Pasar al contenido principal

Desconfína-T Teletrabajo: cómo hacer más fácil tu vuelta a la oficina tras el confinamiento

  • A medida que se avanza en el proceso de desescalada se aproxima el momento de volver a la oficina.
  • Pero puede que, tras dos meses teletrabajando como consecuencia del confinamiento, te hayas acostumbrado a desarrollar tu jornada desde casa.
  • En este aspecto, quizá la vuelta a tu trabajo te resulte más complicada de lo que podrías pensar. Puede que extrañes pasar tiempo con tu familia, te genere ansiedad o incluso ahora te sea más complicado concentrarte en tu puesto.
  • Así lo considera la terapeuta, divulgadora y CEO de El Animal Emocional, Ana Sánchez-Anegón.
  • Para evitar estos problemas y hacerte más fácil la desescalada del trabajo, la experta ofrece una serie de consejos para que puedas llevar mejor tus futuros días sin el teletrabajo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La lucha por combatir la pandemia ha llevado a tener que asumir restricciones de movilidad, que en muchos casos ha significado tener que trasladar la oficina a casa de manera forzosa.

Hacerlo no ha sido fácil. Teletrabajar implica cierto dominio de algunas herramientas y cualidades claves, entre ellas la disciplina, la capacidad de gestión y por supuesto contar con un espacio físico concreto que pueda ser destinado a tu jornada. 

Y todo ello bajo las condiciones del confinamiento, que no son precisamente las más óptimas: como la imposibilidad de salir a desconectar o el tener que desarrollar tu trabajo mientras lidias con más integrantes en la casa, incluyendo niños.

Pero después de dos meses teletrabajando, puede que te hayas acostumbrado a todo ello, y comiences a ver el lado positivo de trabajar desde casa. Desarrollar tu jornada desde cualquier lugar, poder pasar más tiempo con tu familia o incluso lograr mayor concentración, son algunos aspectos que quizá han comenzado a gustarte.

A medida que se avanza en el proceso de desescalada es posible que se acerque con ello la fecha de regresar a tu oficina.  Vamos entrando en la llamada "nueva normalidad", pero ante esta debes saber que es muy posible que muchos hábitos comunes hayan cambiado por el coronavirus, incluyendo tu trabajo.

En otras palabras: toca adaptarse poco a poco a la vuelta a la oficina, algo que puede costar más de lo que crees. Para ayudare en ese tránsito, la terapeuta, divulgadora y CEO de El Animal Emocional, Ana Sánchez-Anegón, ofrece a Business Insider España una serie de consejos para que puedas llevar mejor tus futuros días sin el teletrabajo. 

Leer más: 3 horas extra de teletrabajo ponen a prueba la conciliación diaria de lo profesional y lo personal durante la cuarentena

En su opinión, dejar de trabajar en casa y volver a la oficina no va a ser sencillo. 

"Probablemente eches de menos todos esos ruidos de tus hijos, de tu familia al rededor de ti, que al principio tanto te costaban y que después te acostumbraste a ellos", remarca la experta. 

Para ello su consejo es aprender a delimitar tu espacio. 

"Tienes un espacio para tu oficina y tienes un espacio para tu familia en tu casa, y recuerda nunca los mezcles porque entonces puedes tener una mala salud mental" recomienda Sánchez-Anegón.

Asimismo, la coach emocional subraya la importancia de saber decir que no cuando consideramos que estamos desbordados, no llegamos o simplemente necesitamos más tiempo propio.

"Es muy importante, a partir de ahora si necesitas más tiempo para ti, comentarlo, si necesitas tiempo para tener un espacio, para más cosas, para tener más ocio... háblalo con tus seres queridos y háblalo con tu jefe."

Cómo proponer a mi jefe teletrabajar varios días a la semana

Como remarca Sánchez-Anegón, puede que tras dos meses teletrabajando te hayas dado cuenta que una vez te acostumbras a ello, concentrarse en casa te resulta más sencillo que en la oficina. No es algo raro, son numerosos los estudios que han señalado los problemas de concentración y rendimiento que conllevan ciertos espacios de trabajo como por ejemplo las oficinas de planta abierta.

Si este es tu caso, la experta aconseja que recapacites sobre qué es lo que te ayuda a permanecer concentrado en casa e intentes trasladar esos hábitos a tu oficina. Por ejemplo, el uso de música relajante o pausas concretas en las que te levantabas a descansar pueden ser fácilmente aplicables en tu trabajo.

Es posible que en este tiempo incluso te hayas dado cuenta de que "te encanta el teletrabajo". Si quieres convertirlo en una posibilidad frecuente y poder trabajar desde casa algunos días de tu jornada, quizás temas comentarle esta opción a un jefe más partidario del presencialismo. 

Para defender el teletrabajo ante tu superior, Sánchez-Anegón recomienda que a la hora de presentar la propuesta hagas hincapié en los aspectos positivos como hacerle ver que "no tenías interrupciones, que te podías concentrar y que realmente te sirvió para poder hacer todo tu trabajo en casa".

Leer más: Teletrabajo equilibrado, formación continua y mejores empleos educativos, sanitarios, tecnológicos y ambientales: así cambiará el trabajo tras la pandemia, según la directora gerente del Foro Económico Mundial

Y a la hora de retomar tu actividad social, la experta aconseja prudencia. Es evidente que tendrás muchas ganas de ver a tus compañeros y amigos, quizá con el confinamiento incluso hayas descubierto que tenías demasiados compromisos sociales. Pero si estás pensando en volver a ellos, hazlo poco a poco.

"La vuelta al contacto social tómala con calma, probablemente quieras ver a muchos amigos, pero calma. No llenes tu agenda de mil actividades sociales, es importante que te cuides", aconseja.

En conclusión, Sánchez-Anegón advierte que debemos entender que la vuelta a la oficina puede suponer un duelo. "Vamos a sufrir ansiedad, vamos a sufrir tristeza, no va a ser fácil la vuelta al trabajo".  

Por ello enfatiza que "si necesitas que alguien cuide tu ansiedad, coméntale a tu jefe o a un experto de la salud mental".

Y además