Desde descomponer hidrocarburos a generar los antibióticos del futuro: 5 formas en que los hongos podrían ayudar a afrontar algunos de los grandes desafíos del planeta

hongos
Getty Images
  • Desde la cerveza a muchas de las nuevas proteínas vegetales de moda que hoy se consumen están generadas gracias a algunos de los integrantes del reino Fungi.
  • Por sus muchas otras propiedades, los hongos pueden desempeñar un papel clave hacia un futuro más sostenible, por ejemplo descomponiendo el petróleo o ayudando a generar más antibióticos en el futuro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No son plantas ni animales, son otra cosa. Los hongos pertenecen al reino Fungi. En este se incluyen desde el moho que crece en tu bañera a la trufa blanca, uno de los alimentos más caros del mundo.

Se estima que hay unas 100. 000 especies de hongos. Los cuales pueden vivir en una diversidad apabullante de hábitats que incluyen desiertos, fondos marinos o áreas
expuestas a radiación ionizante entre otros.

Puede que suelas pasarlos por alto. O que el término hongo solo te lleve a imaginar algo asqueroso o un champiñón. Sin embargo, su importancia económica es más de la que quizá presupones.

Las levaduras son las responsables de la fermentación de la cerveza y el pan, entre muchos otros alimentos. Desde el siglo pasado se han empleado para producir industrialmente antibióticos, mientras que algunas especies son agentes de biocontrol de plagas. 

Y esas son solo algunas de las funciones que pueden desempeñar los hongos en favor del ser humano. 

En un momento en el que resulta tan necesario encaminar nuestros pasos hacia un modelo de existencia mucho más sostenible, los hongos pueden jugar un papel crucial para conseguirlo.

Así lo advirtió hace años en su charla TED el micólogo Paul Stamets.

Recientemente un artículo en The Conversation elaborado el doctor Mitchell P. Jones, ingeniero, y científico investigador de la Universidad de Viena (Austria) vuelve a enfatizar la idea del lugar que estos seres vivos pueden tener en el futuro del planeta gracias a su versatilidad.

A continuación, 5 formas en que los hongos pueden ayudar a salvar el Planeta. 

Material de construcción biodegradable y neutro en carbono

Greensulate, material a partir de micelio.
Greensulate, material a partir de micelio.

Mimbrea

Los hongos son la clave de un nuevo material de construcción con bajo contenido de carbono, resistente al fuego y que disuade a las termitas.

Esto se debe a que su crecimiento permite reciclar subproductos como cáscara de arroz, paja de trigo o cáscara de azúcar en materiales compuestos económicos y sostenibles. 

La espuma resultante es biodegradable y neutra en carbono. Se caracteriza además por su baja conductividad térmica, alta absorción acústica, como remarca la investigación.

Puede reemplazar aislamiento de espuma, madera y plástico, núcleos de puertas, paneles o suelos, siendo especialmente prometedoras como espumas de aislamiento térmico y acústico.

Empresas como IKEA ya han comenzado a considerar este material a base de hongos para reducir sus desechos y favorecer el reciclaje

No es el único uso. 

Como subraya el artículo The Conversation, aislar solo el micelio (la parte oculta de los hongos) puede producir una espuma más flexible y esponjosa adecuada para productos como esponjas faciales, piel artificial, plantillas de zapatos o muebles blandos y textiles.

Papel que no deriva de los árboles

bosque
Jacek Karczmarz/ Unplash

Tras la celulosa, la quitina es el compuesto orgánico que más abunda en nuestro planeta. 

Ambos compuestos cumplen misiones semejantes de protección y resistencia en plantas y algas, la primera, y en animales inferiores, como los insectos, y hongos, la segunda.

En los hongos la quitina se encuentra en la pared celular de estos y les otorga resistencia. Se trata por tanto de una estructura fibrosa que puede procesarse en hojas de la misma manera que se fabrica el papel.

Aunque todavía debe conocerse bien sus propiedades al estar sujeta a diferentes fuerzas, se ha comprobado que puede resultar más fuerte que muchos plásticos.

Asimismo, el cultivo de hongos en ambientes ricos en minerales da como resultado cierta resistencia al fuego, al absorber minerales inflamables e incorporarlos a su estructura. 

"Añade a esto que el agua no moja las superficies de los hongos, sino que se escurre y obtendrás un papel bastante útil", acentúa Jones.

Una solución ecológica para limpiar las aguas

Lidl eliminará los microplásticos de sus productos de cosmética, limpieza y detergentes este año

Ricardo Rojas/Reuters

De la quitina se puede derivar quitosano, al modificar esta químicamente mediante la exposición a un ácido o álcali, explica el artículo. El resultado es un material biodegradable, no toxico con destacadas propiedades bioquímicas.

Por ejemplo, "el quitosano está cargado eléctricamente y puede usarse para atraer iones de metales pesados". 

Si a este se le une una red de filamentos de micelio lo suficientemente intrincada como para evitar que los sólidos, las bacterias e incluso los virus penetren se puede crear una membrana ecológica "con impresionantes propiedades de purificación de agua".

"Aunque la tecnología aún no se ha comercializado, es particularmente prometedora para reducir el impacto ambiental de los materiales de filtración sintéticos y proporcionar agua potable más segura donde no está disponible", asegura Jones.

Hongos para mejorar la salud

hongos

Getty Images

El reino fungi puede además ayudar a mejorar la salud.

Sirva como ejemplo la penicilina, desarrollada a partir de especies de hongos del género Penicillium y que ayudó a salvar millones de vidas al combatir infecciones bacterianas.

"En una era de creciente resistencia a los antibióticos, la secuenciación del genoma finalmente nos permite identificar el potencial sin explotar de los hongos para fabricar los antibióticos del futuro", afirma Jones.

Como reveló Stamets en su charla TED, su equipo ha identificado 3 cepas diferentes de hongos Agarikon que son muy activos contra los poxvirus, entre los que se incluye el de la viruela.

Igual de interesante el potencial biomédico del quitosano.

De acuerdo a Jones, aunque aún no están en el mercado, se han diseñado apósitos a partir de este material fúngico con propiedades activas en la cicatrización de heridas.

Una solución para eliminar contaminantes del medio ambiente

Ha habido más de 9.500 derrames de petróleo de petroleros en todo el mundo desde 1967.
Ha habido más de 9.500 derrames de petróleo de petroleros en todo el mundo desde 1967.
Spencer Platt/Getty Images Spencer Platt/Getty Images

Los hongos favorecen el equilibrio de los ecosistemas al descomponer los componentes orgánicos. Por ejemplo evitando la sobreabundancia de material vegetal al eliminar plantas muertas.

Una propiedad que puede contribuir a potenciar la sostenibilidad al ayudar a reparar ciertos daños ambientales.

Los micelios tienen el potencial de descomponer las moléculas orgánicas de algunos grandes contaminantes como el petróleo o de los pesticidas.

En proceso conocido como micoremediación, que permite absorber aceites, contaminantes, toxinas, tintes y metales pesados.

A su vez puede compostar algunos plásticos sintéticos, como el poliuretano, añade Jones. 

E incluso se puede ir más allá. Como en el caso de la empresa Coeico, que diseñado un traje funerario destinado a facilitar la degradación del cadáver de manera ecológica.

Para ello la prensa está cubierta de esporas de una clase de hongos que ayudan a degradar el cadáver, al consumir tejido muerto.

Quizá esto aún suene algo extremo, pero es más que posible que en el camino hacia un futuro más sostenible los hongos tengan un papel relevante.

Otros artículos interesantes:

Los plásticos de un solo uso son el principal contaminante de los océanos: estas 7 empresas españolas están trabajando para evitarlo, creando envases biodegradables e incluso comestibles

Estos auriculares están hechos enteramente de hongos y otros microbios: así es como este laboratorio convierte microorganismos en una alternativa al plástico y al cuero

Los 5 productos más perjudiciales para el medioambiente que usas a diario