Así es como este vendedor de Funko Pops gana casi 3.000 dólares en 3 horas con su negocio de venta de vídeo en directo

Miguel Rivera es el propietario de Master Poppins, un negocio que vende Funko Pops.
Miguel Rivera es el propietario de Master Poppins, un negocio que vende Funko Pops.
Cortesía de Miguel Rivera
  • El 'live shopping', o venta en vídeo en directo, ofrece a las empresas la posibilidad de vender virtualmente a los clientes a través de retransmisiones de vídeo en tiempo real.
  • Miguel Rivera ha logrado recaudar más de 40.000 dólares (unos 35.000 euros) en objetos de colección desde que empezó a vender en diciembre.
  • Rivera comparte sus consejos para otros coleccionistas que quieran convertir sus aficiones en un lucrativo negocio.

El sótano de Miguel Rivera está repleto de pared a pared de Funko Pops, las figuras coleccionables de personajes de la cultura pop de marcas como Marvel, Pokémon o Disney, conocidas por los fans como “pops”. Pero Rivera no solo los colecciona, también los vende… y mucho. 

En una noche de subastas retransmitidas en directo, Rivera puede ganar entre 1.000 y 4.000 dólares (entre 850 y 3.400 euros aproximadamente) dependiendo de las piezas, y vendiendo una media de 94 pops por espectáculo. Según documentos que ha podido revisar Business Insider, desde su primera subasta en diciembre, las ventas han ascendido a 40.648 dólares (casi 35.00 euros). 

Las compras en directo o "Live shopping"—piensa en una especie de Teletienda mezclada con Snapchat— son populares en China desde hace casi una década. Pero la tendencia acaba de afianzarse en EEUU, ya que muchos negocios se pasaron al mundo online durante la pandemia. Whatnot, la aplicación que utiliza Rivera, es solo una de las varias empresas emergentes de compras en vivo que compiten por lo que se espera que se convierta en un mercado de 25.000 millones de dólares para 2023, según Coresight Research.

El fenómeno de los Funko Pop: este joven guarda una colección de 1.000 figuras en su casa que podrían alcanzar una auténtica fortuna

Cuando empezó su negocio llamado Master Poppins, Rivera vendía unos 100 Funko Pops cada 2 viernes por la noche. Pero tras quedarse recientemente sin trabajo, espera organizar una o dos subastas a la semana y al menos duplicar el número de piezas que vende.

A continuación, Rivera explica lo que ha aprendido y cómo otros coleccionistas pueden convertir sus aficiones en un negocio muy rentable.

La rueda de Funko

Rivera utiliza una rueda para conseguir espectadores y postores en sus subastas de Funko Pop.
Rivera utiliza una rueda para conseguir espectadores y postores en sus subastas de Funko Pop.
Cortesía de Miguel Rivera

Antes de dedicarse a la venta de Funko Pops, Rivera organizaba noches de juegos de mesa y trivial en Instagram Live, donde en retransmisiones de vídeo en directo, los espectadores tenían la oportunidad de acumular puntos para ganar uno de los premios escritos en una rueda como la que se ve en la imagen.

Cuando empezó a vender en directo, Rivera incorporó la rueda a sus subastas para incentivar a los espectadores a quedarse. Cuando alguien gana una puja por un Funko Pop, puede hacer girar la rueda para tener la oportunidad de conseguir un artículo gratis o con descuento.

“Cuando lo hago, suele empezar una guerra de ofertas, dependiendo de la pieza”, explica. 

Elegir las piezas correctas

Rivera tiene estantes y estantes llenos de Funko Pops en su sótano.
Rivera tiene estantes y estantes llenos de Funko Pops en su sótano.
Miguel Rivera

Como suele ocurrir con los objetos de colección, algunos Funko Pops se venden más que otros en función de su rareza y popularidad. Rivera expone el mayor número posible de piezas de gama alta, dice, con una mezcla de piezas de precio bajo, medio y alto para tener algo para todos.

“Por lo general, si hay mucha gente y se trata de una pieza popular, siempre se venderá por encima de su valor”, afirma. 

Busca el valor de mercado en eBay, Mercari y el sitio web oficial de Funko Pop, y empieza a pujar por el precio de venta al público que pagó por el artículo. Asegura que no le importa quedarse sin nada, porque normalmente lo compensa con las piezas más codiciadas. 

Competir por espectadores

Aunque la mayoría de sus programas han tenido éxito, nunca es algo seguro, dice Rivera. Su primer programa alcanzó los 200 espectadores, y aunque desde entonces ha tenido mayores ventas, tiene una media de 60 espectadores por programa.

Una noche, experimentó con la venta de tarjetas de Pokémon, pero no tuvo tanto éxito. Otra noche, la aplicación falló y vendió la mitad de los artículos que suele vender.

“No todos los directos tienen éxito, pero obtengo beneficios”, dice, y añade que una mayor promoción y mejores piezas le ayudarían a llegar al nivel que le gustaría.

Una captura de pantalla de una de las subastas de Rivera en la aplicación de compras en vivo Whatnot.
Una captura de pantalla de una de las subastas de Rivera en la aplicación de compras en vivo Whatnot.
Miguel Rivera

Whatnot se está volviendo cada vez más competitivo a medida que más y más vendedores se unen a la aplicación, incluyendo grandes empresas que están quitando espectadores a los programas de Rivera.

“Es difícil diferenciarse porque hay muchas opciones ahí fuera”, cuenta.  

Su consejo para otros vendedores es que bajen sus expectativas. “No hay que ir pensando que se va a ganar mucho dinero”, dice.

“Si no te esfuerzas y no haces colas de más de 2 horas para conseguir estas piezas que valen tanto dinero, no vas a sobrevivir en este juego”, añade.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Otros artículos interesantes:

Amazon está desarrollando nuevas herramientas para que los influencers ganen dinero y reclutando a estrellas de YouTube e Instagram para impulsar el 'live shopping'

9 consejos para empezar a vender en AliExpress, según dos españoles especialistas en ventas de la plataforma

Estas 10 curiosidades sobre los Funko Pops no las conocen ni los mayores coleccionistas

Te recomendamos

Y además