Pasar al contenido principal

Los empleados de Google no podrán disfrutar de sus beneficios corporativos en la vuelta a las oficinas: adiós al gimnasio, a las cápsulas para dormir y a los masajes

El CEO de Google, Sundar Pichai.
El CEO de Google, Sundar Pichai. Stephen Lam

Reuters

  • Google está orquestando la vuelta de sus empleados a la oficina el 6 de julio. Como ha dicho recientemente el CEO de la compañía, Sundar Pichai, la sede a la que acostumbran todos "parecerá y será diferente". 
  • En una reunión multitudinaria, la firma ha empezado a avanzar cómo será el regreso al puesto de trabajo, según algunos asistentes a la cita. Algunas de las medidas son organizar las llegadas por turnos, dar la comida para llevar o prohibir las zonas de descanso y espacios para dormir, así como cerrar el gimnasio.
  • Google está planeando meticulosamente la vuelta, de modo que puedan garantizarse el distanciamiento social y las medidas higiénico sanitarias.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como otros gigantes tecnológicos, Google está orquestando la vuelta a las oficinas de su enorme plantilla, de decenas de miles de empleados.

El regreso a la sede será escalonado, empezando por una parte reducida de trabajadores. Con esta primera oleada, Google irá perfeccionando el protocolo y las medidas higiénico sanitarias —también para que se ajusten a las exigencias de cada país—. 

El mes pasado, el CEO de la compañía, Sundar Pichai, anunciaba que los primeros empleados, que serían pocos, empezarían a volver el 6 de julio.

De hecho, Google prevé, de momento, que la oficina esté a un 10% de capacidad y, en septiembre, llegar al 30%.

Leer más: Los datos de Google muestran cómo el coronavirus puede haber cambiado para siempre la cultura de salir de casa en España y el resto del mundo

Varios empleados de la tecnológica han contado los detalles de cómo será el regreso, un plan que Google ha empezado a trasladar a la plantilla a través de una reunión multitudinaria. Algunos de los asistentes —que quieren permanecer en el anonimato— han desvelado el contenido de ese encuentro a Business Insider. Los trabajadores de Google no están autorizados a hablar públicamente de lo que ocurre dentro de la compañía.

Durante la videoconferencia, el vicepresidente global de seguridad y operaciones, Mark Wrightson, explicó a los profesionales de Google qué esperar en su regreso a la sede. Aunque hay medidas que afectarán por igual a todas las regiones en donde tiene presencia la firma, habrá variaciones específicas en función de cada país. Los planes de Google se podrán modificar, según evolucione la situación, incluso antes de que todos se hayan reincorporado.

La empresa californiana controlará las horas y momentos de llegada de los empleados, asignando turnos, para que no haya aglomeraciones en la entrada, según han detallado en la reunión.

Leer más: El Gobierno usará el sistema de rastreo de Google y Apple para monitorizar el coronavirus: la app se probará primero en Canarias

Además, Google pedirá a sus empleados que se tomen la temperatura antes de acudir al trabajo, aunque en la oficina también habrá controles de fiebre. La compañía baraja la posibilidad de hacer test rápidos de COVID-19 de forma masiva en algunas oficinas, según han confirmado los empleados.

Ya en el puesto de trabajo, los espacios estarán reubicados para que todo el mundo esté lo suficientemente separado. Los restaurantes, salas de reuniones y zonas de descanso estarán divididos para garantizar el distanciamiento social de 2 metros.

Habrá que llevar mascarillas en los lugares comunes, como en el comedor. Estas serán proporcionadas por Google.

Esto es lo que ocurrirá con los beneficios que los empleados tienen por formar parte de Google

Los almuerzos gratis son uno de los mayores beneficios que tienen los empleados, aunque ya no se podrá disfrutar de la habitual y abundante oferta de comida. Tendrán packs para llevar y, de momento, Google no dará desayunos ni cenas.

Tampoco existirá la posibilidad de ir al gimnasio, ni de dormir en las cápsulas de descanso y sueño, ni de ir a darse un masaje.

Google ha remitido a Business Insider a las declaraciones oficiales de su CEO, Sundar Pichai, y ha recordado que la vuelta será progresiva, sin hacer más comentarios sobre la cuestión.

El portavoz de la compañía únicamente ha añadido que están trabajando conforme a las medidas sanitarias, para aplicarlas a nivel global.

Leer más: Adiós a la cultura abierta y transparente de Google, paradigma de Silicon Valley: sus empleados lamentan el cambio de rumbo hacia un ambiente poco flexible y corporativo

Otro gigante tecnológico, Apple, también proporcionará tests rápidos a los empleados y estos tendrán que llevar mascarilla. Habrá controles de temperatura.

El mes pasado, el máximo responsable de Google, Pichai, dijo a la plantilla que no esperasen incorporarse en todo 2020, aunque se está empezando a organizar la vuelta con un número muy reducido de trabajadores. En qué medida irán aumentando las reincorporaciones dependerá de varios factores, algunos fuera del alcance empresarial.

Google ha dado 1.000 dólares (lo que equivale a 880 euros) para material de oficina a todos aquellos que han desarrollado su actividad en remoto. 

Aunque, en general, teletrabajar supone perder muchos de los beneficios que tiene formar parte de Google y, los que vuelvan progresivamente tampoco podrán disfrutar, de momento, de esas ventajas.

Y además