Netflix dirá adiós a compartir contraseñas a nivel mundial: así funcionará a partir del año que viene

Logo de Netflix

Reuters

Actualmente, Netflix cuenta con 222 millones de suscriptores en todo el mundo y se estima que unos 100 millones de hogares adicionales están utilizando el servicio a través de una contraseña compartida. 

Es algo que hasta el momento no les había importado demasiado. 

Solo hay que ver un tuit de 2017 en donde el gigante del streaming incluso motivaba esta práctica, pero ahora, unido a la pérdida de suscriptores de su último trimestre —la primera vez en la última década— y la caída de ingresos, parece que Netflix quiere acabar con la posibilidad de compartir contraseña

En marzo de este año, la plataforma de streaming empezó a probar una nueva función en Chile, Costa Rica y Perú que permite agregar cuentas para hasta 2 personas que no viven en la misma casa por un cargo mensual adicional

A fin de cuentas, esto hace que el titular de la cuenta tenga que pagar un extra por cada "subcuenta" o usuario compartido para así compensar la pérdida de ingresos. 

“Si tienes una hermana, digamos, que vive en una ciudad diferente, y quieres compartir Netflix con ella, eso es genial”, explica Greg Peters, director de operaciones de Netflix, durante la presentación de resultados. 

"No estamos tratando de cerrar ese intercambio, pero le vamos a pedir que pague un poco más para poder compartir con ella y para que obtenga el beneficio y el valor del servicio, pero también obtenemos los ingresos asociados con esa visualización", agrega.

Netflix no ha dejado claro cuántos ingresos espera generar al implementar esta estrategia, pero sí que ha dado una posible fecha para poner en marcha su plan de acabar con las cuentas compartidas

Según Peters, parece que este nuevo rumbo empezará el despliegue a nivel mundial en 2023.

Medidas insólitas tras el trimestre 'horribilis' de Netflix: un pésimo registro de suscriptores que llevará a la compañía a decir adiós a las cuentas compartidas y dar la bienvenida a la publicidad

"Estamos tratando de encontrar un enfoque equilibrado", explica Greg Peters. "Para establecer sus expectativas, creo que vamos a pasar un año más o menos iterando y luego implementando todo eso para que podamos lanzar esa solución a nivel mundial, incluidos mercados como Estados Unidos".

"A medida que trabajamos para monetizar el intercambio, el crecimiento [del ingreso promedio por membresía], los ingresos y la visualización se convertirán en indicadores más importantes de nuestro éxito que el crecimiento de la membresía", sentencia Peters en la carta a los accionistas.

Lo que realmente llama la atención, tal y como se desprende de un estudio de Time2Play del que se hace eco CNBC, es que esta parece la única solución que tiene el gigante del streaming para acabar con las contraseñas compartidas. 

La encuesta apunta a que cerca del 80% de los americanos que usan la contraseña de otra persona no se haría una cuenta propia, por lo que no habría suma de nuevos usuarios al eliminar esta opción por completo, por lo que a menos con esta práctica sí que verían beneficio. 

De momento faltan algunos interrogantes que se irán solucionando a medida que se acerque el despliegue definitivo, como lo que podría ocurrir si el titular de la cuenta compartida decide no pagar la tarifa adicional, por ejemplo. 

Otros artículos interesantes:

Agotamiento del modelo, poderosos enemigos y falta de innovación: estos son los 3 motivos que explican el desencanto del público con Netflix, según una experta

Las marcas están deseando anunciarse en Netflix: estas son 3 cosas que las grandes agencias de publicidad quieren del gigante del 'streaming'

Netflix estudiará lanzar un plan más barato con anuncios, pero ese modelo podría no ser rentable según los expertos, incluso con 8.000 millones en ingresos potenciales

Te recomendamos