Pasar al contenido principal

Cómo hacer la declaración de la Renta por primera vez paso a paso

Una mujer mira preocupada el ordenador.
Getty Images
  • Hacer la declaración de la Renta por primera vez puede ser estresante, pero es sencillo si sigues paso a paso esta hoja de ruta para ajustar cuentas con Hacienda.
  • En primer lugar, es necesario saber si estás obligado a hacer la declaración de la Renta 2018 o si, aunque no lo estés, te compensa presentarla por motivos fiscales.
  • Estos son todos los trámites, condiciones y posibilidades que están a tu disposición para presentar la declaración de la Renta 2018, si es que estás obligado a hacerlo.

Cada año, según se aproxima la primavera, todos los trabajadores comenzamos a hacer acopio de facturas, formularios y documentación variada para afrontar el gran reto fiscal, la declaración anual de la Renta. Hay quien ya domina el arte de rendir cuentas con el fisco, otros optan por pagar a una gestoría o a un asesor para no tener que encargarse personalmente, pero la mayoría afrontamos el trámite con dificultades.

Este proceso se hace todavía más complicado si es la primera vez que debes enfrentarte a la declaración de la Renta. ¿Sabes si estás obligado a presentarla? Si no lo estás, ¿cómo saber si te compensa hacer la declaración igualmente? ¿Por qué vías se puede realizar el trámite? ¿Qué hacer si tienes varios pagadores en tu último año fiscal? ¿Dónde se encuentra el número de referencia que da acceso a tus datos fiscales? 

Leer más: Las tablas de la renta 2019: así puedes calcular tu retención

Si te encuentras en esta situación y no tienes respuesta para alguna o ninguna de estas preguntas, la Agencia Tributaria dispone de un manual práctico que explica todas y cada una de las casillas y epígrafes de la declaración de la Renta y todos los trámites que es necesario cumplimentar. Solo hay un problema, y es que tiene más de 1.200 páginas.

Si no te apetece o no te ves capacitado para enfrentarte al manual de la declaración de la Renta, te proponemos una hoja de ruta que te explica paso a paso cómo salir airoso de tu primer encuentro con la Agencia Tributaria.

Comprobar si estás obligado a presentar la declaración

Una joven examina un documento con preocupación
Getty Images

Presentar la declaración de la Renta no es obligatorio, al menos no para todos. El nivel de ingresos percibidos y el número de pagadores, entre otras variables, definen qué contribuyentes están exentos de hacer cuentas sobre su IRPF con Hacienda.

Así, los asalariados con un solo empleo que cobren 22.000 euros anuales o menos y los que cuentan con varios pagadores y hayan cobrado 12.000 euros o menos no están obligados a someterse a la Renta. Tampoco quienes reciban 1.600 euros o menos en capital mobiliario y ganancias patrimoniales o 1.000 euros en rentas inmobiliarias, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de VPO.

Si no cumples alguno de esos criterios, pero descubres que tienes derecho a devolución del IRPF tras consultar el borrador de la declaración (más adelante te enseñaremos cómo hacerlo), es conveniente presentar la declaración para recibir esa devolución. Además, presentar la declaración este año no obliga a hacerlo al año siguiente.

Leer más: Cómo saber si estoy obligado a hacer la declaración de la Renta 2018

Reunir la información y documentación necesaria

Burocracia

Para poder rellenar la declaración de la Renta, es necesario reunir documentación acerca de tus ingresos, tus cuentas bancarias o tu vivienda, entre otros. Estos son los indispensables, tanto si rellenas la renta por vía telemática (a través de ordenador, móvil o por teléfono) como presencialmente en las oficinas de la Agencia Tributaria.

  • Tu DNI, el de tu cónyuge si lo tienes y hacéis declaración conjunta y el de los miembros de tu familia por los que estés solicitando desgravación.
  • Tu número de cuenta bancaria.
  • El borrador de la declaración, que más adelante te explicamos como solicitar.
  • El certificado de rendimientos del trabajo, que te entregará tu empresa si eres asalariado.
  • Los certificados sobre rendimientos de capital, en el caso de que tengas inmuebles a tu nombre y los alquiles, acciones, seguros de vida o invalidez.
  • Los módulos de actividades económicas, si eres autónomo y has optado por esta tributación.
  • La referencia catastral de tu casa, si la tienes en propiedad.
  • Los justificantes de pago del alquiler y el DNI de tu casero, si vives de alquiler desde antes de 2015, para la deducción estatal, o si resides en una autonomía que aplique beneficios fiscales al alquiler y quieres deducirte su importe.
  • Los justificantes de donativos a ONG y entidades de interés social.

Solicitar el borrador de la declaración

Una mujer revisa documentos mientras teletrabaja
Getty Images

Este trámite es indispensable para poder presentar la declaración, ya que en el borrador que elabora la Agencia Tributaria se incluyen tus datos personales, fiscales y de ingresos con los que cuenta la administración y el resultado preliminar de esa declaración, es decir, la cantidad a cobrar o a pagar al Estado tras ajustar cuentas respecto al IRPF. 

Para consultar el borrador, es necesario entrar en la página web de la Agencia Tributaria y acceder al Portal de la Renta 2018, para lo que necesitaremos el número de referencia. Quienes ya hayan presentando la declaración anteriormente no necesitan más que comprobar la casilla 475 de la Renta 2017, en la que figura el resultado de la base liquidable general sometida a gravamen.

Leer más: Calendario de la Renta 2018: estos son los plazos para presentar la declaración del IRPF

Sin embargo, si es tu primera declaración de la renta, el proceso es diferente. Puedes obtener el número de referencia a través de un certificado electrónico, la firma digital que puedes conseguir con tu DNIe, o con la Cl@ve PIN que te da la Agencia Tributaria cuando te registras en el sistema Cl@ve, tanto a través de la web como en alguna de sus oficinas.

Si no posees ninguna de esas dos acreditaciones, como la mayoría de los declarantes primerizos, es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Selecciona en la web de la Renta 2018 la opción "Servicio de tramitación borrador / declaración (Renta WEB)".
  • Pulsa en la opción "Con número de referencia" en la ventana desplegable que se abre.
  • A continuación, introduce tu número de DNI y selecciona el botón "No tengo referencia".
  • En el siguiente desplegable, vuelve a introducir el DNI, marca la casilla "No declarante" e introduce los últimos 5 dígitos de alguna cuenta bancaria de la que seas titular.
  • Copia el número de referencia que se te ha asignado automáticamente.

Una vez tengas tu referencia, puedes revisar tu borrador seleccionando entre los servicios disponibles la opción "Borrador/Declaración (Renta WEB). Además, con el número de referencia también se da la posibilidad de rellenar los datos de contacto para recibir notificaciones de la Agencia Tributaria, consultar los datos fiscales o censales, cambiar el domicilio fiscal, solicitar cita previa para presentar en persona la declaración o gestionarla a través de tu móvil.

Revisar el borrador y comprobar que se te aplican las deducciones a las que tienes derecho

Una mujer utiliza una calculadora
Getty Images

Una vez que tienes los datos preliminares que la administración tiene sobre tus finanzas personales, es necesario revisar que todo esté correcto. Desde los datos personales, los números de cuenta bancaria y el domicilio hasta los ingresos que le constan a la Agencia Tributaria. Con este último dato, podrás saber si rebasas el nivel de rentas que te obliga a hacer la declaración.

Además de revisar tus datos, también es recomendable repasar varias páginas y casillas para garantizar que estás recibiendo una liquidación justa de tu IRPF y que estás aplicando todas las desgravaciones y ventajas a las que tienes derecho. Es necesario prestar atención a los siguientes datos:

  • Situación familiar: si eres padre o vives con tus padres mayores de 65 años o discapacitados, debes comprobar que estos datos figuran en el borrador, porque el mínimo que se te aplica es más favorable. Del mismo modo, si tienes hijos por los que pagas una pensión alimenticia, debes comprobar que figura en el borrador, ya que te da derecho a una reducción. Todos estos datos los encontrarás en la segunda página del borrador, aunque tendrás que avanzar hasta la casilla 571 para localizar si se te ha aplicado la deducción por maternidad, si puedes acogerte a ella. 
  • Domicilio fiscal: especialmente si te has mudado en 2018, debes revisar si la dirección y la referencia catastral que figura es correcta, dado que es obligatorio informar a la Agencia Tributaria de los cambios de domicilio. Además, si vives en una vivienda de alquiler, debes revisar que figura el NIF de tu casero. Estos datos se encuentran en la primera página.
  • Actividades económicas: si eres autónomo o si eres asalariado pero recibes dinero de otra actividad, debes revisar que el borrador refleje correctamente esos ingresos y, en caso de los trabajadores por cuenta propia, también los gastos que quieras desgravarte
  • Inversiones o aportaciones a planes de pensiones: en la página 12 del borrador encontrarás el apartado sobre las reducciones que se ofrecen por contribuir a sistemas de previsión social y las deducciones que se ofrecen por invertir, especialmente si es en startups o en valores cotizados en el Mercado Alternativo Bursátil.
  • Donaciones: en la página 9 del borrador, además de hacer constar las contribuciones a ONG o colegios profesionales, puedes elegir si marcas la casilla de donación a actividades de interés social o a la Iglesia Católica. También puedes dejar la casilla vacía si ninguna de las dos opciones te seduce.
  • Deducciones al alquiler: si tienes un piso en propiedad con inquilinos que pagan renta, debes hacer constar estos datos en el borrador si es que no figurasen. Especialmente, porque si tributas por tu alquiler tienes derecho a una reducción del 60% de los gastos que te genera esa actividad, como intereses, reparaciones, derramas, el Impuesto de Bienes Inmuebles o el seguro, entre otros. Si eres inquilino desde antes de 2015, tienes derecho a una deducción estatal. Si no resides en La Rioja o Murcia, también cuentas con una deducción autonómica que varía según la comunidad.
  • Deducciones autonómicas: es necesario prestar atención a este apartado, ya que las ventajas varían dependiendo de la comunidad en la que residas y porque la Agencia Tributaria no suele incluirlas por defecto en el borrador. 

Leer más: Planes de pensiones: 3 claves para saber si compensa invertir en ellos para desgravar

Entender el resultado

Chica pensando frente al ordenador
Pexels

Ya has revisado el borrador, pero ¿sabes dónde encontrar el resultado de tu declaración? ¿Conoces el significado de una declaración a pagar o a devolver? Ambas cosas son indispensables para saber qué tienes que hacer una vez presentada la declaración de la Renta 2018.

Primero, es necesario consultar la casilla 550 para conocer la cuota diferencial de la declaración, es decir, el resultado de restar las deducciones al IRPF, lo que nos permite saber el resultado de nuestro ajuste de cuentas con Hacienda. Si la casilla viene precedida de un signo negativo (-), significa que tienes derecho a una devolución de parte de los impuestos que has pagado; en caso contrario, te toca pagar a Hacienda.

 

Corregir y confirmar el borrador

Productividad con el ordenador portátil
Getty Images

Una vez que has revisado las deducciones y ventajas a las que tienes derecho, llega el momento de añadir las que no figuren en el borrador, además de corregir cualquier dato que no sea correcto. En el momento en el que todos los datos cuadren, dispones de 4 opciones para presentar definitivamente tu declaración de la renta:

  • A través de Renta web: se trata de la vía más sencilla, dado que la solicitud y corrección del borrador se hace en la web de la campaña de la Renta que lanza cada año la Agencia Tributaria. Solo hay que confirmar y la declaración ya estará presentada, a falta de recibir la devolución o pagar el IRPF que reclama el fisco, según el caso.
  • En la app de la Agencia Tributaria: desde el año pasado, existe una aplicación gratuita para móvil que permite presentar la declaración de la Renta "en un solo click", así como realizar otras gestiones fiscales y recibir notificaciones de Hacienda. Su funcionamiento depende de Renta Web, por lo que la operativa es muy similar. 
  • Por vía telefónica a través del Plan Le Llamamos: a pesar de ser una vía minoritaria, la Agencia Tributaria ha puesto en marcha este servicio para atender a personas que habitualmente confirman su borrador de manera presencial porque son ajenas a las nuevas tecnologías. Para poder acceder al plan es necesario solicitar cita previa en los teléfonos 901 12 12 24, 91 535 73 26, 901 22 33 44 o 91 553 00 71 o en Renta Web y elegir un tramo de 15 minutos entre las 9 de la mañana y las 11 de la noche en el que queremos que un operador nos llame para confirmar el borrador. Puedes acogerte a este plan si no eres autónomo, no ingresaste rentas del trabajo superiores a 65.000 euros o rendimientos de más de 15.000 euros, si no has vendido tu casa en 2018 o si no tienes más de una vivienda en alquiler.
  • De manera presencial: a partir del 14 de mayo se abre el plazo para la presentación de la declaración en las oficinas de la Agencia Tributaria en la provincia en la que residas. Para ello, debes solicitar cita previa en la web de la campaña de la Renta 2018 o en los teléfonos antes mencionados y se te ofrecerá una cita. Las condiciones para poder ser atendido presencialmente son las mismas que para el Plan Le Llamamos.

Te puede interesar