Pasar al contenido principal

Cómo funcionan las mallas de compresión y por qué son tan populares

Muchas personas usan mallas de compresión para correr o hacer ejercicio en el gimnasio, pero, ¿realmente son beneficiosas?

Hablamos con un experto en movimientos corporales, el doctor Reed Ferber, director de la clínica Running Injury Clinic, para averiguar qué se supone que hacen estas prendas de vestir.

La ropa de compresión es tan popular solo porque está impulsada por los medios. Los corredores buscan siempre la mejor novedad. Y, la de las mallas de compresión, parece ser la moda pasajera que se ha quedado dando vueltas durante un par de años.

La ropa de compresión es cualquier prenda de vestir, ya sea camisa, pantalones —los calcetines son la forma más común— con los que se constriñe el cuerpo. Este tipo de ropa hace que la sangre circule más rápido en ciertas áreas o evita lesiones, al limitar ciertos tipos de movimientos corporales.

Hablemos específicamente sobre calcetines de compresión. Por lo general, tu cuerpo depende de la bomba musculovenosa. Dependes de que los músculos se contraigan y eso es lo que moverá la sangre desde la parte inferior de las piernas hacia el corazón. La sangre se depura cuanto más rápido y más cantidad circule desde tus piernas hacia la circulación general. Esto hará que los subproductos del metabolismo y del ejercicio se limpien antes.

Leer más: Descubre cuánto ejercicio tienes que hacer para contrarrestar los efectos de estar sentado todo el día

Al correr, tu cuerpo se estremece. Se produce una especie de vibración. Tus músculos deben adaptarse al entorno en el que estés corriendo. Si estás corriendo sobre algo blando, como el césped, es posible que no haya tanta agitación.

Si estás corriendo sobre suelo duro, tus músculos tienen que trabajar un poco más, porque habrá una onda de choque mayor recorriendo tu sistema. Por lo tanto, cuanto más se tengan que adaptar tus músculos serán más propensos a sufrir lesiones. Y también será más propenso cuanto más productos residuales, como el ácido láctico, produzca tu cuerpo.

Los calcetines de compresión actúan para minimizar la agitación y, por lo tanto, disminuyen los subproductos metabólicos de la lesión. La ropa de compresión no ayudará con ejercicios estáticos como levantar pesas. Están más diseñados para la actividad dinámica, como correr.

No existe una ciencia real detrás de los efectos fisiológicos de las mallas de compresión. Se han hecho docenas de estudios. Son muy pequeños, lo que significa que solo analizan unos pocos participantes y los resultados son mixtos. Entonces, por cada estudio que dice que hay beneficios para la ropa de compresión, hay otro estudio que dice que no tiene ningún beneficio. Y hay otro estudio que dice que podría ser perjudicial para ti. No se sabe en general si la ropa de compresión es realmente beneficiosa o no.

Los beneficios psicológicos están ahí. La gente se siente mejor usando ropa de compresión. Pero la ciencia no respalda el hecho de que haya un efecto fisiológico. Por lo tanto, si alguien los usa en el gimnasio para levantar pesas, por ejemplo, es posible que sienta que les ayuda a funcionar. Para levantar esas pesas o realizar cualquier objetivo que tengan para ese día. Puede ser ese extra que necesitan para ayudar a recuperarse de su lesión o prevenir lesiones también.

¿He usado calcetines de compresión? Sí. Más por el hecho de que quería tener una idea de lo que trataban. No siento que funcionen para mi. En realidad me causan un poco de calambres musculares. He probado varios tamaños, varios estilos. Pero a mí personalmente no me gusta correr con ropa de compresión.

Te puede interesar

Lo más popular