Cómo identificar que eres un falso autónomo

Qué es un falso autónomo
Ross Sneddon / Unsplash
  • Los falsos autónomos llevan unos años en el punto de mira de la Seguridad Social, que siguen persiguiendo estas prácticas fraudulentas por parte de las empresas.
  • Diversas sentencias han dado la razón a los trabajadores, obligando a las empresas a darles de alta como asalariados y regularizando su situación con su régimen correspondiente.
  • Sin embargo, no siempre es sencillo identificarlos. Comparten muchas características con los asalariados, pero puede ser complicado demostrar que tu situación no es legal.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los falsos autónomos han estado en el punto de mira de la Seguridad Social en los últimos años, especialmente a raíz de la aparición de los repartidores de comida a domicilio, los famosos ‘riders’. Para las empresas que les contrataban, son trabajadores autónomos que facturaban por sus servicios y, por tanto, son ellos quienes tienen que cotizar a la Seguridad Social; sin embargo, los ‘riders’ continúan unos derechos como trabajadores de sus empresas, ya que su situación equivalía a la de un asalariado a todos los efectos.

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha establecido que la relación existente entre este tipo de trabajadores y la empresa Glovo tiene naturaleza laboral, y no mercantil como venía sucediendo hasta ahora. Es decir, el Alto Tribunal se pronuncia en esta polémica, declarando a los ‘riders’ como falsos autónomos, y obligando a las empresas a darles de alta en el Régimen General de la Seguridad Social, abonando las cuotas no satisfechas a su Tesorería. Sin embargo, hasta llegar hasta este punto, se ha recorrido un largo recorrido judicial que, hasta ahora, siempre había favorecido a los falsos autónomos.

Identificar quién es y quién no es un falso autónomo no es algo sencillo. Sin embargo, sí existen una serie de claves para saber en qué situación laboral te encuentras.

¿Quién pone el material para trabajar?

El factor más importante a la hora de detectar falsos autónomos es el uso y la propiedad de los elementos necesarios para ejercer la actividad. Si el material y los medios de producción son propiedad del trabajador, estaríamos ante un contrato de autónomo; en caso contrario, el trabajador debería estar dado de alta como asalariado.

Si la empresa es quien proporciona la infraestructura necesaria al trabajador, es muy probable que estemos ante un caso de falso autónomo. De hecho, recientes sentencias de Tribunales en España han declarado como falsos autónomos a trabajadores que utilizaban vehículos rotulados con publicidad de la empresa para la que prestaba sus servicios, y lo mismo ha ocurrido en el caso de Glovo y Deliveroo.

Leer Más: Diferencias entre falso autónomo y económicamente dependiente

¿Qué dice el contrato sobre tus obligaciones?

La principal ventaja de los autónomos y trabajadores por cuenta propia es su flexibilidad y libertad para trabajar. No tienen un horario predeterminado, ni una clientela fija de clientes, ni una relación de tareas impuesta por una empresa, ni por supuesto tienen que cumplir con un código de vestimenta o cualquier otra consideración sobre las normas o cultura de la empresa. 

Por eso, si en el contrato lees alguna cláusula que imponga una relación de tareas a realizar, un horario de trabajo, normas empresariales y, en general, cualquier otra norma que te haga parecer un trabajador en plantilla, probablemente debas estar contratado con un contrato laboral, y no mercantil.

¿Y sobre tus derechos?

Otro de los elementos que puede hacerte sospechar también puede estar en tu contrato. Si tienes una serie de obligaciones, pero no tienes de los mismos derechos que el resto de los asalariados de la empresa, quizá seas un falso autónomo.

Los trabajadores de una empresa gozan de una protección especial a nivel laboral. Tienen derecho a vacaciones retribuidas, permisos retribuidos en determinadas circunstancias, finiquito e indemnizaciones en caso de despido improcedente. Pero los falsos autónomos no tienen nada de esto. 

Leer Más: El Parlamento Europeo acuerda los derechos mínimos para los trabajadores de Uber, Deliveroo o Glovo

¿Cuánto cobras?

El Estatuto del Trabajo Autónomo, en su artículo 4, se establece que uno de los derechos básicos el autónomo es tener "libertad de iniciativa económica y derecho a la libre competencia". Es decir, debes ser tú el quien debe establecer tus honorarios, tras lógicamente llegar a un acuerdo con el cliente al que le prestas los servicios.

Si estos honorarios vienen impuestos por el cliente, sin dar mucho margen a la negociación, y son similares a las del resto de trabajadores, es probable que estemos ante un caso de falso autónomo

En general, ¿te sientes como autónomo o como asalariado?

En definitiva, si te estás haciendo la pregunta de si debes estar de alta como autónomo o como asalariado, sospecha; es probable que tu situación sea, cuando menos irregular.

Y aunque la mayoría de sentencias están dando la razón a los falsos autónomos, lo cierto es que no existe un criterio fijo para identificarlos. Existen una serie de factores que pueden ser motivo de sospecha, pero solo un juez podrá determinar si realmente tu situación laboral es fraudulenta o no.

LEER TAMBIÉN: Qué son los falsos autónomos y qué riesgos corre la empresa al tenerlos

LEER TAMBIÉN: Cómo calcular el finiquito en 5 pasos sin equivocarte

LEER TAMBIÉN: ¿Cuántos tipos de autónomos existen, qué diferencias hay entre ellos y en cuál encaja tu perfil?

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Autónomos
  2. Emprendimiento
  3. Startups
  4. Empresa
  5. Trabajo
  6. Derechos laborales