Cómo funcionan realmente los aparatos dentales, un macabro proceso para cuidar tu higiene bucodental y tener una sonrisa perfecta

  • La higiene de dientes y encías es importantísima para evitar problemas derivados como gingivitis o pérdida de piezas, en los peores casos.
  • Muchas personas utilizan aparatos dentales para alinear los dientes y poder mantener su salud y, aunque el proceso de funcionamiento de estos puede llegar a asustar, no implican consecuencias negativas para la salud.
  • Descubre más vídeos en el canal de YouTube de Business Insider España.

El cuidado de la higiene bucodental es de vital importancia para mantener una adecuada salud en las encías y los dientes y, así, prevenir algunas enfermedades derivadas con la falta de esta.

Desgraciadamente, con la llegada de la pandemia de coronavirus, también ha aparecido un problema entre la juventud española: los problemas que afectan a la higiene bucodental.

Jorge Ferrús, periodoncista experto, narró a Business Insider España algunos de los problemas que ha agravado la pandemia. Entre ellos, las caries, el bruxismo, la gingivitis y los dientes rotos.

Uno de estos, el bruxismo, está directamente relacionado con el incremento de problemas de sueño o la ansiedad, al provocar tensión en la mandíbula, con consecuencias negativas para la salud de los pacientes.

Otro problema relacionado con la ansiedad al mostrar una sonrisa bonita es la halitosis o mal aliento. Puede llegar a causar vergüenza en el momento de las relaciones sociales y, como consecuencia, un empeoramiento de la salud mental.

Por suerte, es un problema solucionable si se cambian los hábitos alimenticios o se evita consumir productos como tabaco y alcohol.

La advertencia de un dentista sobre #FrozenHoney, el nuevo reto viral de TikTok que suma 700 millones de reproducciones

Por otro lado, mucha gente tiene una mala higiene derivada de dientes desalineados. Para ello, el primer paso es contar con los conocidos aparatos dentales, que pueden ser de diferentes materiales, según las preferencias del usuario.

Detrás de su funcionamiento, aparece un proceso algo macabro, pero que no implica consecuencias negativas para la salud. Para ello, están los dentistas, especialistas en cuidar tu salud bucodental.

Concretamente, para mover los dientes a una posición correcta, se debe proceder a romper un tejido que facilite todo esto. En el momento en que el tejido vaya a morir, tu propio sistema inmunológico saldrá al rescate.

Tu cuerpo enviará unas células conocidas como osteoclastos a la zona de la mandíbula, las cuales aliviarán la presión ejercida por el aparato y se encargarán de restaurar el flujo sanguíneo del tejido para que este no muera.

Un proceso algo macabro, más aún si se piensa en que no se dará una sola vez, sino que tendrá que repetirse por cada diente que no se encuentre en el sitio adecuado

Sin embargo, no hay de qué preocuparse, ya que los dentistas se encargarán de cuidarte a ti y a tu boca.

Ahora bien, el precio de los aparatos dentales es algo elevado. Según el tipo que escojas y la gravedad individual del caso, puede oscilar entre los 1.900  y los 5.800 euros. Además, no se incluyen entre los servicios públicos del sistema sanitario.

Si quieres conocer cómo funcionan realmente los aparatos dentales, en el vídeo de arriba tienes todo el proceso.

Otros artículos interesantes:

4 gadgets para tener una buena salud dental sin tener que ir al dentista

Hábitos para cuidar la salud tus dientes y encías si por el coronavirus has dejado de ir al dentista

Por qué los bebés nacen sin dientes y cuándo deberían comenzar a ser visibles