand/Getty Images

Jonathan Nackstrand/Getty Images

No como muchos políticos, actores y otras personalidades habituadas a la atención mediática: Thunberg solo intenta ser ella misma. Según The Atlantic, es lo que le hace ser tan popular.

La personalidad de Thunberg está marcada precisamente por su forma directa pero cauta a la hora de hablar. Y se aprecia incluso en su pelo o en su forma de vestir: suele ir en camiseta o en sudadera con capucha y con coletas.

Una de las cualidades únicas de Thunberg es su edad.

Es una auténtica adolescente.

"Debido a que somos jóvenes, nuestra perspectiva del mundo, nuestra percepción sigue más o menos el blanco", explicó a The Atlantic. "No tenemos mucha experiencia. No solemos decir: 'Ah, no podemos cambiar nada porque esto siempre ha sido así', como dice mucha gente mayor. Definitivamente necesitamos nuestra perspectiva".

 

Thunberg respalda su discurso con hechos

Greta Thunberg takes part in a demonstration as part of the Global Climate Strike in New York.Greta Thunberg takes part in a demonstration as part of the Global Climate Strike in New York.
Greta Thunberg takes part in a demonstration as part of the Global Climate Strike in New York.
Reuters

Reuters

Thunberg hace lo que predica. Decidió dejar de comer carne o viajar en avión cuando tenía 12 años para reducir su huella de carbono. Convenció a sus padres para que hiciesen lo mismo. Sus manifestaciones a pequeña escala en los alrededores del Parlamento sueco se han transformado en un movimiento mayor.

Todo culminaba en la Huelga Global por el Clima que en el resto del mundo fue el viernes pasado —en España es el viernes 27 de septiembre—. La huelga tuvo lugar en 1.000 ciudades en 185 países, con millones de participantes. Thunberg fue el catalizador del movimiento, y dio un discurso en la manifestación de Nueva York ante más de 250.000 personas.

El lunes, Thunberg habló en la Cumbre del Clima de la ONU, frente a un auditorio lleno de diplomáticos y líderes mundiales. Les criticó por su inacción en el crecimiento de emisiones de gases de efecto invernadero.

Thunberg es parte denunciante en una causa judicial contra cinco países —Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía— a las que acusa de no hacer lo suficiente para hacer frente al cambio climático. La denuncia argumenta que dichos países violan la Convención de Derechos del Niño de la ONU.

Thunberg habla con el corazón y no le da miedo mostrar sus sentimientos, a pesar de la vergüenza

Greta Thunberg addresses the Climate Action Summit in the United Nations General Assembly, at UN headquarters, Monday, Sept. 23, 2019.Greta Thunberg addresses the Climate Action Summit in the United Nations General Assembly, at UN headquarters, Monday, Sept. 23, 2019.
Greta Thunberg addresses the Climate Action Summit in the United Nations General Assembly, at UN headquarters, Monday, Sept. 23, 2019.
Jason DeCrow/AP Photo

Jason DeCrow/AP Photo

Durante la Cumbre del Clima de la ONU, Thunberg dio un discurso apunto de echarse a llorar. En cuatro minutos, criticó a los líderes adultos reunidos, a los que les criticó por haberle "robado" sus "sueños e infancia" con sus "palabras vacías".

Thunberg avergonzó a los líderes mundiales. "¿Cómo os atrevéis?", les replicó. Una frase con la que al instante captó la atención de su audiencia, entre quienes estaban la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron, o el primer ministro indio Narendra Modi, entre otros.

Al final de su discurso, Thunberg trataba de esconder algunas lágrimas. Cuando terminó, recibió una gran ovación. Probablemente este fue su discurso más importante a nivel mundial, y Thunberg fue tan brutalmente honesta como siempre. Aunque ha recibido muchísimas críticas, el discurso probablemente ha sido el más importante que ha dado en su vida.

LEER TAMBIÉN: La nueva bio de Greta Thunberg en Twitter trolea a Donald Trump

LEER TAMBIÉN: Trump ha dicho que Greta Thunberg parece tener un 'futuro brillante y maravilloso' tras su apasionado discurso en la ONU sobre el cambio climático

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Cambio climático
  2. Medio Ambiente
  3. Huelga
  4. Trending
  5. Better Capitalism