Ser un cotilla no te define: aprende a lidiar con momentos incómodos en la oficina

Cotillas

Getty Images

  • A veces, los cotilleos en la oficina parecen casi inevitables, pero tu actitud frente a ellos pueden ayudarte.
  • Si te has visto envuelto en una situación difícil en torno a ciertos chismes, recuerda que no tienen por qué definirte y que puedes mejorar la situación. 
  • A continuación, encontrarás 4 consejos para no caer en la espiral de los cotilleos y lidiar con estas situaciones en la oficina. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todo el mundo, o casi todo, se ha visto comprometido alguna vez en su vida por una situación incómoda en la que ha tenido que lidiar con afirmaciones como "por qué dices eso de mí" o "lo que tengas que decir, dímelo a mí".

Por la propia naturaleza humana, hay situaciones que se comentan, pero hay que saber cuándo se hace por mera curiosidad y cuándo se hace con malicia

Cuando estas situaciones se dan en un entorno de trabajo, pueden hacer muy difícil sobrellevar el día en la oficina, ya que lo más probable es que, tanto para la persona afectada como para ti, esta situación incómoda ocupe la mayor parte de tus pensamientos. 

6 acciones efectivas que puedes tomar si notas que te discriminan por tu edad cuando buscas trabajo

Lo más importante cuando te ves envuelto en una situación de cotilleo es, en un primer momento, pedir disculpas si debes hacerlo, contigo mismo y con la persona afectada. Y segundo, parar esa situación. 

Teresa Rodeja, psicóloga del Colegio de Psicólogos de Cataluña (COCP), en una entrevista para La Vanguardia, explica que, pese a la connotación negativa que tiene "ser un cotilla", también es "una manera de intercambiar emociones y sentimientos, así como reforzar de vínculos, buscar protección y sentir que se forma parte de un grupo social". 

La cuestión es cómo lidiar con estas situaciones en el entorno de la oficina. Aquí tienes 4 consejos:

1. Perdónate a ti mismo

¿Has sido complice de la propagación de un cotilleo? Está mal, claro que sí, pero a veces no hay marcha atrás. 

Lo más importante es que te des cuenta de que es un error que puede cometer cualquier persona; eso sí, debe servirte para darte cuenta de que no tiene sentido hacer algo que no quieres que te hagan a ti. 

Hablar por hablar de los demás sin fundamento, o sin saber si algo es cierto, te perjudica a ti y a la persona a la que involucras en tu chisme. Si sientes mucha curiosidad, habla con esa persona de manera directa y sana. 

2. Conoce los límites

No es lo mismo lanzar un rumor de que van a hacer un ajuste de empleo en la empresa que meterte directamente en la vida privada de un compañero de trabajo. 

Ambas están mal, pero la primera, pese a que infunda miedo en los trabajadores, no personaliza y no puede causar tanto daño como la segunda. 

Como explica Teresa Rodeja, es mejor que seas el cortafuegos que quien propaga el rumor. 

3. ¿En qué círculos te mueves?

Si no quieres formar parte del entorno de los chismes, no estés cerca de ellos. A veces, es injusto que se meta a todos en un mismo saco pero, en ocasiones, no moverte de ahí también es posicionarte. 

Lo mejor que puedes hacer, según explica, es desviar la conversaciones cuando empiezan a tornarse más oscuras. Optar por una broma, un cambio de tema de manera educada puede ayudar. 

Pero, desde luego, la mejor manera es no formar parte de los círculos que mueven los cotilleos. 

4. Conectar con los compañeros deben ser más natural que hablar de cotilleos 

En un entorno profesional no tienes por qué hacer amigos. Lo que sí puedes hacer, tal como aconseja la psicóloga, es mantener relaciones distendidas y relajadas con todos tus compañeros. 

No es ser asocial, puedes optar por tomar unas cañas fuera del trabajo, hacer deporte con ellos, como el pádel que ahora está muy de moda en el entorno laboral, o no fallar en las cenas de empresa. 

Pero, en lo que a la oficina se refiere, cuanto más relax, mejor.

Otros artículos interesantes:

Danone lanza un plan para mejorar las habilidades de sus empleados ante el nuevo entorno laboral poscoronavirus

12 historias terribles sobre los peores compañeros de trabajo del mundo (contadas por las personas que los han sufrido)

En Dinamarca, trabajar hasta tarde causa mala impresión a jefes y compañeros de trabajo