Pasar al contenido principal

He probado el espejo mágico con inteligencia artificial creado por españoles que te sugiere en tiempo real qué maquillaje usar, pero no es tan perfecto como parece

Mujer probando espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas
  • Las marcas, cada vez más, buscan que sus tiendas físicas sean capaces de ofrecer una experiencia diferente a los clientes. Tal es el caso de Sephora con la incorporación del "Beauty Mirror".

  • Esta vez se trata de un espejo que utiliza inteligencia artificial para darte recomendaciones de productos personalizadas.

  • En Business Insider hemos probado el "Beauty Mirror". Sigue leyendo si quieres saber cómo funciona y lo que es capaz de recomendarte. 

El espacio físico de las marcas se está transformando cada vez más en un ambiente cultural y experiencial. Tal es el caso de Sephora, que con la llegada de su espejo mágico Gleam One, creado por la agencia española de innovación experiencial Wildbytes, ha dado un paso más en pro de la evolución de las tiendas físicas. 

El Gleam One, o también conocido como “Beauty Mirror”, ha aterrizado en la nueva tienda de Sephora en la calle Serrano de Madrid. El producto permite, gracias al aprendizaje automático, personalizar las recomendaciones de producto para cada cliente. 

El espejo emplea esta tecnología para realizar un análisis en tiempo real de la persona que interactúa con el objeto. 

Para esto toma en cuenta diferentes parámetros, como por ejemplo: detección de género, rango de edad, estilo y colores o patrones que emplea la persona al vestir. Pero también se basa en factores contextuales como el día de la semana, la hora y las condiciones meteorológicas actuales. 

Con esta nueva apuesta Sephora busca transformar la tienda física en un espacio más conectado, relevante e inteligente. 

En Business Insider hemos probado el “Beauty Mirror”. Sigue leyendo si quieres conocer cómo fue nuestra experiencia. 

El Glam One es un espejo que emplea inteligencia artificial para ofrecer recomendaciones en el momento.

Espejo inteligencia artificial Sephora.
Axicom

Por los momentos, el espejo no funciona con recomendaciones basadas en compras previas. Sin embargo, se espera que así sea en los próximos años.

"Lo que tendría que ocurrir para esto es que la tecnología de los beacons se extendiera más. De esta manera se detectaría el historial de compras de todo aquel que entre en Sephora y tenga la aplicación de la marca instalada en su móvil", afirman Julio Obelleiro y Daniel Torrico de Wildbytes. 

 

Primero, te analiza físicamente. Toma en cuenta tu género, rango de edad y patrones o colores con los que vas vestido. Al mismo tiempo tiene en consideración factores contextuales como el día de la semana, la hora y las condiciones meteorológicas actuales. 

Espejo con inteligencia artificial de Sephora escaneando a mujer.
Geraldine Soengas

Decidimos probarlo con tres vestimentas diferentes para ver si esto era cierto. Rojo, gris y estampado con flores fueron nuestras elecciones.

Mujer probando el espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

En nuestro caso, era una mañana nublada con una temperatura de 11º. 

Los colores los identificó perfectamente. Incluso las recomendaciones eran acertadas y bastante personalizadas.

Mujer probando espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

"¿Quieres ver un consejo que te va a sorprender para lucir este abril?" o "Wow ¡Qué bien te queda el rojo!" fueron algunos de los mensajes que aparecieron en el espejo. 

Sin embargo, en un par de ocasiones, el género no lo identificó correctamente.

Mujer probando espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

Que la recomendación sea en tiempo real tiene sus ventajas pero también sus problemas. Y es que si estás buscando algo para otra ocasión, las recomendaciones se basan únicamente en lo que llevas puesto en el momento.

Mujer probando el espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

Pero como el espejo no es capaz de descifrar lo que realmente buscas, decidieron agregarle tres campos: tratamiento, maquillaje y perfume.

Mujer probando espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

De esta manera, las recomendaciones pueden ser más acertadas ya que ofrece la facilidad de elegir entre diferentes áreas. 

Estos apartados aparecen automáticamente después de que el cliente sea escaneado. El objetivo es no limitar la oferta de productos dependiendo el interés del consumidor. 

Leer más: El futuro de la moda: la revolución de los millennials va a obligar a las tiendas físicas a reinventarse para evitar su desaparición

El producto también lo puedes encontrar en la aplicación para móvil ya que te proporciona un código QR que puedes escanear. Sin embargo, al usarlo nos surgió la duda acerca de la cantidad de productos que tiene el espejo incorporado.

Código QR en espero con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

Lo cierto es que el "Beauty Mirror" tiene una pequeña proporción del catálogo. 

"Los productos fueron escogidos como punto de partida. La elección se hizo en base a aquellos que resultan más interesantes por ser artículos que en general gustan. Aun así, la idea es irlo actualizando poco a poco", comentan desde Wildbytes. 

Entre los apartados que muestra el espejo en la parte inferior hay uno llamado #trending que indica cuál es la tendencia relacionada con el producto en el momento. 

Completar o contrastar el look son otras de la recomendaciones que ofrece el espejo. 

 

Echamos en falta que te permitiera ingresar preferencias para así orientar mejor la personalización. Sin embargo esto tiene una explicación.

Espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

Si estás buscando algo para usar cuando salgas de fiesta pero solo tienes la mañana para comprarlo, no te dejará hacer cambios en los rasgos contextuales, ya que el espejo está pensado para ser utilizado en tiempo real. 

Pero esto tiene una intención de fondo. Julio Obelleiro y Daniel Torrico, co-fundador y director de cuentas de Wildbytes respectivamente, explican que en los últimos años ha habido espejos inteligentes en tiendas físicas que no han funcionado muy bien.

La razón es que estos han operado más bien como catálogo digital. "Para ver un catálogo lo veo en el móvil", comentan.

Además argumentan que el exceso de navegación puede ser negativo para este tipo de experiencias porque es algo que busca captarte en el momento. 

"Para que una experiencia tecnológica funcione bien tiene que ser super rápida. Si tú como consumidor tienes que hacer mucho para que ocurra acabas cansándote y aburriéndote", destacan.

Aunque la experiencia fue divertida, nos hizo darnos cuenta de que todavía queda camino por recorrer en temas de inteligencia artificial.

Espejo con inteligencia artificial de Sephora.
Geraldine Soengas

Sn embargo, hay que destacar que al ser una experiencia diferente genera curiosidad en el cliente.

Al final del día, lo que se busca es transformar los espacios físicos en lugares más entretenidos y que ofrezcan un valor añadido frente a la compra online. 

Como comentan desde Wildbytes, nos encanta mirarnos al espejo, por lo que decidieron que esta era la plataforma ideal. "Todo el que pasa por delante de un espejo, se mira. Ya que te miras, aprovechamos para recomendarte algo", destaca Torrico. 

"Nos parecía el encaje perfecto. Si algo está limitado en el mundo retail es el espacio físico, se tiende a llenar de productos y el espejo, que ya de por sí es algo que convive de forma natural en la tienda, era una coyuntura perfecta para aprovecharlo", menciona Obelleiro. 

Y además