Pasar al contenido principal

Tu jefe ya no quiere controlarte, quiere motivar: así está cambiando la inteligencia artificial el liderazgo en las empresas

Directiva
Gettyimages
  • La inteligencia está impactando de manera radical en las industrias transformando estas y cambiando los roles de trabajo.
  • Pero el papel de los líderes empresariales también se está viendo afectado por la inteligencia artificial.
  • Esta tecnología está contribuyendo a que los lideres se fijen más en su capital humano y prioricen las habilidades que no podrán ser automatizadas.
  • Los líderes también se están sirviendo de la IA para aumentar sus propias habilidades, centrándose en objetivos de liderazgo más importantes como nuevas oportunidades de mercado y desarrollo de una estrategia de empresa.

La inteligencia artificial está transformando drásticamente las industrias y los distintos mercados que existen hoy en día. Esta tecnología parece dispuesta a revolucionar los procesos de negocio y muchos de los roles laborales, con un impacto directo sobre el empleo.

Pero aunque mucho se ha hablado sobre esta automatización de los puestos de trabajo y la reconversión laboral que impone e impondrá la transformación digital, poco se ha dicho sobre cómo la inteligencia artificial afectará a directivos y puestos superiores.

Ahora un estudio de Microsoft pone el acento sobre este asunto, analizando la forma en que la inteligencia artificial cambiará las formas de liderazgo y de qué manera los grandes líderes empresariales están abrazando esta nueva tecnología en sus empresas.

El informe, elaborado por Susan Etlinger, analista de IA del Altimeter Group y Heike Bruch, profesor de liderazgo en la Universidad de St. Gallen, ha entrevistado a un total de 800 líderes en siete países europeos –Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Rusia, Suiza, Reino Unido– y los Estados Unidos preguntándoles cómo planean usar la IA y cómo el liderazgo exitoso puede cambiar a medida que las empresas usan más IA.

Los resultados demuestran que prácticamente la totalidad de empresas de dos dígitos de crecimiento (94%) afirman tener la intención de utilizar AI en la toma de decisiones en los próximos tres años, con más de la mitad (53%)  planeando hacerlo en los próximos 12 meses. Frente a esto, las empresas de bajo crecimiento en su mayoría (64%) llevarán la IA a la toma de decisiones en plazos de tres a cinco años. Tan solo un 33% de las empresas de menor crecimiento ha fijado plazos de un año para esto.

Leer más: Desmontando el mito: el 40% de las empresas europeas de inteligencia artificial no usa realmente la IA

En cuanto a las áreas en las que se espera un mayor impacto de la inteligencia artificial, existen prioridades distintas en relación a los tipos de empresas. Mientras que los líderes de compañías de alto crecimiento consideran que la toma de decisiones será la más impactada (53%) seguido de los procesos de optimización (43%), desde las organizaciones de menor crecimiento es en cambio la optimización de los procesos el área que se considera será más influenciada por esta tecnología, de acuerdo a un 34% de los encuestados.

Ambos tipos de compañías opinan que la inteligencia artificial tendrá un menor impacto en el desarrollo de nuevos productos y servicios: así lo creen el 28% de las compañías de alto crecimiento y el 27% para las de menor crecimiento.

Preguntados sobre los retos clave que impone la inteligencia artificial, la mayoría de líderes considera que la adaptación rápida a entornos nuevos y cambiantes del mercado, es el principal desafío (47%). A este le siguen, promover una cultura para que las personas prosperen a partir de la IA (41%) y desarrollar ideas sobre cómo la inteligencia artificial puede ayudar a agregar valor a las soluciones de los clientes (40%).

Focalizados en la estrategia, la cultura y las habilidades

A medida que las empresas utilizan más inteligencia artificial, los líderes se centran más en sus empleados.

Así lo recogen las principales conclusiones del informe, analizadas por el presidente de Microsoft para EMEA, Michel van der Bel, que muestran cómo el paso de ciertas tareas a las máquinas está llevando a los líderes empresariales a invertir más en sus trabajadores, reconociendo el impacto que las cualidades humanas no automatizables suponen para mejorar su empresa.

Los directivos de empresas afirman que habilidades como la empatía, la creatividad en la resolución de problemas y la capacidad de trabajar en equipo son factores humanos que tienen cada vez más "un valor incalculable para el éxito de una empresa".

Leer más: 6 consejos para evaluar correctamente las habilidades sociales de un candidato en una entrevista de trabajo

De esta manera la inteligencia artificial está llevando a los líderes empresariales a pasar de ser menor directivos a motivadores más efectivos del talento. Según Michel van der Bel, presidente de Microsoft EMEA “como IA ayuda a los líderes a abordar las tareas operativas de manera más efectiva, pueden cambiar su enfoque hacia empoderar a su gente. Esto significa confiar en que las personas abordarán los desafíos a su manera y asegurarse de que están equipados para estar en su mejor momento".

Pero no solo se trata de mejorar las capacidades de los empleados, de acuerdo al informe, los líderes también se están sirviendo de la IA para aumentar sus propias habilidades.

Los resultados muestran que casi la mitad de los líderes de compañías de alto crecimiento están adoptando la inteligencia artificial para ayudarse a establecer la dirección y centrarse en objetivos de liderazgo más importantes, tales como objetivos, nuevas oportunidades de mercado y establecer una estrategia de empresa. Cuestiones que solo pueden pasar a través del ingenio humano.

Y además