Pasar al contenido principal

Cómo ganar un millón de euros con tu startup, según Álex Huertas, fundador de Northweek y uno de los emprendedores menores de 30 años más influyentes de Europa

Cómo ganar tu primer millón para tu startups con Álex Huertas
Álex Huertas ha creado el curso especializado en emprendimiento 'De 0 a 1 millón', basado en su propio experiencia como emprendedor. Cortesía de Álex Huertas.
  • En 2013 Álex Huertas fundó junto a Héctor Rey la compañía de gafas de sol, Northweek que se convirtió en todo un fenómeno con más de 25.000 unidades vendidas en su primer año de vida.
  • En 2016 la empresa fue comprada por Hawkers. Hoy todavía dirigida por ambos fundadores, Northweek factura entre 8 y 10 millones de euros anuales, habiendo vendido en torno a 1.800.000 gafas desde sus inicios.
  • Esta trayectoria ha servido a Huertas para ser escogido por Forbes como uno de los emprendedores menores de 30 años más influyentes de Europa.
  • Para ayudar a otros a liderar proyectos de éxito, Álex Huertas ha lanzado un curso en el que permite conocer toda su trayectoria profesional.
  • Bajo el nombre de De 0 a 1 millón, el curso "repasa todas las fases desde cero hasta que tu proyecto ya puede valer millones" describe Huertas a Business Insider España.
  • Desde la importancia de contar con un cofundador hasta los roles esenciales que incorporar en tu equipo o cuándo acudir a inversores, el fundador de Northweek ha compartido algunos consejos con los que ayudarte a ganar tu primer millón con tu startup.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Álex Huertas vio su primera oportunidad de negocio con 13 o 14 años. Eran los primeros años del 2000, cuando las conexiones a internet en casa eran aún algo complicadas.

Pero eso no le impidió darse cuenta de que a través de la Red podía adquirir productos más baratos que después vender a sus amigos con un pequeño porcentaje de ganancia. Durante su época de instituto se asoció con Héctor Rey y juntos vendieron todo tipo de artículos: fundas para móviles, cables de iPhone, ropa... hasta que decidieron montar algo estable que tuviera continuidad en el tiempo.

Con ese objetivo en mente, la idea de su marca les llegó a través de foros americanos y webs de otros países donde conocieron los trending, lo que se imponía en la otra punta del mundo y que todavía no había aterrizado en España. 

"Vimos que llegaban gafas de sol que rompían un poco con el mercado, que en lugar de valer 120 euros te ofrecían gafas de buena calidad por 20 euros, y dijimos este concepto nos gusta", comenta Álex Huertas en conversación telefónica a Business Insider España.

Con 19 años y unos 6.000 euros, montaron entonces Northweek, la compañía con la que en 2013 comenzarían a vender de manera online gafas de sol a un precio inigualable que podían ser personalizadas.

Sobra decir que el proyecto fue todo un éxito. Antes de lanzar ya contaban con lista de espera y en su primer año lograron vender 25.000 unidades. Una cantidad que fue creciendo exponencialmente con el tiempo y que llevó a la marca Hawkers, sus rivales directos, a adquirir la compañía en 2016

A día de hoy Northweek —que sigue siendo dirigida por Huertas y Rey— tiene una facturación de entre 8 y 10 millones anuales con casi 2 millones de gafas vendidos desde sus inicios. La compañía se ha convertido en el clásico caso de éxito estudiado en las escuelas de negocio y sus fundadores se posicionan entre los emprendedores de menos de 30 años más influyente de Europa, según Forbes. 

Leer más: Yeeply: "Lo de digitalizarse o morir no es nuevo, pero sí lo es la velocidad con la que el mercado va a seleccionar qué empresas sobreviven y cuáles no"

Ahora Álex Huertas quieren enseñar todo lo aprendido en esta trayectoria de éxito a aquellos que se inician en el arduo mundo del emprendimiento.

"Pensé hace tiempo, 'me gustaría poder crear un curso donde poder explicar toda mi trayectoria, con todos mis problemas, con todos mis aciertos, con todos los consejos que he aprendido', para poder ofrecérselo a la gente que quiere mi consejo, que está interesada en saber cómo se hace todo esto, cuáles son los pros y contra reales de emprender".

De 0 a 1 millón es el curso en el que el fundador de Northweek ha materializado todo este conocimiento. Nacido al abrigo del confinamiento, el tiempo de encierro en casa le permitió recuperar el guion elaborado hace tiempo y concluirlo. "Más de 200 páginas de Word" sobre su experiencia como fundador de éxito que después se han plasmado en contenido de 10 horas de vídeo que ofrecer a sus alumnos.

El curso está dividido en 7 módulos y cada uno de ellos tiene unos 10 capítulos con vídeos de entre 5 y 20 minutos. Todo ello ordenado cronológicamente, siguiendo la analogía de su nombre, desde que no se cuenta con nada hasta que una idea puede convertirse en un proyecto de éxito. 

"El curso empieza desde que no tienes dinero, no tienes una idea o no tienes absolutamente nada pero sabes que quieres emprender, hasta que terminas en el último módulo aprendiendo a hacer un pitch deck, aprendiendo a vender tu idea, a reunirte con inversores. Es repasar todas las fases desde cero hasta que tu proyecto ya puede valer millones" describe Huertas.

De 0 a 1 millón fue lanzado el pasado 2 de junio y a día de hoy ya cuenta con unos 30 alumnos. El perfil de estos se divide en dos segmentos claramente marcados. Por un lado los más jóvenes, de entre 18 y  20 años "que tienen ideas, ganas de hacer cosas, pero que obviamente tienen muchas dudas" y por otro aquellos más mayores, de los 25 a los 35, que "ya tiene su proyecto en marcha, pero que se encuentra con las dificultades de ser emprendedor."

Además del curso en sí, los alumnos que así lo quieran pueden optar por un plan en el que se contemplan horas de mentoría en exclusiva con Huertas. "He reservado algunos planes para hacer one to one y mentoría con los alumnos, poder comentar mucho más su proyecto, cuál es mi visión, por dónde iría yo..." afirma.

Cómo ganar un millón de euros con tu startup

"Obviamente no siempre es posible ganar un millón" remarca Huertas.

"Eso es algo que se lo dejo claro desde el primer momento", incide el emprendedor, explicando que en el mundo de los negocios "no hay un libro de instrucciones con el que llegarás al éxito".

Es más, lo más probable es fracasar. En el mundo de los emprendedores es común hablar de que el 90% de las startups no llegan a buen puerto. Realmente no es ese el porcentaje de descalabro, pero esta cifra viene a poner de relieve que el emprendimiento está lejos de ser un camino de rosas.

Emprender no es el paraíso, asegura. "Tiene problemas en todos los ámbitos, con socios, con trabajadores, con proveedores, por falta de dinero al principio..."

Leer más: El CEO de Ontruck, que acaba de levantar 17 millones en plena pandemia, destaca que los tiempos de crisis esconden un filón: "Para el capital riesgo es una buena oportunidad de empezar a invertir"

Pero, "sí está comprobado que si haces las cosas bien, que si te equivocas lo menos posible es donde tienes más posibilidades de triunfar", considera.

Con el curso Huertas tiene por objetivo hacer precisamente eso: que sus alumnos puedan tomar decisiones basadas en su experiencia, reduciendo con ello los riesgos de fallar o equivocarse.

Lo primero es entender que emprender no es algo para todo el mundo

Llegar a crear una startup exitosa empieza por ser capaz de liderar ese proyecto hasta el éxito. Y es que en opinión de Huertas, no todo el mundo está hecho para ello. En su trayectoria ha visto a muchos "abandonar el barco porque no estaban preparados para lo que ha venido".

"Ser emprendedor no solo significa generar ideas o saberlas transformar en un negocio, sino una vez dentro soportar todo lo que significa ser emprendedor, que es muy duro", asegura Huertas.

"Lo que necesitas es mucha paciencia y una manera mucho más resolutiva de enfrentar los problemas" revela.

"Cada día son cosas nuevas, retos nuevos, aparecen problemas distintos y al final si no tienes esa capacidad resolutiva grande te acabas cansando, porque dices 'es que no paro, es que es todo el día solucionando marrones'", sopesa el emprendedor.

La figura del cofundador puede hacerte el camino más fácil

Algo que puede aligerar "esta carga" es contar con la figura de un socio que ayude a hacer más fácil poner en pie un proyecto.

"Yo siempre recomiendo empezar con un cofundador", asegura, enumerando varios motivos para apostar por ello.

"Al final dos personas siempre tiran más que una del carro, dos cabezas siempre piensan más, donde no llega uno, llega el otro, unos siempre tiene unas características, un conocimiento más amplio que el otro..."

Para acreditarlo se sirve una vez más en su propia experiencia.

"Con Héctor lo he vivido y nos hemos complementado muy bien. Aunque los dos siempre hemos tenido la misma visión, dentro de ese trabajo Héctor siempre se ha encargado de lo que sucede en Northweek hacia dentro, es decir de mantener ordenado todo lo que es la estructura, el dinero, que la empresa crezca de manera sólida y yo siempre de lo que se ve para fuera, la imagen, los modelos, las temporadas... y en este balance en donde está el éxito.

Leer más: El CEO de Dropbox explica qué es peor que tener una startup fallida: convertirse en una startup zombi

Por supuesto, cuando empiezas un proyecto nunca sabes si la persona con la que te vas a juntar es la ideal para recorrer un camino tan largo y complejo como es el de emprender.

"Eso nunca lo vas a saber hasta que no lo pruebas, pero sí que te puedes hacer una serie de preguntas para ver si la persona que tienes delante es más o menos válida. Todo eso lo hago en el curso, hago mucho hincapié sobre cómo encontrarlo, cómo tratarse entre ellos, porque muchísimas startups se van al traste por desencuentro entre fundadores."

No hay un momento idóneo para emprender: debes lanzarte a la piscina, pero asegurándote de "que haya algo de agua"

"Empezar algo de cero tiene sus riesgos,  pero nunca sabrás si eso va a funcionar hasta que no lo hagas. Es así de sencillo y de crudo", sentencia Huertas.

"Obviamente tienes que analizar, tienes que ser consciente de todo. No te vas a tirar a la piscina con la piscina vacía, al menos que haya un poco de agua. Pero si le has dado vueltas, te has informado, ya sabes de qué va la película" entonces es la hora de hacerlo.

Para hacerlo un poco más fácil, además de controlar el mercado y haber analizado tus posibilidades, un aspecto clave a tener en cuenta según Huertas es hacer que en la medida de lo posible todo lo que conlleva poner en pie el proyecto esté de tus manos.

Leer más: 5 cosas que debes evitar si quieres emprender un negocio con éxito

"Una de las cosas que cuento en el curso es que hagas lo hagas y quieras llegar donde quieras llegar haz que solo dependa de ti. Y eso a la hora de empezar desde cero es así", señala.

"Si mi meta es comprarme una casa y para llegar a ello antes tiene que venderse esa casa, pues ya no depende de mí; Pues lo mismo, si para empezar antes necesito que otra persona me compré el proyecto, entonces no depende de ti y no vas por el buen camino."

Aprende a contratar roles claves para tu negocio

"Creo que es súper importante en el momento en el que tu empresa empieza a funcionar, como mínimo a generar dinero, contratar a personas clave", enfatiza Huertas.

"Hoy en día creo que el perfil más indicado para contratar como número 1 es un perfil de marketing digital, una persona que conozca todos los canales online, que sepa analizar todos los datos", sugiere.

Así fue en Northweek.  Al año de andadura, ambos fundadores decidieron incorporar al equipo una persona de marketing.

"Tuvimos mucho miedo en incorporar a una persona con un sueldo, en aquel entonces tan alto, pero realmente eran solo fantasmas porque su sueldo quedó en nada con lo que esta persona aportó. Lo que le pagamos a esa persona se multiplicó por 10 en ingresos"  asegura.

Leer más:  Los 4 consejos para dirigir al equipo de tu startup hacia el éxito, según el español líder de la ciberseguridad de Google

El segundo rol imprescindible en incorporarse a la compañía fue un experto en finanzas. 

"Nos ordenó todos los números, nos dijo lo que realmente estábamos ganando y lo que realmente estábamos perdiendo. Porque hasta ese momento no lo sabíamos."

Empieza siempre con recursos propios

Sin duda el dinero es un elemento clave a la hora de querer poner en marcha cualquier proyecto. Si no se dispone de grandes ahorros, se puede tender a pensar que lo primero pasa por acudir a inversores que puedan impulsar el lanzamiento de tu startup. 

Si eres de los que piensan así, tu camino hacia el emprendimiento podría comenzar mal.

"Mi recomendación es empezar siempre que se pueda con recursos propios que pueden ser mínimo. Desde 500 euros eres capaz de comprar un semiproducto, y montar una página web y de testear si lo que tienes en la mano gusta o no gusta" garantiza Huertas, explicando que realmente no hay un presupuesto estipulado para comenzar a emprender.

"Nosotros empezamos con lo que teníamos", insiste tras enumerar varias vías a través de las cuales empezar a captar dinero: desde familia y amigos, hasta crowfundig o lo que se tiene en el banco.

Si vas a tratar con inversores aprende cómo hacerlo

"Con inversores recomiendo no hacerlo sobre todo cuando es tu primer negocio, porque te va a ser muy complicado captar dinero sin tener absolutamente nada hecho", asegura.

"Los inversores no son tus padres, un inversor quiere invertir sobre algo que tiene unas métricas, que tiene unos números, que sabe cómo ganar dinero, que sabe lo que le cuesta captar un cliente, que sabe las pérdidas que tiene una compañía, para eso sirve un inversor, un inversor sobre un power point, sobre una idea no va a invertir nunca" reflexiona.

Leer más: 3 claves sobre cómo son los inversores españoles, según JP Morgan

Si al final vas a acudir a ellos, asegúrate antes de tener muy claro cómo dirigirte a un inversor.

"Hay que ser muy frío, muy calculador y ser consciente de eso, saber cómo se comporta un inversor, saber qué preguntas te van a hacer, que es lo que te van a repreguntar, que es lo que quieren saber... para tener un guion de cuáles han de ser tus respuestas para gustarles", recomienda.

Y además