Así puede Netflix potenciar sus acuerdos de marca en torno a series como 'Stranger Things' y 'Bridgerton' ahora que planea incorporar publicidad

Una escena de la serie 'Stranger Things'

Netflix

El cambio de rumbo de Netflix respecto a la publicidad ha hecho que este gremio salive ante la perspectiva de conseguir espacios publicitarios en series de gran éxito como Stranger Things o Bridgerton.

La plataforma de streaming ha sido durante mucho tiempo la ballena blanca de la industria publicitaria, un hogar para fenómenos culturales globales como El juego del calamar al que los anunciantes nunca podían acercarse demasiado. 

Pero, aunque sus ambiciones publicitarias tardarán al menos "uno o dos años", según Netflix, ya está trabajando discretamente con las marcas de diferentes maneras.

Compañías como Coca-Cola y GMC han conseguido anuncios llamativos en éxitos de Netflix como Stranger Things y Queer Eye. La plataforma se ha asociado con empresas de marketing como Baskin-Robbins y Lyft en campañas de marketing. Y el equipo de productos de consumo de Netflix está haciendo acuerdos para todo, desde el té "Bridgerton" de la marca Republic of Tea hasta una chaqueta de 500 dólares (cerca de 460 euros) inspirada en "Top Boy" de Drake y la línea NOCTA de Nike.

Sin embargo, eso no significa que Netflix haya estado recibiendo dinero directamente de los anunciantes.

Agotamiento del modelo, poderosos enemigos y falta de innovación: estos son los 3 motivos que explican el desencanto del público con Netflix, según una experta

Netflix suele alejarse de la colocación de productos de pago. Muchos de los productos que aparecen en los programas de Netflix llegan a través de las propias producciones. 

Un director de programa puede incluir una marca como los gofres Eggo en una serie, y esta se convierte en un elemento definitorio del personaje. O un decorador o maestro de atrezzo puede llegar a un acuerdo con una marca para que aparezca un camión GMC, lo que ahorra a la producción el coste de comprar o alquilar el propio camión y obtener la autorización para incluirlo.

Cuando se trata de acuerdos de co-marketing y productos de consumo, Netflix tiende a pensar como un estudio de cine. Lleva a cabo acuerdos estratégicos para promocionar sus películas y programas y alimentar el fandom, más que para aumentar los ingresos.

Cuando Netflix trabajó con más de 70 empresas para anunciar la tercera temporada de Stranger Things en 2019, el entonces CEO (ahora co-CEO) Reed Hastings dijo que la compañía no quería "distraerse con fuentes de ingresos alternativas."

"Hoy en día lo estamos monetizando más en día en más crecimiento de membresía", dijo en una presentación de resultados en ese momento. "El enfoque es conseguir que más gente se entusiasme con Stranger Things para que se unan a Netflix, que se lo cuenten a sus amigos".

Netflix no ha informado de los ingresos procedentes de productos de consumo o acuerdos de marca en sus presentaciones financieras. Su principal fuente de ingresos hasta la fecha son las suscripciones.

Medidas insólitas tras el trimestre 'horribilis' de Netflix: un pésimo registro de suscriptores que llevará a la compañía a decir adiós a las cuentas compartidas y dar la bienvenida a la publicidad

Sin embargo, la introducción de un nivel con publicidad podría cambiar el enfoque de la plataforma, ya que la compañía ya está pensando en más formas de monetizar su contenido y su audiencia.

Netflix podría incentivar la compra de anuncios más grandes mediante la colocación de productos o las oportunidades de comercialización conjunta, como hacen las cadenas de televisión. 

La cadena de televisión con publicidad Hulu que ahora forma parte de la red de streaming de Disney, también tiene un equipo dedicado a la integración de marcas que trabaja con los socios de producción durante el desarrollo de los guiones para encontrar oportunidades de incorporar marcas. La compañía se basa en esas integraciones con la comercialización conjunta, los patrocinios o las compras de publicidad tradicionales. Es un ejemplo de lo que podría hacer Netflix.

Y, con su amplia y global biblioteca de contenidos, Netflix podría ser un socio aún más atractivo para los anunciantes que sus competidores que ya están en el negocio de la publicidad.

"Las agencias de publicidad de todo el mundo se alegran ahora mismo de las posibilidades", apunta Stacy Jones, fundadora y directora general de la empresa de marketing de entretenimiento Hollywood Branded. "Esto abre las puertas a esas asociaciones más grandes".

Nota: Mathias Döpfner, director general de la empresa matriz de Business Insider, Axel Springer, es miembro del consejo de administración de Netflix.

Otros artículos interesantes:

Netflix dirá adiós a compartir contraseñas a nivel mundial: así funcionará a partir del año que viene

Netflix se hunde más de un 35% en bolsa: sus acciones retroceden a niveles de hace 4 años tras perder 50.000 millones de euros de valor en un día, una cifra superior a la capitalización de BBVA o Telefónica

Los filtros de realidad aumentada de Snapchat se están utilizando para promocionar películas de Netflix, Universal y otros estudios de Hollywood, según un ejecutivo de la aplicación

Te recomendamos