Cómo hacer un presupuesto para vacaciones y conseguir una dinámica de ahorro

Vacaciones en la playa

Getty Images/haveseen

Ahorrar en todas las épocas del año es fundamental para que la planificación financiera no se vaya al traste en ningún momento. 

Uno de los momentos en los que el gasto está más descontrolado es en verano. Es el momento del año en el que se realizan más excesos y en el que la salud financiera puede quedar más en entredicho. De ahí a la importancia de siempre tener un buen hábito de ahorro como puede ser la realización de transferencias automáticas y no gastar más de lo que se ingresa

Siguiendo este hilo, cobra especial importancia el hecho de tener un buen presupuesto para vacaciones. Si se ajusta a unos parámetros normales, puedes evitar incurrir en pérdidas o problemas económicos. Es importante seguir una buena estrategia con tu dinero y hay algunos aspectos clave que debes tener en cuenta. 

El verano puede ser para muchas personas una temporada llena de gastos. Más aún tras la larga pandemia que se ha atravesado desde el año 2020. Este año puede ser especialmente delicado en términos financieros para muchas personas, aunque para otras será un buen momento de contener los gastos en previsión de lo que pueda pasar en otoño.

Los esfuerzos que ha de hacer una familia media para planificar sus vacaciones de verano es muy importante. Sin la planificación adecuada y sin un presupuesto familiar equilibrado el periodo vacacional puede ser un tormento. 

Para intentar mitigar los efectos, hay algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta

La importancia del transporte y la alimentación en el presupuesto del verano

El primer apunte que has de tener presente a la hora de hacer tu presupuesto vacacional tiene relación con el transporte. Si tienes pensado viajar a tu destino veraniego en coche, avión, barco o tren, tendrás que averiguar o estimar a cuánto ascenderá el coste de ese viaje que te has trazado.

Los billetes de avión suelen ser más caros los fines de semana y son más baratos los martes o los miércoles. Son aspectos que debes tener en cuenta a la hora de reservar tus vacaciones. 

Mientras, si viajas en coche, lo mejor que puedes hacer antes de partir es mirar qué gasolineras hay por el camino y ver cuáles son las más económicas para hacer el repostaje. Hacer una planificación de tus paradas te puede ayudar a ahorrar importantes cantidades, aunque no lo creas.

Asimismo, es la mejor manera de ahorrar dinero es comprando el billete con antelación. Si compras el billete con 15 días de antelación puedes beneficiarte de importantes descuentos. Si aprovechas para coger la ida y vuelta de golpe, también tendrás rebajas de precios. 

Asimismo, es igual de importante para ahorrar costes el alojamiento para presupuestar los costes del verano. Los hoteles suelen tener unos precios más altos durante los fines de semana, ya que su demanda es más alta. En este sentido, si quieres ahorrar dinero tendrás que consultar todas las condiciones y servicios del hotel. 

Una posibilidad muy interesante es conseguir una habitación de hotel a buen precio es llamar directamente al hotel y preguntar si aplica algún descuento adicional. Muchas veces en los buscadores de hoteles no salen estas ofertas. 

Por otro lado, presupuestar los gastos de alimentación, aproximadamente, es clave para llevar unas finanzas personales adecuadas durante la etapa vacacional. Esto es así porque supone una de las partidas más caras a la hora de crear un presupuesto para vacaciones.

Aquí es recomendable incluir aperitivos que tomes a lo largo del día, bebidas y un largo etcétera. 

Es recomendable evitar comer en el hotel o en sitios ubicados cerca de atracciones turísticas, porque suelen ser mucho menos económicos. Cuanto más se ajuste el presupuesto, mejor será para el resto del año. 

El ocio, los pequeños gastos y la incorporación de un fondo de emergencia

A todo esto, hay que sumarle la importancia del ocio y de los pequeños gastos. A menos de que hayas elegido un paquete vacacional en el que esté “todo incluido”, las actividades y excursiones que hagas durante tus vacaciones tendrás que pagarlas y deberías tenerlas previstas en tu presupuesto. Incluso con el “todo incluido” es posible que algunas actividades tengas que pagarlas.

Así, muchas veces se piensa en los “gastos hormiga” de las vacaciones y por ese motivo no se incluye en el presupuesto para las vacaciones veraniegas.

Un ejemplo sería las tasas de alquiler de un coche, suplementos por hacer uso de toallas extra (algunos hoteles lo cobran), impuestos de entrada o de salida a un país, etc. Con un poco de planificación puedes estrechar el cerco a estos costes.

Por último, al igual que en tus finanzas personales, disponer de un fondo de emergencia para tus vacaciones resulta vital. Este te puede servir para incluir el precio de los seguros, medicinas, reparaciones del automóvil o cualquier gasto que pueda surgir inesperadamente. Para ello debes separar una parte de tu presupuesto. Se recomienda que destines entre el 15%-20%.

Otros artículos interesantes:

Estas son las mejores aplicaciones para comprar y vender criptomonedas en la actualidad

Así es el reto de las 52 semanas, uno de los métodos más exitosos para ahorrar dinero

Cuánto dinero cuesta contratar una empresa de mudanza en la actualidad

Te recomendamos

Y además