Pasar al contenido principal

Así ha identificado el CEO de Glovo las debilidades de Uber Eats para convertir su startup en una empresa valorada en más de 1.000 millones con sólo 27 años

El fundador de Glovo, Oscar Pierre.
El fundador de Glovo, Oscar Pierre. Glovo
  • La startup de repartos Glovo ha conseguido 150 millones de euros en una ronda de financiación liderada por Mubadala, el fondo de inversión soberano de los Emiratos Árabes Unidos.
  • Glovo compite con Uber Eats en varios mercados europeos, pero los datos advierten que está imponiéndose en España e Italia.
  • El crecimiento de Glovo la convierte en la última startup —y la segunda española— en alcanzar la condición de unicornio, que significa que su valoración ya supera los 1.000 millones de dólares.
  • El fundador, Oscar Pierre, de 27 años, explica a Business Insider que ha tenido éxito al fijarse en mercados sin cubrir por sus competidores, como áreas del norte de África o del este de Europa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Glovo, la startup española de repartos, es la última firma en haber alcanzado la valoración de más de 1.000 millones de dólares al conseguir más de 150 millones de euros —unos 170 millones de dólares— en una ronda de financiación liderada por el fondo soberano de los Emiratos Árabes Unidos.

La compañía es una de tantas que operan a nivel global en el segmento del reparto de comida a domicilio. Pero esta ha elegido consciente y concienzudamente todos los mercados en los que centrarse: siempre aquellos que estaban fuera de foco para sus principales competidores, como la británica Deliveroo o Uber Eats.

Por eso Glovo se ha fijado en regiones como Kenia, Ucrania o Perú.

La de esta ronda ha sido la primera inversión que ha recibido de Mubadala, el fondo de Abu Dabi, que contribuyó a crear el primer Vision Fund de SoftBank y disparó su inversión en tecnológicas europeas hasta los 400 millones de dólares en 2018.

Leer más: Los 'riders' de Glovo son falsos autónomos, según una sentencia del Tribunal Superior de Madrid

Se estima que el mercado de reparto de comida a domicilio tiene un valor de 35.000 millones de dólares a nivel global, y se prevé que alcance los 365.000 millones en una década.

Desde el nacimiento de Glovo en 2015, su CEO, Oscar Pierre, ha expandido sus operaciones a 288 ciudades en 26 países, con una clara fijación en territorios como el este de Europa, el norte de África o el sur de América.

La firma emplea a 1.500 personas globalmente y entró hace poco en el mercado polaco, tras comprar Pizza Portal en una operación de 40 millones de dólares.

Los datos de 2018 de UBS indican que Glovo está imponiéndose a sus principales rivales en número de descargas de su app en mercados como el español o el italiano. Y las cifras siguen aumentando.

Evolución de descargas de la app de Glovo.
Evolución de descargas de la app de Glovo. UBS

En conversación con Business Insider, Pierre confía en que Glovo se convierta en una app que se use para conseguir "cualquier producto en cualquier momento". Hoy, los usuarios pueden pedir comida a domicilio, o productos del supermercado o de la farmacia. "Alrededor del 80% de nuestro negocio es del reparto de comidas", explica. "Después, otros comestibles, medicamentos, bebidas, flores... En realidad, todo lo que puedas imaginarte".

El negocio del reparto de comida en línea está muy competido.

A principios de este año, Just Eat y Takeaway.com anunciaron un plan para fusionarse después de que se revelara que ambos habían sufrido una rebaja en sus beneficios. Mientras tantos, Uber planeaba vender su negocio de reparto en la India por 400 millones de dólares a un rival local, según TechCrunch. Y la británica Deliveroo se enfrenta a las consideraciones del regulador de competencia por una ronda de financiación de 500 millones liderada en su negocio por Amazon.

Glovo ha usado intencionalmente sus menores recursos para centrarse en mercados ignorados por sus competidores

Sobre cómo Glovo se diferencia de sus rivales, Pierre considera que "puede ser un cliché", pero "todo depende de la ejecución". "Siempre hemos tenido menos recursos, y la financiación no ha sido un asunto fácil para nosotros. Elegimos creo que muy bien los mercados en los que queríamos estar, lugares que quizá no eran prioridades para Deliveroo o Uber Eats".

La compañía ahora intenta destinar parte de los 150 millones de euros que han adquirido en su última ronda en contratar otros 300 ingenieros para mediados de 2020, con 40 y otros 50 expertos destinados a su nuevo hub en Varsovia, Polonia.

Preguntado cómo se concretó la inversión de Mubadala, Pierre continúa: "Nos lo presentó uno de nuestros inversores. Una de las cosas que nos gustaron de ellos es que tienen una auténtica mirada a largo plazo".

De hecho, añade: "Desde el primer día, todas las conversaciones con ellos trataron sobre cómo esperamos mejorar en los próximos cinco o diez años. Tienen el tipo de inversión necesaria como para contar con ellos para ayudar a las empresas de su portfolio a seguir creciendo".

"Haber alcanzado el estatus de unicornio es algo muy emocionante, y también la prueba del talento que hay en la compañía".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además